DIARIO JUNIN - Junín Bs As
DiarioJunin.com
Junín, Domingo, 26 Marzo 2017 17:39 hs.
☰ Menu
19-11-2014
Indonesia realiza cruel y degradante examen de virginidad para reclutar a mujeres policías
Un informe de Human Rights Watch (HRW) denuncia que la policía de Indonesia continúa con el uso de un "degradante" e invasivo examen físico para comprobar la virginidad de las reclutas. El informe afirma que se hace un examen manual para comprobar si el himen se encuentra intacto en las reclutas.

  • Indonesia realiza cruel y degradante examen de virginidad para reclutar a mujeres policías

 Esto es, según el informe, una parte del examen médico al que las mujeres deben someterse para ser aceptadas en el cuerpo policial.
Aunque la prueba de virginidad no es específicamente parte de la revisión "obstétrica y ginecológica" que se le solicita a las mujeres para ingresar a la policía nacional, las mujeres policías de alto rango le dijeron a los autores del informe que la prueba ha formado parte del proceso desde hace mucho tiempo.

La virginidad es un requisito
El sitio de internet de la policía nacional enumera los requisitos sanitarios para las reclutas femeninas, e incluye a la virginidad como uno de ellos.
"Además de los otros exámenes médicos y físicos, las mujeres que quieran convertirse en policías serán sometidas a una prueba de virginidad. Las mujeres policías deben conservar su virginidad", declara la página informativa. La sección concluye con un alegre "gracias" y un emoticón de una cara sonriendo.
Las mujeres casadas no son elegibles para prestar servicios en la fuerza policial.

Policía: los exámenes aplican para ambos sexos
Un portavoz de la policía le dijo a CNN que todos los reclutas, no solo las mujeres, fueron sometidos a meticulosos exámenes médicos que incluían examinar los genitales.
"En general, el examen físico y médico tiene dos objetivos principales. El primero es asegurar que la salud y el estado físico de los candidatos no los perjudiquen cuando ingresan a la fuerza policial", dijo el portavoz Roni Sompie.
"El segundo es asegurar que no padezcan de enfermedades transmisibles que no les permitan desempeñar al máximo las tareas de un policía entrenado", dijo.
"En relación a la prueba de virginidad, es solo una parte del examen médico y físico, y su objetivo no es únicamente buscar la condición de virginidad. O puede no ser puesto en perspectiva en aras de determinar la virginidad; en cambio, es en aras de la integridad del examen médico y físico".
Sompie también dijo que el informe de HRW estaba incompleto porque no había pedido el comentario de las autoridades médicas de la policía.

"Discriminatoria, cruel, degradante"
HRW dice que entrevistó a varias mujeres policías y candidatas, al igual que al personal médico y de reclutamiento de la policía. También dicen que hablaron con un miembro de la comisión de la policía nacional. Las oficiales y reclutas que habían sido sometidas a la prueba la calificaron de ser "dolorosa" y "traumática".
El informe describe la prueba, realizada por personal médico y del centro de salud de la policía en hospitales policiales en las ciudades de Bandung, Jakarta, Padang, Pekenbaru, Makassar y Medan, como "discriminatoria, cruel y degradante".
Una recluta entrevistada por HRW para el informe dijo: "Entrar a la habitación donde se realizaría la prueba de virginidad fue realmente inquietante. Tenía miedo de que una vez me realizaran la prueba ya no sería virgen. Me dolió mucho. Mi amiga incluso se desmayó porque... dolió mucho, dolió mucho".
HRW dijo que la prueba era "subjetiva y carecía de rigor científico".
"El uso de las pruebas de virginidad por parte de la policía nacional de Indonesia es una práctica discriminatoria que perjudica y humilla a las mujeres", dijo en una declaración Nisha Varia, directora adjunta de derechos de las mujeres para Human Rights Watch.
"Las autoridades de la policía en Jakarta necesitan abolir la prueba de manera inmediata e inequívoca, y luego asegurarse de que las estaciones de reclutamiento para la policía en todo el país dejen de realizarla".

Desaprobación externa
Los defensores de los derechos de las mujeres han corroborado los hallazgos del informe de HRW.
"En el transcurso de los últimos 12 años, he recibido la visita de muchas mujeres policías que se quejan de las pruebas de virginidad llevadas a cabo por el departamento de policía. Algunas de ellas dicen que ha sido traumático someterse a la prueba, ya que fue doloroso y se sintieron avergonzadas en el proceso. El trauma está presente incluso hasta ahora", le dijo a CNN Yefri Heriyani, del Women´s Crisis Center Nurani Perempuan, con sede en Padang.
"Protestamos en contra de esta prueba de virginidad, la cual ahora se esconde detrás del nombre examen médico y físico... Las pruebas de virginidad son una de las formas de violencia sexual y por lo tanto, es una violación a los derechos humanos. Exigimos que se ponga fin a esta práctica".
Los intentos de reforma no son suficientes
Los intentos por reformar y abolir la prueba "arcaica", según HRW, han fracasado y el uso de la prueba aún es generalizado.
El grupo afirma que las pruebas de virginidad contradicen los estándares de derechos humanos que han sido acordados internacionalmente. La organización de derechos también ha catalogado abusos similares por parte de la policía en varios países, entre ellos Egipto, India y Afganistán, y anteriormente se ha expresado en contra de las pruebas de virginidad para estudiantes indonesias.
HRW dice que el informe es contraproducente para el objetivo del gobierno de Indonesia en relación a reclutar más mujeres para formar parte de los cuerpos policiales.
"Las llamadas pruebas de virginidad son discriminatorias, y son una forma de violencia basada en el género; no se trata de una medida en cuanto a la idoneidad de las mujeres para trabajar en la policía", dijo Varia.
"Esta práctica perniciosa no solo mantiene a las mujeres aptas fuera de la policía, sino priva a los indonesios de una fuerza policial conformada por los oficiales que genuinamente estén mejor calificados".