martes 10 de enero de 2017 - 15:25                997
10.01.2017 - 15:25                997
A pesar del pedido de Macri, la Policía de la Ciudad todavía no desalojó a los manteros de Once
Los puesteros interrumpen el tránsito en la zona desde las 8 de la mañana. Hubo un intento de desalojo que fracasó y derivó en serios incidentes. Hay heridos y detenidos
A pesar del pedido de Macri, la Policía de la Ciudad todavía no desalojó a los manteros de Once
Luego de un diciembre caliente en la Ciudad, con récord de piquetes y una notoria inacción policial para ponerles fin, el presidente Mauricio Macri le pidió a Horacio Rodríguez Larreta una solución para esta problemática. Apenas empezado el año, el jefe de Gobierno porteño afirmó que con la nueva Policía de la Ciudad el control de los cortes sería mayor, pero el barrio de Once fue testigo de que las cosas están lejos de resolverse.

Todo comenzó con un operativo que ordenó la Fiscalía general de la Ciudad para evitar la instalación de puestos ilegales en el Once y, tras el procedimiento, cerca de las 8 de la mañana, los manteros bloquearon la avenida Pueyrredón a la altura de Bartolomé Mitre.

Más de tres horas después, a las 11.30, la guardia de Infantería avanzó sobre Pueyrredón y actuó también en la calle Mitre. Los comerciantes ilegales respondieron arrojando piedras, cascotes y otros proyectiles.

Tras esa primera acción policial, los puesteros resistieron durante algunos minutos en el cruce de Mitre y Castelli y luego incendiaron un contenedor de basura. Un camión hidrante logró apagar el fuego.

Pasado el mediodía, y pese a este intento de desalojo por parte de la policía, el bloqueo continúa en la intersección de las avenidas Pueyrredón y Rivadavia.

"La situación está semicontrolada", manifestó el comisionado Roberto Ahmed en medio de los incidentes. También confirmó que hubo agentes heridos y que se concretaron detenciones.

"Tenemos la orden de ir contra la venta ilegal y el uso indebido del espacio", había afirmado esta mañana la subsecretaria de Espacio Público de la Ciudad, Clara Muzzio.

La funcionaria explicó que la administración local ofrece a los manteros registrarse en un censo. "Les damos la posibilidad de sacar el monotributo social, avanzar en un diálogo y que puedan ejercer la venta debidamente, sin ocupar el espacio público", indicó.

"Entramos en diálogo con las personas que actúan de buena fe; no vamos a dialogar con organizaciones ni con personas violentas", aclaró Muzzio.

Desde las 2, la Policía de la Ciudad, Infantería e inspectores locales trabajaron para desalojar a los vendedores que durante la noche se instalaban sobre Pueyrredón, desde Rivadavia a Corrientes. Decenas de efectivos policiales, carros de asalto e hidrantes comenzaron a copar la zona durante las primeras horas del día. Según confirmaron fuentes oficiales a Infobae, fueron retirados aproximadamente 50 puestos.

El fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires, Luis Cevasco, advirtió que los manteros "nunca tuvieron autorización" para vender sus productos a la vera de la avenida Pueyrredón y argumentó que "las veredas están hechas para circular, no para comerciar".

"La única manera de estar allí era coimeando a la Policía, hoy tenemos una nueva Policía", manifestó en declaraciones a TN. Cevasco sostuvo que en la zona del barrio de Once "hay una gran actividad clandestina e ilegal y tiene que terminar".
COMENTA LA NOTA