viernes 10 de noviembre de 2017 - 08:46                2416
10.11.2017 - 08:46                2416
Qué es de la vida de Twiggy, la cantante de "Necesito un amigo": "La gente me la sigue pidiendo en los shows"
La artista contó que nunca abandonó su carrera musical y reveló por qué se alejó de los medios y la exposición. Abandonó Buenos Aires por un desamor, vivió 12 años en Bariloche, se casó, tuvo hijos, y ahora vuelve con sus grandes éxitos
Qué es de la vida de Twiggy, la cantante de
"Cuando me fui del medio no sabía qué alcance había tenido. No pensé que había sido tan importante hasta que reaparecí a través de las redes sociales y me encontré con mensajes de la gente que me contaba, por ejemplo, que con mis canciones había conocido a su actual pareja".

Sandra Mariela Vázquez, más conocida como Twiggy, comenzó su carrera de cantante a los 18 años y fue furor en los 90 con Necesito un amigo, No está o Bajo la luz de la luna, éxitos que hoy, a sus 41 años, el público le sigue pidiendo en los shows.

A 23 años de su esplendor, la cantante cuenta que si bien se alejó de los medios, nunca abandonó la música y detalla qué fue de su vida desde entonces y por qué decidió irse a vivir a Bariloche durante 12 años."Estaba en la necesidad de hacer un cambio. Era como alejarme de un viejo amor. Sabía que, en algún punto, estaba dejando mi carrera a un costado pero verdaderamente necesitaba irme porque estaba muy triste. La necesidad personal superaba lo profesional", explica Twiggy en una entrevista exclusiva con Teleshow.

Lo último que había hecho fue América en Vacaciones, un programa con Mariano Peluffo en 2001. Se separó de un novio con el que había estado 10 años en pareja y decidió irse a vivir a Bariloche a cambiar su vida. Allí conoció a su actual marido, se casó, formó una familia y vivió durante 12 años en los que nunca abandonó su carrera musical. "Yo soy peluquera, así que apenas llegué ayudé a un amigo en su local, pero después me puse a buscar gente para tocar", asegura la cantante.

Allí formó su propia banda con la que hacía música para chicos y tocó durante temporadas hasta que, en 2012, volvió a lanzar un disco propio y los viajes a Buenos Aires se hicieron cada vez más frecuentes. "Uno de mis hijos era muy chico y cada vez me costaba más cuando tenía que venir a promocionar el CD", explica Twiggy, que está casada con Fernando Oliva, con quien tuvo a Galo (11) y Arión (nueve).

"Mi marido es comerciante y trabaja de forma independiente así que no tuvo problema en que dejemos La Patagonia. Y los chicos, por suerte, también me apoyaron en el cambio que, para ellos, era más grande porque implicaba otro colegio, nuevos compañeros y amigos", continúa la cantante que, entre fines de 2014 y principios de 2015, ya estaba instalada con su familia en Buenos Aires.

"Yo había desaparecido de todos lados y en ese momento fue como que volví a reconectarme con todos", agrega quien anuncia que, además de seguir en su carrera como solista, se juntará con Jazzy Mel –emblema de la música tecno- y Machito Ponce –ícono del pop- para presentarse con Formato 90 y tocar los grandes éxitos de esa época por todo el país.

"Aunque pasaron 23 años, la gente en los shows me sigue pidiendo No está, Necesito un amigo y Bajo la luz de la luna", recuerda la artista que sigue cantando sus hits con el mismo empeño que tenía cuando debutó a los 18 años: "Son esos clásicos que no pueden faltan porque la gente quiere recordar esos momentos y a mí me hace feliz ver que los tienen tan presentes".

A diferencia de cuando comenzó, Twiggy está trabajando de manera independiente y "a pulmón", como ella lo define. "Hoy, mi prioridad es ser mamá y no me podría ir tres meses de gira", aclara la cantante, que está trabajando en un unplugged que aún no tiene fecha de estreno, pero que compartirá en sus redes sociales.

"Tampoco tengo una productora, o alguien que me maneje la prensa. Yo soy feliz de poder hacer música y seguir componiendo como hasta ahora, porque en los recitales que hago siempre sorprendo con algún tema nuevo para que conozcan", agrega sobre su presente con los recitales que realiza tanto en Buenos Aires como en el interior del país.


Cuando fue mamá vivía en Bariloche y, aunque seguía tocando, no tenía la exposición que manejó en los 90. Motivo por el cual prefirió que sus hijos, al ser de otra generación, descubrieran por cuenta quién fue su madre: "Nunca les dije nada y cuando me hice redes sociales y volví a tener contacto con el público y los fanáticos empezaron a comentarme la cantidad de seguidores y los comentarios de la gente, ahí, ellos solos, buscaron en Internet lo que fui en esa época".

Con más de 20 años de carrera, Twiggy sigue formándose ya que, además de ensayar a diario, toma clases de técnica vocal. "Estoy en una etapa hermosa, feliz de ser mamá y de poder seguir haciendo música, que es lo que me gusta. Lo hago de mil amores, como desde el primer día que canté", destaca quien afirma ser la misma que comenzó a los 19 años "pero más madura".


COMENTA LA NOTA