martes 10 de enero de 2017 - 20:28                823
10.01.2017 - 20:28                823
Las inundaciones siguen complicando al noroeste bonaerense donde estiman fuertes pérdidas económicas
Las lluvias caídas en las últimas horas agravaron la situación en el noroeste bonaerense, donde tres pueblos del partido de General Villegas siguen muy complicados por los excesos de agua mientras otros distritos de la región, como General Pinto y Lincoln, acumularon registros de 80 milímetros el fin de semana.
Las inundaciones siguen complicando al noroeste bonaerense donde estiman fuertes pérdidas económicas
 
Los anegamientos que complican especialmente el municipio de General Villegas complican a los campos, pueblos y rutas a raíz de las lluvias que provocaron también millonarias pérdidas en el sur y centro-oeste de Santa Fe.
Así, mientras en la localidad santafesina de Labordeboy las lluvias acumularon unos 130 milímetros en pocos días, en General Pinto y Lincoln, se constataron registros que alcanzaron los 80.
En tanto, como viene informando esta agencia, Villegas está afectado por el agua desde octubre último y en estos diez primeros días del año se registró allí la caída de 165 milímetros.
Ahora, debido a las fuertes lluvias registradas el domingo se inundaron las localidades de Piedritas, Santa Eleodora y Santa Regina, hecho que provocó la evacuación y el corte de caminos de acceso
Según datos difundidos por Defensa Civil del partido de Villegas, la mitad del distrito, es decir unas 3.600 kilómetros cuadrados, están anegados, hecho que dificulta el tránsito por los caminos rurales y el acceso para la maquinaria necesaria para habilitar un canal secundario para posibilitar el desagote de aguas.
El coordinador de Defensa Civil de General Villegas, Juan Pablo Del Vecchio, destacó que "está previsto el inicio de un canal que derivará el agua que afecta a la localidad de Piedritas hasta un canal en la localidad de Santa Eleodora, pero hoy no hay piso para que entre la maquinaria, tal vez pueda empezar mañana".
En Piedritas, localidad de 3 mil habitantes, la mitad del pueblo cortó ayer la ruta 33, que une Rosario con Bahía Blanca, para reclamar el inicio de obras hidráulicas, específicamente el canal que desagote a Santa Eleodora.
"Ese canal no será la solución definitiva, sino un alivio, al permitir la derivación de un metro cúbico de agua por segundo hacia el canal de Santa Eleodora, localidad que está muy comprometida por el agua también", apuntó no obstante Del Vecchio.
El funcionario confirmó que "Santa Eleodora está aislada, en las próximas horas llegará un camión Unimog con personal para permanecer en la localidad ante cualquier emergencia".
El delegado municipal de Santa Eleodora, Pedro Rapalino, contó a la agencia estatal Télam que "el domingo tenía 50 centímetros de agua y hoy tengo 25 centímetros, va escurriendo pero muy lento". Explicó que los caminos están con mucha agua y algunos productores tamberos han comenzado a tirar la leche por lo que estimó que "se pierde el 50 por ciento de la producción y al menos un kilo de carne por animal ya que el animal está rodeado de agua, sin comer y no gana peso como debería".
"La situación es preocupante, se necesitarían 10 días de sol para que escurra bien el agua y se recuperen los caminos", afirmó.
En Santa Fe, según los datos aportados por la Bolsa de Comercio de Rosario, gran parte de la zona núcleo recibió en cerca de tres semanas lluvias por unos 500 milímetros, hecho que -según datos promovidos por el gobierno de Santa Fe- provocó pérdidas por unos 780 millones de dólares.
Allí no solo se afectaron la actividad en los establecimientos ganaderos del sur y centro-oeste provincial, afectando principalmente a los tambos, y también el desarrollo de cultivos gruesos recientemente implantados como soja, maíz y girasol.
COMENTA LA NOTA