25-04-2014 | Nota enviada por: Silvio Bravo                4571
  PERIODISMO CIUDADANO
TAXIS, COBARDÍA E INCUMPLIMIENTO DE DEBERES
Hemos sido testigos en los últimos días de la puja propietarios de taxi / municipalidad por la regulación de las nuevas tarifas, tarifas que el municipio pretende aumentar a través de un mínimo y un máximo que los mismos propietarios de taxi deben determinar a través de la libre competencia. Lamentable es comprobar que esta puja tiene como común denominador la cobardía: la cobardía de la municipalidad por no atreverse a otorgar un aumento sin más trámite, delegando en las paradas de taxis la regulación de las mismas, lavándose de este modo las manos frente a los contribuyentes; y cobardía de parte de los propietarios de taxis que huyen, como de la peste, de la posibilidad de libre competencia entre diferentes paradas con una tarifa flotante. En esta puja de cobardes, los únicos perjudicados -como siempre- son los usuarios o contribuyentes que verán, de un modo u otro, afectado sus bolsillos. Es cierto que hace un año que la tarifa no aumenta pero hay unas cuantas cuestiones que deben tenerse en cuenta en esta pretensión de aumento. Leía la semana pasaba en LA VERDAD las declaraciones de Salcedo, representante de los propietarios de taxi, sustentando el pedido de aumento en un estudio comparativo que habían hecho con la ciudad de La Plata, por revestir "similares características" que Junín (¿?) ¿Se habrá enterado Salcedo de que La Plata tiene 649.613 habitantes y Junín 90.305? ¿Se habrá enterado también que La Plata cuenta con servicio de colectivos y Junin no? ¿Dónde están la similitudes? ¿Habrá que buscar entonces otro tipo de similitudes? Comparar, por ejemplo, las tarifas de localidades de similar tamaño a Junin para darse cuenta de lo excesivo de las tarifas de los taxis locales. A mi se me ocurre -y esto es a lo que quería llegar- que a la hora de buscar elementos que determinen la justificación de un aumento, habría también que analizar elementos que justifiquen -como contraparte- no aumentarlo. Hablaba Salcedo del aumento de insumos automotores y combustibles durante el año como determinante del incremento de costos; pero omitió mencionar los costos que no se incrementan, esto es: los costos laborales de los propietarios de taxis, costo que no se incrementan por la sencilla razón ser costos ABSOLUTAMENTE INEXISTENTES. El 99 por ciento de los choferes de taxi de Junín trabaja en negro. Y lo hace a la vista de la población, de la Municipalidad, de la AFIP y del Ministerio de Trabajo. La Municipalidad requiere a los choferes una libreta sanitaria donde - desde 2013- se exige la constancia del CUIT del empleador. En las dependencia Municipales de calle Vicente López y Planes la municipalidad realiza la inspección regular de los taxis donde exige las presentación de las libretas sanitarias de los choferes y sus carnets, es decir la Municipalidad tiene conocimiento en FORMA DOCUMENTADA DE EMPLEADORES Y EMPLEADOS DE TODOS Y CADA UNO DE LOS TAXIS DE LA CIUDAD. Ya que tantas exigencias requiere EL MUNICIPIO (exigencias por las que cobra tributo obviamente) ¿por qué nunca se les ocurrió, por ejemplo, solicitar a los propietarios de taxi el Alta Temprana de AFIP de los choferes como un modo de asegurarse el empleo formal? Como complemento de esta "desprolijidad" las eventuales denuncias de estas irregularidades efectuadas al Ministerio de Trabajo solo tienen como resultado un liviano relevamiento hecho por un funcionario, como mera formalidad y sin ninguna otra consecuencia. Asistimos, entonces, a una insólita y sospechosa situación donde los organismos de contralor- municipales, provinciales y nacionales- son pasivos espectadores (cómplices solidarios)de una masiva situación de empleo en negro impune y verificable a simple vista. ¿Con qué autoridad moral, entonces, los propietarios de taxis salen a solicitar aumento de tarifa por incremento de costos? Los propietarios de taxi no solo NO AFRONTAN NINGÚN COSTO LABORAL sino que pretenden NO COMPETIR ENTRE ELLOS para mantener de mejor modo sujetos a los clientes cautivos que tienen en la ciudad de Junín ante la inexplicable ausencia de transporte urbano de pasajeros. Lo choferes de taxi no solo no tienen representación gremial en Junin sino que están expuestos a una continua situación de explotación laboral con extensísimas jornadas de trabajo, sin descansos de ley, sin beneficios sociales, sin cobertura de obra social ni ART, en paradas a las que ni siquiera se les exige contar con un baño. Los propietarios de taxi de Junin no solo cuentan con el beneficio de EVADIR las cargas sociales de sus empleados, beneficiándose con lo menores costos, sino que cuentan con la menor exigencia del país en cuanto a antigüedad de los vehículos, esto es 15 AÑOS (contra un promedio de 5 del resto del país) brindando al usuario un servicio de mucho menor calidad y más caro. Otras ciudades no solo exigen coches más nuevos sino que exigen motores 1.6 o superiores o coches tipo sedan, exigencia que no existe en Junin y que posibilita que autos casi de juguete se brinden como transporte de pasajeros. Pero lo más grave de esta situación no es que los propietarios de taxi estén temiendo la libre competencia de precios (que algunas paradas mantenga el actual precio no haría más que comprobar que el aumento es injustificado, este es en ciernes el temor) lo más grave es que la Municipalidad CON TOTAL CONOCIMIENTO DE LA IRREGULAR SITUACIÓN DE LOS CHOFERES A ELEGIDO LA INACCIÓN COMO ÚNICA RESPUESTA. Teniendo esto en vista, y mientras esta situación subsista, habría que preguntarse en que ámbito -Municipalidad, Ministerio de Trabajo o AFIP- HAY FUNCIONARIOS PÚBLICOS INCUMPLIENDO SUS FUNCIONES.


COMENTA LA NOTA

Aviso Importante: Los comentarios y notas que se publican en PERIODISTA CIUDADANO son de exclusiva responsabilidad de los autores de los mismos