NACIONALES   Junín, Martes 23 de abril de 2019
Giselle Robles, ex abogada de Fariña, será querellante en la causa por espionaje ilegal
La letrada habló se distintos tipos de hostigamiento hacia ella y su familia y exhibió pruebas desde su cuenta de Twitter.

La ex abogada de Leonardo Fariña, Giselle Robles, contó que el juez Alejo Ramos Padilla la aceptó como querellante en la causa por presunto espionaje ilegal e insistió con el vínculo entre su ex representado, los servicios de Inteligencia y el Gobierno.


Según explicó desde su cuenta de Twitter, el magistrado hizo lugar al pedido “al considerar que podría ser víctima de la organización de espionaje ilegal integrada por (el falso abogado Marcelo) D'Alessio, Fariña y (el actual abogado de su ex defendido) Rodrigo González”.


“Decidí presentarme al haber sufrido diversas acciones delictivas como seguimientos a mis hijos, pinchaduras telefónicas, intentos de robo, denuncias penales y amenazas. Quieren silenciar lo que sé de mi ex cliente Leonardo Fariña”, denunció la letrada que semanas atrás presentó ante Ramos Padilla copias de mails que le habían mandado desde el Gobierno a su ex cliente para guionarle las declaraciones.


En su hilo de tuits, Robles argumentó su postura respaldada por fragmentos de los mails y por algunos textos manuscritos de Fariña. De este modo indicó que “hasta principios de 2016 Fariña reconocía haber formado parte de una operación ‘político-mediática’: ‘Agentes de la ex Secretaría de Inteligencia me utilizaron a los fines de concretar un impacto institucional, una especie de golpe blando para erosionar la figura presidencial’”.



Luego se refirió a “varios Fariñas a lo largo del tiempo” y aseguró que cuando lo representaba, él “quería desmentir sus dichos públicos. Todo cambió cuando prorrogaron su prisión preventiva el 23 de marzo de 2016. Allí puso en marcha su ‘Plan B’”.


En ese sentido afirmó que Fariña le dijo que había arreglado con "distintos sectores de inteligencia" para conseguir su libertad e insistió con que para esto “le solicitaron guionar por mail sus declaraciones para incriminar al gobierno saliente en actos de corrupción en la obra pública”. Entonces afirmó que su entonces defendido le había reconocido “que sus conocimientos en materia de obra pública eran nulos, dado que sólo se había desempeñado como asesor contable durante pocos meses. Para presentarse, fue asistido por una abogada especialista en el tema”.



De acuerdo con el relato de Robles, se enteró de la libertad de un tercero e insistió con la participación del oficialismo en torno a la situación de Fariña. “El periodista Luis Gasulla me hace saber que a Fariña lo liberarían gracias a las gestiones de Carrió y Patricia Bullrich. Esto sucedió el 13 de abril, tan solo una semana después de su declaración guionada. La Diputada Oliveto me mandó sus felicitaciones”, indicó.


Entonces cargó con munición más gruesa al afirmar: “El 28 de junio nos reunimos con el Ministro de Justicia Germán Garavano. El gestor del encuentro fue Luis Majul. Allí se acordó: - El alquiler de una casa en Devoto con Parrilla y jacuzzi - El apartamiento al Juez Rozanski - Continuar declarando en la misma línea”.


“El acuerdo se cumplió el 1 de agosto de 2016. Fariña presentó una declaración por escrito en la que copia y pega los mails recibidos a la famosa cuenta de protonmail y firmó ese mismo día el contrato de alquiler de la casa en Devoto”, siguió y explicó: “El 30 de agosto de 2016 presenté mi renuncia a la defensa de Fariña. No quise ser parte de este mecanismo. Desde entonces fui denunciada penalmente, dos veces quisieron ingresar a mi auto y fui seguida con mis hijos. Por estoy relevada de guardar secreto profesional”.

Copyright 2007/2019 Diario Junin | Todos los derechos reservados