Tu Cine
Tragedia en la ruta 7: Falleció otro de los heridos graves de un accidente ocurrido en el kilómetro 202 :: DIARIO JUNIN - Junín Bs As
viernes 31 de marzo de 2017 - 08:21                23794
31.03.2017 - 08:21                23794
Tragedia en la ruta 7: Falleció otro de los heridos graves de un accidente ocurrido en el kilómetro 202
Ya son dos las víctimas fatales de este incidente vial ocurrido el 18 de este mes. La primera víctima había sido un joven de Chacabuco llamado Tomás Carnaghi. La nueva víctima fatal es Héctor Marcelo Prieto, de 43 años, quien estaba internado en el Hospital Municipal desde la madrugada en la que se registró el siniestro vial.
Tragedia en la ruta 7: Falleció otro de los heridos graves de un accidente ocurrido en el kilómetro 202

Prieto manejaba uno de los dos rodados que participaron en la colisión y era remisero.

EL ACCIDENTE FATAL

Dos vehículos, uno de ellos un remís que llevaba la imprudente cifra de ocho pasajeros a bordo, chocaron el pasado 18 de este mes en la Ruta Nacional 7, a la altura del kilómetro 202, y como consecuencia de ese accidente murió en ese momento Tomás Carnaghi, un joven oriundo de la localidad bonaerense de Chacabuco. Además, el accidente dejó un saldo de nueve heridos. El remís era un Renault 9 y el otro coche, un Honda, en el que viajaban tres personas: todos de Chacabuco.

El choque se produjo en la madrugada, alrededor de las cinco de la mañana (aún era noche cerrada en la ruta) y conmocionó de inmediato a los vecinos de la zona. “Los nueve heridos fueron trasladados al hospital municipal Nuestra Señora del Carmen en el partido de Chacabuco”, informó a la prensa la Policía vial provincial que fue la que estuvo a cargo del operativo y la que, también, decidió cerrar la RN7para que bomberos, ambulancias e investigadores pudiesen trabajar sin problemas, desviando al tránsito por la Ruta 30.

Según fuentes policiales, el fallecido fue sacado por los bomberos del interior del Renault 9 todavía con signos vitales, aunque no llegó a ser trasladado con vida al hospital porque murió a los pocos instantes de ser rescatado. Luego del operativo, también un bombero voluntario de Chacabuco debió ser hospitalizado por haberse lastimado con los fierros del auto, que quedó destruido.

Por el momento, los investigadores no lograron determinar cómo fue el choque ni si hay algún indicio sobre si fue una mala maniobra de alguno de los dos conductores o algo vinculado al entorno pudo haber influido en el accidente. De lo que sí no hay ninguna duda es de la bronca que tienen los vecinos de la zona, dado que en el sector donde se produjo el impacto, la RN7 es angosta y muy transitada por camiones (esta ruta une la ciudad de Buenos Aires con Santiago de Chile, cruzando hacia el oeste la provincia de Buenos aires, y pasando por el sur de Santa Fe, Córdoba y San Luis hasta ingresar a Mendoza).

La gente de Chacabuco reclama desde hace años una mayor seguridad vial en el lugar y, particularmente, quieren que la ruta se convierta en autopista -como la está finalizado el tramo entre la Capital Federal y San Andrés de Giles- con la expectativa de que de esa forma disminuyan los siniestros viales.

De hecho, en el acceso a la ciudad de Chacabuco, a pocos metros de donde ocurrió el accidente, hay un cartel que dice “Urgente: autovía Giles- Junín”. Y en los últimos meses comenzaron los trabajos de excavación y removido de tierra en el tramo que va de la llamada “curva de Coliqueo”, en la salida de Chacabuco, hasta Junín. Pero aún no hay fecha de final de obra.

Se desconocen los motivos del accidente, aunque la imprudencia de llevar tantas personas en un auto (Renault 9) es obvia. Además, hay nueve heridos.

Una ruta con muchos problemas

Unos 180 kilómetros más al oeste de donde se produjo este accidente, la RN7 tiene otro tipo de problema, en este caso de estructura: el desborde de la laguna La Picasa hizo que las autoridades de la Agencia de Seguridad Vial de Santa Fe decidieran cortarla por tiempo indeterminado entre los kilómetros 385 y 386 (es apenas un kilómetro, pero hay que desviarse mucho, porque por los costados de la ruta sólo hay agua). La decisión fue para “apuntalar” ese sector del camino, dado que el agua subió tanto y con tanta fuerza que, no sólo cruza el asfalto, sino que resquebraja su base.
COMENTA LA NOTA