DIARIO JUNIN - Junín Bs As
DiarioJunin.com
Junín, Martes, 17 Julio 2018 08:18 hs.
☰ Menu
09-02-2016
Mito confirmado: las proteínas ayudan a bajar de peso sin perder músculos
Un estudio de la universidad canadiense McMaster analizó la relación entre el ejercicio y el consumo de prótidos

  • Mito confirmado: las proteínas ayudan a bajar de peso sin perder músculos

 Existen varios caminos saludables para bajar de peso, pero todos se encuentran con una muralla: ¿cómo hacerlo sin perder musculatura? Esto sucede porque la mayoría de las personas tienen más grasa en proporción a músculos y en el camino de "quemar" calorías también se pierde fuerza.

Como es un conflicto conocido por cualquier persona que desea perder algunos kilos sin resignar potencia antes de una competencia, también existen muchos "consejos". Uno de los más populares es el de consumir mucha proteína durante el proceso.

Un equipo de investigadores de la Universidad McMaster, Canadá, decidió poner a prueba este "saber popular" para determinar cuánto tenía de leyenda y cuánto de validez científica.

 

Para eso, trabajaron con 40 jóvenes con sobrepeso, a quienes les dieron una dieta supervisada -todas las comidas incluidas- en la que había una deficiencia del 40% de calorías con respecto a lo que por su peso necesitaban. A su vez, fueron divididos en dos grupos (A yB), con una diferencia: El A consumió 1,2 gramos de proteína por kilo de peso corporal; mientras que el B, 2,4 gramos. La dosis del A estuvo cerca de lo que los sujetos consumían de manera regular, pero por arriba de la Ingesta Diaria Recomendada (IDR), la dosis mínima que se debe consumir de un nutriente para mantenerse sano. La porción prótida del B triplicó los índices de la IDR.

Además, realizaron un intenso programa de ejercicios durante seis días a la semana, por un mes. Entre otras tareas debieron entrenar resistencia durante dos días en pista, otro par de intervalos en bicicleta, un día de contrarreloj en bicicleta y un día de circuitos pliométricos de peso corporal (combinan movimientos de velocidad con ejercicios de fuerza para aumentar la potencia).

 

"Estos chicos estaban en mal estado, pero eso era parte del plan. Queríamos ver lo rápido que podían conseguir ponerse en forma. Perder un poco de grasa, pero aún conservar sus músculos y, a la vez, mejorar la fuerza y ​​la condición física", explicó Stuart Phillips, líder del proyecto y profesor en el departamento de kinesiología en McMaster.

Los resultados, publicados en The American Journal of Clinical Nutrition, revelaron que el grupo B -el de más proteína- experimentó un aumento de la musculatura -cerca de 1 kilo- a pesar de no haber consumido la energía suficiente, mientras que el grupo A no añadió musculatura; sin embargo, tuvo el consuelo de tampoco perderla.

LOS INVESTIGADORES ESTABAN INTRIGADOS PORQUE EL GRUPO B TAMBIÉN PERDIÓ MÁS GRASA CORPORAL.

"Esperábamos que retengan musculatura, pero nos sorprendió la cantidad de pérdida de grasa adicional que tuvo el grupo que consumió más proteínas", agregó Phillips.

Al final de las 4 semanas de ejercicio y dieta, el grupo B bajó en promedio casi 5 kilos, mientras que el A, poco más de tres. El beneficio para todos fue que terminaron con mayor fuerza y estaban en mucho mejor forma.

 

Los peligros del régimen

"Hemos diseñado este programa para los jóvenes con sobrepeso, aunque estoy seguro de que iba a funcionar para las mujeres también, para mejorar su forma, fuerza y ayudarlas a perder peso más rápido. Es un programa difícil y no algo que sea sostenible o para aquellos que buscan una solución rápida y fácil", dijo Phillips.

"Controlamos sus dietas, supervisamos el ejercicio. Mantuvimos estos chicos bajo nuestra tutela científica durante las cuatro semanas, los participantes se encontraban bajo constante monitoreo y estudio, por su seguridad. Por eso, no es recomendable realizar este proyecto sin asistencia profesional", finalizó.