Locales

Junín, Bs As
12 ºC
Humedad: 70 %
Pr: 1022.72 hPa
  Locales  Jueves 09 de mayo de 2013 - 09:10 hs.                3864
  Locales   09.05.2013 - 09:10   
Mal de los rastrojos
El virus Junín ataca de nuevo
SANTA FE.- Un trabajador rural de 31 años murió y una adolescente de 12 años se encuentra internada, en un rebrote de fiebre hemorrágica argentina, conocida como "Mal de los rastrojos", causada por el virus Junín, que se desarrolla en una extensa región que abarca parte de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y La Pampa, afectando principalmente a las personas que viven o trabajan en el campo.

El virus Junín ataca de nuevo

La directora de Epidemiología de la Municipalidad de Rosario, Analía Chumpitaz, confirmó el fallecimiento del trabajador.

El virus Junín se encuentra en algunas especies de lauchas del campo. Estos roedores eliminan continuamente el virus por la saliva y por la orina y así contaminan el medio ambiente en que viven. Cuando durante el laboreo las máquinas agrícolas destrozan lauchas en el campo, estas máquinas también se contaminan con la sangre de los roedores infectados.

Estos rodedores son pequeños (miden entre 6 y 8 centímentros) y su color es parduzco en el lomo, con las manos blancas. El hombre se enferma al estar en contacto con el medio ambiente contaminado por el virus que eliminan los roedores.

La fiebre hemorrágica es considerada una enfermedad grave que comienza como una vulgar gripe y progresa hasta la muerte de la persona en algunas semanas; si se trata tempranamente con plasma sanguíneo (suero sanguíneo) de ex-enfermos los pacientes logran recuperarse.

El tiempo de incubación del virus es entre 10 a 12 días, apareciendo luego los primeros síntomas, que confunde al profesional médico no preparado en el diagnóstico diferencial (análisis bioquímico de plaquetas):

SÍNTOMAS

fiebre
dolor de cabeza
debilidad
desgano
dolores articulares y oculares
pérdida de apetito

¿Qué es el virus Junín?

Junin virus o virus Junín es una especie de Arenavirus causante de la fiebre hemorrágica argentina. Lleva su nombre debido a que en 1958 aparecieron numerosos casos en la zona de la localidad de O'Higgins, cerca de la ciudad de Junín. Actualmente, desde el 30 de Febrero de 2008, no se accionaron mas casos y quedó descartada la posibilidad del virus en la ciudad.
Su vector es el ratón maicero (Calomys musculinus).
El virión del virus Junín tiene una estructura viral con un diámetro variable de entre 50 y 300nm. La superficie de la partícula viral posee una capa de extensiones en forma de T de glicoproteína, aumentando o extendiendo en 10 nm la envoltura, que es muy importante como mecanismo de entrada a células hospedantes.
El genoma del virus Junín comprende dos estructuras simples de moléculas de ARN , cada una codificando a dos diferentes genes en una orientación ambisentido. Los dos segmentos son denominados 'corta (S)' y 'larga (L)' debido a sus respectivas longitudes. El segmento corto (alrededor de 3.400 nucleótidos de longitud) codifica la proteína nucleocapsida; y al precursor glicoprotéico (GPC). El GPC seguidamente se adhiere para formar dos glicoproteínas virales: las GP1 y GP2, que al final formarán la glicoproteína en forma de T que se extenderá de la envoltura viral.

El segmento largo (alrededor de 7.200 nucleótidos de longitud) codifica la polimerasa viral y una proteína ligada a zinc.

Epidemiología y enfermedad

Un miembro del género Arenavirus, la sp. virus Junín característicamente causa la fiebre hemorrágica argentina: FHA. La FHA lidera las mayores alteraciones de los sistemas vascular, neurológico e inmunitario y tiene una tasa de mortalidad de entre el 20 y el 30 %.
Los síntomas de la enfermedad viral son conjuntivitis, púrpura, petequia, sepsis. Los síntomas de esta fiebre hemorrágica viral son confusos y durante la 1ª semana parecidos a una simple gripe, constituyendo un falso diagnóstico en las horas capitales que servirían para salvar al enfermo, con plasma sanguíneo de convalecientes.
Desde la identificación del virus Junín en 1958, la distribución geográfica del patógeno, siempre estuvo confinada a la región central de Argentina. Al tiempo de su descubrimiento e identificación en la década de 1950, el virus Junín (y su vector el ratón maicero Calomys musculinus infectado crónicamente) estaba confinado a 15.000 km². A comienzos de 2000, la distribución era de 150.000 km².

El huésped natural del virus Junín es el roedor laucha ratón maicero, Calomys musculinus y el ratón de pastizales Akodon azarae.
El contagio a humanos se produce por los fluidos de la laucha al ambiente donde se mueve el humano: excrementos, orina, sangre, saliva, etc. de un Calomys infectado. Ocurre vía ingestión de cualquier objeto contaminado (alimento, agua, briznas de pasto) o vía inhalación de partículas con orina, sangre; o vía directa dérmica por escarificaciones de la piel con fluidos del roedor.
En Argentina se produce la vacuna que se conoce como Candid 1, en el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas "Julio Maiztegui" (INEVH) de Pergamino, dependiente del Instituto Malbrán. Nueva Vacuna
En 2011, se anuncio que una universidad estadounidense se encontraba trabajando en una nueva vacuna. Se informó que era por temor a una amenaza terrorista.


