miércoles 15 de febrero de 2017 - 17:25                5564
15.02.2017 - 17:25                5564
Un millonario cargamento de consolas Playstation 4 fue robado a metros de un puesto policial
Ocurrió el viernes pasado en Ezeiza sobre la autopista Ricchieri, en la zona del predio de la AFA. El camión de la empresa Frávega fue reducido por al menos diez piratas del asfalto con armas largas que bloquearon la señal de emergencia con equipos especiales
Un millonario cargamento de consolas Playstation 4 fue robado a metros de un puesto policial
El viernes último a las 19 horas, un camión con semirremolque Iveco que llevaba un cargamento de la empresa Frávega fue asaltado por al menos diez piratas del asfalto en el kilómetro 24 de la autopista Richieri, a poca distancia del predio de la AFA en Ezeiza.

El camión, solamente ocupado por su conductor, venía acompañado de tres vehículos con dos custodios cada uno de tres empresas distintas. Se dirigía al depósito de Frávega en la zona de Monte Grande, tras haber partido de la localidad de Pacheco. La carga era por lo menos deseable: casi 300 mil dólares en consolas Sony Playstation 4. Serían mil consolas aproximadamente, junto a 200 joysticks azules de edición especial. Cada consola iba a ser ofrecida al mercado en combo con el juego de fútbol FIFA 2017. El precio final al consumidor de cada uno de estos combos, de acuerdo a números vigentes de la empresa, es de 11 mil pesos.

El golpe fue, por lo menos, muy bien planeado y de una alta logística. Comenzó con una serie de tiros para amedrentar al chofer del camión y frenar la marcha. Los delincuentes, que portaban escopetas y pistolas, algunos de ellos a cara tapada y con guantes en sus manos, redujeron no solo al conductor del Iveco sino también a los vehículos de la custodia para secuestrarlos. El camión apareció finalmente en la zona de Ingeniero Maschwitz, a más de 60 kilómetros: estaba vacío de su carga. Fue encontrado de casualidad por un chofer de la misma empresa que pasaba por el lugar y lo reportó.

El vehículo también fue despojado de los dispositivos de control satelital que llevaba, no de una, sino de tres empresas de vigilancia distintas. De acuerdo a fuentes judiciales del caso, los asaltantes usaron un inhibidor de señales, un aparato que anula todo tipo de señal en un radio determinado y un clásico de la piratería de camiones de alto vuelo, para impedir que el camión emita cualquier alerta. Hay, finalmente, una ironía: el hecho ocurrió a metros de un destacamento de la Policía Local de Ezeiza.

El caso está en manos de la UFI N°25 de Lomas de Zamora especializada en piratería del asfalto, a cargo del fiscal Diego Benedetto, con tareas delegadas al gabinete específico de la DDI de la jurisdicción. Benedetto ya comenzó con los primeros testimonios y espera un detalle completo de la carga de parte de Frávega. La empresa, por su parte, lanzó un comunicado en un diario porteño, en donde advirtió que cualquier consola del lote que sea activada en red será bloqueada gracias a su código de identificación.

El abogado penalista Gabriel Iezzi es una autoridad en la materia: encabeza junto a su socio Víctor Varone la Mesa Interempresarial de Piratería de Camiones, que aglutina a fiscales, miembros de fuerzas de seguridad, autoridades de ministerios y empresarios para recopilar información y articular políticas públicas. Iezzi apunta: "En este tipo de hechos, es clave la inteligencia previa empresarial en cuanto al esquema de seguridad aplicable, rutas, horarios, transportes, con aspectos como dividir la carga. En sí, la compra de información es uno de los principales gastos de las ocho a diez bandas de peso que operan en esta modalidad".

El abogado tiene un punto clave; un golpe de esta magnitud no podría hacerse sin inteligencia previa, sin la venta del dato que despierte el interés de los piratas. Fuentes en Frávega descartan que la traición haya sido interna, ya que hicieron un cambio de último minuto antes de que partiera el lote de Playstation 4. Investigadores del caso apuntan que los custodios no sabían qué iba dentro del camión. Por lo pronto, las críticas de Frávega apuntan en una sola dirección.

Una voz de peso en la empresa apunta: "No deja de llamar la atención que el asalto ocurrió a metros de un destacamento. Los custodios fueron secuestrados. Al menos uno de ellos declaró que los asaltantes tenían una radio en donde oyeron la frecuencia policial que daba la alerta del robo, lo que los llevó a cambiar de autos y a descartar vehículos. También pasaron por varios peajes. ¿Cómo no los detuvieron ahí?"

Las estadísticas de piratería del asfalto en la provincia para 2016 bajaron con respecto a 2015. Hubo 442 hechos en todo el territorio bonaerense el año pasado según datos del Ministerio de Seguridad, la mayoría ataques a camionetas. El rubro electrodomésticos es el favorito de los piratas, con 41 robos en total.
COMENTA LA NOTA