jueves 13 de julio de 2017 - 23:57                1180
13.07.2017 - 23:57                1180
Qué hacían Bullrich y Macri mientras reprimían a trabajadores de Pepsico
El Presidente y la ministra de Seguridad participaron de un acto, donde nada dijeron que la represión policial ordenada para desalojar la fábrica de Pepsico que cerró hace menos de un mes.
Qué hacían Bullrich y Macri mientras reprimían a trabajadores de Pepsico
 El presidente Mauricio Macri encabezó este jueves por la mañana un acto en el Museo de la Casa Rosada, de homenaje por el 70 aniversario de la ley que habilitó el voto femenino, mientras las fuerzas de seguridad reprimían a trabajadores despedidos que ocupaban la planta de Pepsico en Vicente López.

Macri estuvo acompañado en la ceremonia por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, pero ambos se negaron a hablar con la prensa por el desalojo violento de la fábrica de Pepsico y se retiraron no bien culminó la recordación.

El Presidente, brevemente, destacó que “ahora, por suerte, ya es algo obvio el rol protagónico que tienen las mujeres en la sociedad, pero en aquella época (cuando se sancionó la ley) fue un hecho histórico que reconoció que la verdadera democracia era participando todos”.

“Sigamos apostando a un rol más protagónico de la mujer”, agregó el mandatario, quien apuntó que en la reciente reunión del G20 en Alemania, “se habló mucho de este tema, de que existen todavía asimetrías”, en los roles que cumplen hombres y mujeres en la sociedad.

El mandatario recorrió la muestra recordatoria del voto femenino, impulsada por Eva Perón y sancionada en 1947, en la que, curiosamente, no se encontraron fotografías de la entonces primera dama, y apenas un dibujo alusivo, sin el nombre de la esposa del fundador del Justicialismo.

Por su parte, la titular del Consejo Nacional de las Mujeres, Fabiana Túñez, instó a “seguir profundizando estos cambios, que comenzaron el 10 de diciembre”, en supuesta referencia a la gestión macrista, al tiempo que recordó el caso de la médica Julieta Lanteri, quien en 1919 se postuló para ser diputada por la Ciudad, ya que “la mujer no tenía derecho al voto, pero nada se decía sobre que no podían presentarse y ser votadas”.

A su turno, la dirigente de Derechos Humanos Graciela Fernández Meijide recordó que pertenece a “la generación de las que votamos por primera vez”, y que “en 1949, un gobierno de origen militar (en rigor, elegido democráticamente en 1946) pone esa posibilidad al alcance, bastante tempranamente respecto a Latinoamérica”.


Al explorar el regreso democrático, Meijide apuntó que “en el ‘83 habíamos logrado un consenso, que era el Nunca Más, a la violencia política, a la interrupción del sistema democrático; los dos escalones fueron los derechos humanos y la democracia”. “Hemos ido perdiendo ese consenso, al punto que últimamente asistimos sorprendidos a que se levantara la lucha armada como forma de acción política; que yo creo que nos perjudica a todos. Tenemos que estar muy atentos a esas cuestiones y ser híper sensibles a esas cuestiones”, agregó.

Al dirigirse a Macri, pregonó: “Es una obligación del Presidente y de todos nosotros, y sé que usted quiere hacerlo, restituir el gran acuerdo del Nunca Más, extendido a esos dos principios: no violencia en la lucha política, persistencia de la democracia”.

COMENTA LA NOTA