viernes 30 de diciembre de 2016 - 08:49                1170
30.12.2016 - 08:49                1170
Ciclista y el camino del futuro
Si bien los resultados hoy en Ciclista Juninense acompañan y la campaña es altamente positiva, hay que hablar de lo que se viene trabajando estructuralmente y dirigencialmente en el conjunto de Avenida San Martín 570. La venta de la plaza y la reestructuración con un proyecto a largo plazo viene dando pasos agigantados.
  • Ciclista y el camino del futuro
  • Ciclista y el camino del futuro title=''
 
La nueva temporada inició con un nuevo mandato en la entidad, donde Gabriel Barrozo es nombrado como nuevo presidente y detrás de él una camada de dirigentes sumamente activos y acordes a la causa se suman a la nueva ideología que parte desde las inferiores, hasta el plano profesional. La parte amateur del Club si bien no busca campeonar como objetivo principal, deja una imagen de desarrollo inmensa tras lograr alzar la copa en categorías u13, u15 y u17 con participación dedicada con los chicos no solamente en lo deportivo, sino que también hay un plan de estudio y estímulos extra deportivos que hacen que el Club los lidere con progresos en el futuro.

Esto repercute directamente en el profesionalismo ya que dentro del plantel que dirige Facundo Sucatzky cuenta con jugadores nacidos desde la cuna en el verdirrojo como Álvaro Merlo, Maximiliano Tamburini que si bien son jugadores jóvenes ya parecen experimentados en la institución sumado a la dirección del barco de Renzo Di Perna y Mauro Araujo que fortalecen la idea, eso acompañado por un base de la cantera quien hasta hoy ocupó la titularidad como Nahuel Barrozo y detrás de él tiene jugadores de la misma edad o menos, con capacidad para el futuro cercano.

Alrededor de estos jugadores, la aparición acertada de un jugador que tendrá muchos años en la élite del básquet como Pablo Martínez que contagia con su aguerrida forma de jugar, además de Nahuel Paccioti y Gianluca Vismara con un gran paso por la Liga de Desarrollo y empiezan a hacer sus primeros pasos en el TNA.

La apuesta desarrollo – minutos en cancha es netamente víable ya que junto a esas fichas que pone en la mesa la dirigencia, se rodea de todos los componentes necesarios para lograr. Un cuerpo técnico joven y con energías en cada jornada encabezado por Facundo Sucatzky, asistido por Guillermo Tasso y Manuel Japez (entrenador inferiores y segundo asistente).

Por último, la presentación de una nueva cara del estadio que tuvo gran repercusión tras sus remodelaciones en los vestuarios, piso y plateas, además de un VIP en el cual los abonados pueden disfrutar de un ágape durante el entretiempo en una opción única y original en toda la categoría. Todo esto redondea un 2016 muy positivo que tiene un plan de trabajo para el año entrante. Con respecto al plano deportivo – estructural, brindamos las palabras del entrenador

“El balance de la primera fase con respecto a la tabla de posición es altamente positivo. Tuvimos un comienzo dubitativo y nos fuimos acomodando con el correr de los juegos, pero era algo normal porque tenemos un equipo joven y algunos no tenían continuidad en la temporada pasada y por eso no lo tomamos como algo alarmante a esa situación", dijo Facundo Sucatzky

El cuerpo técnico luego de la derrota ante Gimnasia de La Plata como visitante (cuatro derrotas consecutivas marcaba en ese entonces el récord), encontró algunas cosas donde más hicimos hincapié en mejorar y a partir de ahí el equipo se empezó a hacer fuerte defensivamente. Más allá de los triunfos, esto es lo que me gusta a mí como entrenador pregonar los principios como bandera y la defensa agresiva y el extra pase a la larga te posicionan como un equipo ganador. Hoy por hoy estoy satisfecho con lo que venimos demostrando, sobre todo el carácter en los entrenamientos y el día a día porque eso te va marcando el alma de un plantel”.

