domingo 01 de enero de 2017 - 12:31                1216
01.01.2017 - 12:31                1216
La AFA es una dependencia del Gobierno
Los dirigentes que sufren la crisis disparan: “Está claro que el gobierno quiere vaciar la AFA y llevar a la quiebra a los clubes”. La Junta Regularizadora está en virtual acefalía y fracasó en todas sus gestiones. La respuesta desde la Rosada: “Ni un peso más, ni un paso atrás”
La AFA es una dependencia del Gobierno
El periodista Cherquis Bialo describe en un  informe especial para Infobae la situación  que atraviesa el organismo regulador del fútbol argentino.

El diagnóstico de la AFA para éste 2017 no parece auspicioso.

* La Jueza María Romilda Servini rechazó la recusación de la Junta Regularizadora y trasladó a la Cámara de Apelaciones –en consulta- su dictámen sobre el llamado a Asamblea que había intentado se llevara a cabo como plazo máximo el 30 de Diciembre de 2016. Ahora, esperará su tratamiento, con suerte, recién en febrero ,

* El Estado no pagó su deuda de 350 millones de pesos en cumplimiento de sus obligaciones con la AFA y muchos clubes comenzaron a declarar su inviabilidad económica de cara a sus deudas (personal, planteles, gastos fijos, proveedores) y no podrán afrontar las programadas pretemporadas. Una frase de Horacio Martignoni, vicepresidente de Sarmiento de Junín, sintetiza claramente el estado de situación de muchas instituciones: "Seremos el primer equipo que se va a la B porque la AFA no les paga", dijo en Un Buen Momento por La Red, el martes pasado. Adviértase que Sarmiento de Junín es un caso injustamente multiplicado por muchas instituciones en sus mismas condiciones.

* La Junta Regularizadora está en virtual estado de acefalía. Armando Pérez, afortunadamente, se recupera de su trombosis pulmonar, pero no podrá reincorporarse por algún tiempo, según la prescripción médica. La abogada Carolina Cristinziano se ha refugiado en Asunción (antes de las fiestas) y quienes la vieron advierten un visible estado de angustia. Pablo Toviggino, el Tesorero, ha denunciado ante el Tribunal de Disciplina y la Jueza Servini, anomalías e irregularidades en las conductas y manejos de los propios miembros, sus compañeros, que excluyen su pertenencia al cuerpo. Esto significa que sólo le queda a la Junta que está al frente de la AFA, el abogado Javier Medín. Y éste ha fracasado en todas sus gestiones ante el Secretario General de la Presidencia de la Nación, Fernando De Andreis, quien fue contundente al reiterarle, el último miércoles 28 de diciembre: "Ni un peso más, ni un paso atrás".

* Para la rescisión del contrato de Fútbol para Todos –que el gobierno impulsó en Junio de 2016 bajo presiones y promesas incumplidas-, hoy el propio Estado le exige a los clubes la aprobación de la Superliga, un Estatuto que impida la mayoría del Ascenso y el Interior, la reactivación de las Sociedades Anónimas, y limitar a veinte de manera fáctica los clubes que disputen el Campeonato de Primera División, sin esperar la progresión de los cuatro descensos y dos ascensos por año que demandaría una espera hasta el 2020 para lograr los 20 clubes del "Parque de Primera".

* Fútbol para Todos, discutiría la cifra final –en éstas condiciones-, sin apartarse de su participación en las nuevas negociaciones con la empresa o las empresas interesadas en comprar los derechos audivisuales, desafiando la gestión encomendada por los propios clubes a Marcelo Tinelli, el más calificado dirigente para llevar a cabo ese emprendimiento. O sea, ofrecerle a los clubes menos dinero que el esperado, ser parte de la negociación y prescindir de Tinelli como la figura principal de la gestión.

* La Secretaría General de Gobierno quiere que las elecciones sean el punto final de todo el proceso, mientras que los clubes aspiran una ecuación inversa: Asamblea, elecciones, y normalización institucional legítima, con prescindencia absoluta del Estado.

* Futbolistas Argentinos Agremiados no dejará de intervenir, frente a la situación planteada. Antes de cualquier medida, llevará a cabo reuniones de consulta con sus afiliados. Está claro que hay situaciones diferentes. Hay clubes que han pagado los salarios – los menos- y podrán afrontar la pretemporadas; hay otros , la mayoría, que ni han cobrado y por lo tanto su presentación a la reanudación de entrenamientos de pretemporada, está altamente cuestionada. No resulta arriesgado suponer que en las actuales condiciones, el fútbol no se reanudará y la continuidad de los diferentes campeonatos no podrá ser el 5 de Febrero, tal como se había programado.

