sábado 02 de septiembre de 2017 - 09:31                3689
02.09.2017 - 09:31                3689
Luisana Lopilato y Guillermo Francella contaron sus trucos para filmar la escena de sexo en la película
A 12 años de "Casados con hijos", en donde eran padre e hija, los actores protagonizan "Los que aman odian", filme en el que interpretan a dos amantes
Luisana Lopilato y Guillermo Francella contaron sus trucos para filmar la escena de sexo en la película
"A los tres segundos, uno se olvida de Pepe y Paola", dice Guillermo Francella (62) sobre Los que aman odian, la película que protagoniza con Luisana Lopilato (30). A doce años de Casados con hijos, la sitcom en la que eran padre e hija, los actores vuelven a trabajar juntos en un drama policial en el que son amantes.

En diálogo con Teleshow, Francella y Lopilato contaron cómo lograron componer las escenas de besos y de sexo alejando todo recuerdo de la comedia que protagonizaron en 2005 pero que siguieron repitiendo hasta 2016. "Fue todo muy lindo y muy cuidado", toma la posta el actor a la hora de hablar de las imágenes que más impacto generaron en el público cuando salió el tráiler.

"No podía quedar a medias, sino iba a ser un híbrido. Ni chicha ni limonada. Había que mandarse y jugarse, y así fue", agrega sobre su historia en la película que dirigió Alejandro Maci.

"Cuando vino la primera escena en la que nos dimos un beso, lo hablamos mucho con Lu porque no podía hacerse a meditas tintas", explica Guillermo y agrega: "Quedó con esa verosimilitud que tenía que tener".

Mary, el personaje que interpreta Lopilato, sorprende con un desnudo en la previa a una escena de sexo con el doctor Enrique Huberman (Francella). Sin embargo, se trata de una imagen montada ya que no fue la actriz quien se desnudó frente a las cámaras. "La verdad, yo quería estar más concentrada en lo que venía, que era más difícil, que en el desnudo", explica Luisana.

"La escena de sexo sí la hice yo y eso para mí era más importante en la actuación como para poner mi cuerpo. Quería estar más preocupada en lo que se iba a ver después", detalla la actriz que priorizó poner toda su energía en la escena de sexo con Francella.

"Fue todo medio natural y distendido. Cuando estaba ahí me olvidé de Luisana y ella creo que se olvidó de mí. Fue meternos en el personaje y ser actores", agrega el actor, que también reveló cómo fue el diálogo previo a filmar dicha escena.

"Tuvimos una charla previa en la que le dije Lu, acá hay que mandarse. No nos quedaba otra. Sino, iba a ser una ridiculez. Por eso me gustó su actitud y la mía también", explica.

El actor también hace hincapié y destaca el trabajo de Lopilato en la película que se refleja el gran crecimiento de la actriz: "Me gusta verla madura como mujer y también interpretativamente. Está colosal. Hizo un trabajo formidable".

Luisana, por su parte, comenta qué es lo que encontró en el cine que no le dan, en su presente actoral, la televisión u otros proyectos. "Tiempo… Tiempo para actuar, para pensar, para elegir, para saber qué es lo que me gusta como actriz. Qué camino elegir", responde.

"La tira es el día a día y el salir ya a escena, y no te da tiempo para pensar. En el cine descubrí que tenés tiempo, que podés probar un montón de cosas, qué podés probar otro camino…", explica la actriz argentina.

Luisana cuenta que es tan exigente con ella misma que seguía ensayando hasta en su casa con su rutina habitual con sus hijos –Noah (cuatro) y Elías (uno), fruto de su relación con el cantante canadiense Michael Bublé (41)-.

"Tenía una cigarrera con la que practicaba cómo sacarla de cartera, abrirla, sacar un cigarrillo y ponérmelo en la boca. Lo hacía en cualquier momento y mis hijos, que saben que no fumo, me decían Mamá, ¿qué hacés? No entendían. Le puse mucho a este personaje porque sabía que era un desafío para mí", cuenta Lopilato.

Justina Bustos (28), Juan Minujín (42), Marilú Marini (72), Carlos Portalupi (50), Mario Alarcón (72) y Gonzalo Urtizberea (60) completan el elenco de la película que está basada en la novela de Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares y que se estrena el 7 de septiembre.

Los que aman odian está ambientada en los años 40, es por eso que todos los actores recibieron clases de protocolo y ceremonial. "Era otra época y, en esos tiempos, se hablaba y se gesticulaba de otra manera. Nos enseñaron modales, ¡hasta cómo tener los brazos cuando estábamos sentados en la mesa!", concluye Francella.
COMENTA LA NOTA