Con respecto a la situación de contar con un equipo de jugadores con no tanta experiencia a nivel profesional, declaró lo siguiente:

“Si bien todos nos tildan como un equipo joven y que es verdad, mi mentalidad no varía con respecto a la edad, creo que hay que saber llegarles, saber transmitirles lo que uno piensa, hablarles mucho, hay días que uno debe hacer un trabajo más de psicólogo que de otras situaciones estrictamente deportivas, haciéndoles entender momentos que tiene el profesionalismo y ayudando a que ellos lleguen lo más lejos que puedan, sin dejar de apuntar a mejorar técnicamente y esa es la función que tiene el club hoy”

Además aseguró que con el pasar de los juegos, los rivales, árbitros y la misma prensa empezó a respetarlos cada vez más. “En la previa nadie le daba mucho a nuestro equipo por la juventud, por traer inexpertos o que no habían jugado tanto y eso hace que hoy el TNA nos demuestre a nosotros un respeto, ya nos miran con otra cara y se nota jornada a jornada. Ciclista y estos jugadores principalmente se ganaron ese lugar por la manera que afrontan los partidos y la manera que pregonan el juego sin mirar el score, ni el lugar donde se presentan.

Sucatzky también analizó a su plantel por puestos empezando por donde más conoce: los bases “Tengo tres bases de diferentes características, por cuestiones de lesiones tuve que recurrir al tercer base, Nahuel Barrozo en un momento complicado y el chico ya me venía mostrando condiciones para poder hacerlo y no había tenido la oportunidad, es un jugador que tiene como meta la defensa agresiva y es muy inteligente para ordenar el juego. Luego tengo a Álvaro Merlo que es mi base de experiencia, ha tenido unas lesiones que lo complicaron en la primera fase, pero es un jugador que estando fuera de la cancha también participó y ayudó en lo que necesitaban sus compañeros, es el que mejor entendió como tiene que jugar el equipo y lo que tiene que hacer él para que eso suceda. Por último, Nahuel Paccioti que es un jugador sumamente talentoso, que tiene una lectura inmensa del juego, creo que no estaba tan acostumbrado a tanta intensidad en entrenamiento, pero me demostró que se mata en cada ensayo y que al básquet lo entiende de una manera superior”.

Uno de sus pilares fue Mauro Araujo quien le brindó muchas soluciones en el costado ofensivo, con respecto al escolta sentenció: “La desafortunada lesión de Álvaro Merlo hizo que deportivamente hablando conozca un poco más en profundidad a Mauro, el año pasado lo usé mucho de dos y esperaba que sea un goleador nato, pidiéndole que enceste desde 6,75 como si lo hace Maximiliano Tamburini, pero ante la escasas posibilidades que tenía en el puesto del base (Merlo y Paccioti lesionados) recurrí a Araujo como base y se hizo dueño de la pelota, bajó la ansiedad y esas cosas se la ganó por mérito propio sumado a la actitud en el día a día lo hace estar entre los mejores escoltas del Torneo y un futuro enorme”.

Una de las revelaciones de esta temporada viene siendo Pablo Martínez y el entrenador deja en claro las funciones del nacido en Monte Quemado, Santiago del Estero: “La llegada de Pablo Martínez al equipo es crédito de Raúl Merlo, lo había visto él y lo cerró sin dudarlo. Para mí es una grata sorpresa, es determinante defensivamente y va encontrando su lugar en ataque. Entrena todos los días al mil por mil y está primero al momento de mejorar. En el orden defensivo es un jugador que brinda una gran tranquilidad al resto de sus compañeros”.

Para Sucatzky el rol de los relevos en sus equipos incide directamente en el funcionamiento de un plantel y lo explica de la siguiente manera: “Todo equipo ganador debe tener una segunda línea en condiciones y Maximiliano Tamburini, Xavi Carreras, Renzo Di Perna, Nahuel Paccioti y Gianluca Vismara merecen una mención especial. Porque hay algo que remarco siempre y se los digo a los jugadores, si jugás 10 minutos o cinco tienen que dar el máximo esfuerzo y de los partidos salir contentos, ese es el objetivo y tengo un relevo que lo aplica a la perfección, puede salir mal o bien pero la predisposición de estos jugadores, que hoy están desde el inicio en el banco pero que tranquilamente pueden ser titulares es 100% de equipo”.

Por último se refirió a la buena participación de los extranjeros y el rol que cumplen ambos: “Los dos desde el primer día se han involucrados de manera excelente, han sido absorbidos por los nacionales y han entrado en la metodología de trabajo. Remarco esa parte porque venían de jugar ligas donde la exigencia era inferior a la que hoy te pide el TNA y respondieron de la manera adecuada”.

Son dos jugadores que siempre buscan mejorar basquetbolísticamente individual y grupalmente y eso para el grupo es un mensaje positivo. Luego lo demuestran dentro de la cancha con sus números, pero lo que más me interesa a mí es que sean regulares con el entrenamiento porque eso es lo que va a determinar a la larga su función en el equipo”.
COMENTA LA NOTA