Tal injerencia del Gobierno convierte a la AFA en una dependencia más del Estado. Y frente a este panorama, sólo los dirigentes del Ascenso y del Interior están unidos. En cambio, la Primera División pareciera dividida, pensando más en el dinero que en la institución.

Pablo Toviggino, Claudio Tapia y Daniel Ferreiro, lideran el Interior, el Ascenso Metropolitano y la Primera B Nacional. Con el actual Estatuto son 45 votos contra los 30 de la Primera, si es que todos los clubes de Primera votaran por un candidato distinto.

Con el Estatuto enviado por la FIFA en noviembre del año pasado, siguen siendo mayoría: 34 contra 22 de la Primera División. Y recién cuando se aprueban los Grupos Especiales para una futura Asamblea (que no será la próxima), agregarán 12 votos que pondrán en igualdad a la Primera y al resto de las categorías que sufragarán.

El Gobierno quiere poner a su candidato y que, además, los votos sean calificados. La FIFA no lo admite bajo la estricta "cláusula democrática". Para la entidad madre vale lo mismo el voto de Gilbraltar que el de Alemania, Brasil o Argentina.

Estos tres líderes, han coincidido en un "plan de lucha".

Pablo Toviggino ratificará sus denuncias ante la jueza Servini y el Tribunal de Disciplina de la AFA que se mantendrá operativo y en sesión permanente durante enero para seguir recibiendo denuncias u otro tipo de presentaciones de los clubes, en su calidad de estamento independiente. Más aún, una versión de las últimas horas, indica que su presidente, el Escribano Fernando Mitjans, podría excusarse, toda vez que también él formularía una grave denuncia contra la Junta Regularizadora.

Para Toviggino está claro que el Gobierno "intenta sistemáticamente vaciar la AFA y llevar a la quiebra a los clubes". Y agrega Toviggino: "Llama la atención la inacción de los clubes de Primera". Y anuncia: "El próximo Jueves (4 de Enero) marcharemos hacia la AFA, constituiremos Asamblea Permanente y no nos moveremos hasta que no haya fecha de elecciones".

En el mismo sentido, Daniel Ferreiro sostiene: "Hoy las elecciones son más importantes que la Servini. El camino de Sarmiento de Junín es el de Quilmes, Temperley, Olimpo y muchos más. Nosotros, los del Ascenso, sabemos sobrevivir a la miseria, ellos, los de Primera, no. Y aunque la coyuntura se va modificando, la AFA debe recuperar su libertad y no quedar subordinada al Gobierno. Yo no aprobaré jamás decisiones que vayan en contra de los intereses de mi club y por eso me van a tener que matar para que vote a favor de la Superliga".

Hay caminos legales que tal vez los dirigentes adviertan. Se trata, tan sólo, de recurrir a la FIFA. Se puede hacer de manera presencial yendo a Zurich en delegación con el paper de la situación tal como es y la solicitud de normalización real apurando la Asamblea para elegir a un nuevo presidente.

Tambien los dirigentes de la AFA pueden recurrir al TAD (Tribunal de Arbitraje Deportivo), conocido indebidamente como TAS o al TAD (Tribunal Administrativo Disciplinario) que funciona en Lausana, Suiza. Podrían ir en delegación o través de un enviado que entregue en mano los requerimientos. Y aunque tal acto constituye un "per saltum", sobre la Conmebol, deberá explicarse que es justamente la Conmebol la convalidante de este despropósito y por tanto actor fundamental de la denuncia a realizarse.

Cuando la FIFA sufrió acefalía por la renuncia de Joseph Blatter, tras la acción de la Justicia, asumieron transitoriamente los secretarios de Legales, Marco Villigher y de Admninistración, Marcus Kattner, al tiempo que se constituía la Junta Electoral integrada por Domenico Scala ( Italia), Kia Lin Tong (Singapur) y Fernando Mitjans (Argentina) que derivó en la elección de Gianni Infantino como Presidente de la FIFA.

La solución está en la FIFA. Y no pidiéndole que les pague lo adeudado por el Estado Argentino o amenazando con no iniciar las actividades profesionales, como acordaron algunos clubes de Primera en actitud unilateral, tras una reunión del último miércoles en el Savoy. Se trata de soluciones institucionales. La AFA tiene esos estamentos y esos dirigentes.

La solución no pasará por cambiar al presidente de la Junta Regularizadora. Se requiere pensar en la AFA, priorizarla, abandonar los sentimientos personales, los viejos conflictos, las envidias y rencores. Encolumnarse detrás de un líder, unificar los objetivos y recomenzar el único camino posible, el de la institucionalización.
COMENTA LA NOTA