DIARIO JUNIN - Junín Bs As
DiarioJunin.com
Junín, Miercoles, 26 Julio 2017 17:30 hs.
☰ Menu
12-03-2014
¿Cómo una madre de tres niños consigue perder 50 kilos?
Alanna Gerwitz-Stern nunca había hecho ejercicio en su vida. Ella nunca cuidó su dieta. Pero después de tener a su primer hijo, Jacob, en diciembre de 2009, no podía bajar el peso que ganó por el bebé.

  • ¿Cómo una madre de tres niños consigue perder 50 kilos?

 Stern había ganado más de 45 kilogramos durante el embarazo, alcanzando 104 kilos, teniendo una estatura de 1.71 metros. Ella se escondía debajo de sudaderas, suéteres y ropa deportiva.
"Me daba vergüenza incluso ir al gimnasio", dijo Stern, 33. "Estaba tan increíblemente fuera de forma y la gente con la que trabajaba estaba increíblemente en forma. Me sentía como una monstruosidad cuando caminaba por la calle".
A pesar de sus mejores esfuerzos para perder el peso extra, solo había logrado perder 4,5 kilos para el siguiente mayo.
"Me sentía muy avergonzada de mí misma", dijo Stern. "Sentía que era capaz de hacer mucho más y no quería ser como esas mujeres que aceptan su peso y que ese es su destino como madre joven. Sentía que había una mejor yo".
Frustrada, Stern recordó haber oído sobre un nuevo gimnasio llamado Core Concepts cerca de su casa en Toronto, Ontario.
El dueño de Core Concepts, Joshua Lipsey, dice que la idea detrás de sus ejercicios es que tu núcleo, conformado por tus abdominales, oblicuos, espalda y glúteos, es el origen de tu movimiento. Un núcleo fuerte mejora la postura y el equilibrio, así como también disminuye el riesgo de lesiones.
Los ejercicios de Lipsey consisten en ejercicios de peso corporal, incluyendo tablas para abdominales, spagat y pedaleo de bicicleta, extensiones de espalda y sentadillas de postura ancha.
El núcleo es el principal "área problema" para mucha gente, dice Lipsey. Es el punto en el cual los hombres y las mujeres tienden a notar primero los kilos extra. Pero porque el centro incluye varios músculos grandes, el ejercitarlo permite quemar calorías rápido. Como tal, el atacar el centro puede resultar en una rápida pérdida de peso, dice Lipsey.
Después de investigar el concepto de Lipsey, Stern decidió entrar y presentarse. Ese día, ella se inscribió a las clases y empezó a quitarse los kilos extra.
Lipsey hizo que Stern se visualizara enfrente del espejo y ella empezó a ver el cuerpo que quería. Ella dice que eso construyó la motivación que necesitaba para alcanzar sus metas de pérdida de peso.
"Visualizamos como se vería mi cintura, estómago y brazos y nos quedamos en ese camino hasta que estuviéramos felices con los resultados", dice Stern. "Josh nunca me dejó perder de vista cómo llegar ahí".
Stern describe el concepto de Lipsey como no convencional.
"No es una clase de spinning, no es una clase para correr, no es una clase de Pilates", dice. "Él llevó mi estado físico a un nivel completamente diferente y realmente me desafió".
Tanto Lipsey como Stern enfatizan que para ver los resultados tienes que cambiar todo tu estilo de vida.
"Si crees que la hora en la que vas al gimnasio es lo que cuenta, en realidad no es así", dijo Lipsey. "Es hacer otras cosas, como salir a caminar con tu perro, no subirte a las gradas eléctricas del centro comercial; están todas estas pequeñas cosas".
Después de casi ocho meses de comer sano, incrementando el consumo de frutas y vegetales mientras disminuía el consumo de carne, y asistiendo a clases pliométricas una hora diaria, seis días a la semana, Stern perdió 48 kilos, las cuales aún eran más de las que había ganado durante el embarazo.
Pero poco después alcanzó su meta de peso, Stern pasó de un extremo al otro. Ella quedó embarazada de gemelos. Sin embargo, esta vez ella estaba determinada a mantener la línea. Ella continuó haciendo ejercicio hasta que nacieron Lily y Levi, ahora de 18 meses de edad.
Stern solo ganó 22 kilos durante su segundo embarazo. Ella perdió 17 de esos kilos dentro de las dos semanas siguientes al nacimiento y los últimos 4,5 kilos para finales de año.
"Los últimos 10 kilos fueron duros, como usualmente lo son para la gente, pero ella perseveró y se negó a fallar", dice Lipsey.
Aparte de sentirse mejor físicamente como nunca, Stern también se siente menos tímida y ya nunca evita salir. Ella puso el tiempo y el esfuerzo, y su cuerpo respondió.
"Era impresionante verme lograrlo, porque la cantidad de determinación que toma llegar a ese nivel realmente es tanto mental como físico", dice Stern. "Necesitas tener mucha determinación mental".
Tener tres niños plantea un desafío para mantener el peso, pero Stern dice que el tiempo invertido vale la pena.
"Es una hora diaria que puedo tomar para hacer algo bueno por mí", dice ella. "Regreso a casa renovada y lista para cualquier desafío que enfrento en la vida".
Con menos tiempo libre para asistir a clases en las horas establecidas, Stern se ha mantenido por medio de la aplicación para móvil de Lipsey, Gym Tuck, la cual fue lanzada en noviembre.
La flexibilidad de las aplicaciones le ha permitido a Stern comprometerse con su plan de ejercicios, incluso con tres hijos y una agenda ocupada después del trabajo. Mientras que ella trata de ejercitarse en cardio usando el carruaje para correr, la aplicación le permite seguir con sus ejercicios completos.
Ahora talla 4 y con menos de 54 kilos, Stern espera inspirar a otras madres que tratan de mantenerse saludables durante los embarazos múltiples.
"Me siento muy, muy afortunada de haber sido capaz de pasar por esta transformación", dice ella. "No me gustaría cambiar nada, ni siquiera la parte de tener sobrepeso y pasar por eso, porque esto me ha llevado a donde estoy actualmente. Realmente soy mi mejor yo".