La fiebre hemorrágica argentina, localmente denominada mal de los rastrojos o mal de Junín, es una fiebre hemorrágica viral zoonótica, enfermedad viral en Argentina. Es causada por el agente viral Junin virus (un arenavirus, muy relacionado con el virus Machupo, agente causante de la fiebre hemorrágica boliviana). Su vector es una especie de roedor, la laucha del maíz o ratón maicero (Calomys musculinus).
La zona endémica de la FHA cubre aproximadamente 150.000 km², comprometiendo las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y de La Pampa, con una población estimada en riesgo de 5 millones.
El vector es un muy pequeño roedor laucha conocida localmente como ratón maicero, que sufre infección crónica asintomática, y desparrama el virus a través de su saliva, orina, sangre. La infección al humano se produce a través de:
contacto con la piel (con escoriaciones, por ej.), en mucosas, inhalación de partículas portando el virus.
Se lo halla principalmente en gente que reside, o visita, o trabaja en el medio rural; el 80 % de los infectados son hombres entre 15 y 60 años.
La FHA es una gravísima enfermedad aguda que comenzando como una vulgar gripe termina progresando hasta el deceso en 1 a 2 semanas, o su recuperación si es tratada tempranamente con plasma sanguíneo (suero sanguíneo) de ex-enfermos.
El tiempo de incubación del virus es entre 10 a 12 días, apareciendo luego los primeros síntomas, que confunde al profesional médico no preparado en el diagnóstico diferencial (análisis bioquímico de plaquetas): fiebre, dolor de cabeza, debilidad, desgano, dolores articulares y oculares, pérdida de apetito.
Al contrario de una gripe donde el paciente mejora al quinto día, en la FHA se intensifican menos de una semana después, forzando al infectado envirado a acostarse, produciéndose cada vez más fuertes síntomas de alteración vasculares, renales, hematológicos y neurológicos. Este estadio no dura más de 20 días (ya es imposible, aplicando el sentido común, afirmar que el paciente esté engripado...)
Si no se lo trata antiviralmente, la mortalidad de la FHA alcanza el 30 %.

Tratamientos específicos
Incluye:
Plasma de pacientes recuperados, que, si comienza tempranamente, es extremadamente efectivo y reduce la mortalidad al 1 %. La Ribavirina ha mostrado alguna ventaja en el tratamiento de enfermedades por arenavirus.

Historia

La enfermedad fue primero detectada por el bioquìmico e investigador Osvaldo N. Buey hacia 1954 en los Partidos de Junín, y de Chacabuco (foco viral: localidad de O'Higgins, Chacabuco, en la provincia de Buenos Aires, siendo su agente, el virus Junín, nombrado luego de su identificación en 1958.
En los años iniciales, se registraban alrededor de 1.000 casos al año, con una tasa de mortalidad muy alta (más del 40 %). La introducción del tratamiento con el "plasma del convalesciente" en los 1970s redujo esa letalidad.

Vacuna

Antes del golpe de Estado Argentino del 28 de junio de 1966, se estaban completando los estudios protocolares de una vacuna eficaz contra la FHA, a través del Dr. N. Parodi y su equipo, en la ciudad de Junín. Todo abortó y se destruyó la cepa, en ese 1966.
Luego, en Estados Unidos en laboratorios del Ejército de Estados Unidos, se aisla la cepa Candid #1 vacuna para la FHA en 1981 por el Dr. Julio Barrera Oro, del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas "Dr. Julio I. Maiztegui" (INEVH), y en 2007 ningún laboratorio comercial lo produciría. Esta producción industrial la realiza el propio INEVH en su Laboratorio de Alta Seguridad. Las 20.000 dosis de la vacuna, manufacturada en el Instituto Salk en Estados Unidos, y estuvo disponible las primeras partidas en 1986.
La Candid #1 ha sido inyectada a población de alto riesgo (hombres en el ámbito rural de 16 a 60 años), y es un 95,5 % efectiva.
El 29 de agosto de 2006, con las dificultades burocráticas comunes, el "Instituto Maiztegui" obtiene la certificación para producir la vacuna en Argentina. Existe un plan de vacunación listo a ser operado, y el presupuesto para 2007 permitía obtener 390.000 dosis a AR$ 8 cada una (cerca de US$2,58 o €1,95). El Instituto Maiztegui tiene capacidad de manufacturar anualmente, las 5 millones de dosis requeridas para vacunar la población íntegra del área endémica.
Desde 1991, más de 240.000 personas han sido vacunadas, conllevando una gran disminución del número de casos reportados (94 sospechosos y 19 confirmados en 2005).
La vacuna Junín ha demostrado también reaccionar al virus Machupo y, por ende, ha sido considerada como tratamiento alternativo para la Fiebre hemorrágica boliviana.
 



COMENTA LA NOTA