martes 06 de marzo de 2018 - 08:56                4623
06.03.2018 - 08:56                4623
Elecciones en Italia: 4 claves para entender quién ganó, quién perdió y quién puede ser el próximo primer ministro
A falta de una mayoría clara, es probable que las negociaciones entre los partidos llevarán tiempo. Di Maio, del Movimiento Cinco Estrellas, y Salvini, de la Liga, son los candidatos con más posibilidades de ser elegidos por el presidente Sergio Mattarella para formar un gobierno
Elecciones en Italia: 4 claves para entender quién ganó, quién perdió y quién puede ser el próximo primer ministro
 En las elecciones generales en Italia avanzaron los partidos antisistema, pero ninguna fuerza obtuvo mayoría suficiente para gobernar sola, por lo que se abre un largo periodo de negociaciones para formar un Ejecutivo.

A continuación, cuatro claves para entender cuáles podrían ser los escenarios futuros.

1) Los ganadores: Di Maio y Salvini

Luigi Di Maio: El candidato por el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) se presentó como "vencedor absoluto" y avanzó que está abierto a negociar con otros partidos ante la ausencia de una mayoría. Su partido logró un 32 % de los votos, lo que le permitirá triplicar el número de sus parlamentarios. El candidato del M5S, sucesor del fundador Beppe Grillo, aseguró que el partido "siente la responsabilidad de dar un Gobierno a Italia" y se perfiló como el único capaz de hacerlo ya que, en su opinión, las coaliciones de derecha e izquierda "no tienen números".

Matteo Salvini: El candidato de la Liga Norte reclamó el gobierno para la coalición que comparte con Berlusconi y otras fuerzas derechistas. Salvini superó el 17 % de los votos, configurándose como principal partido de la derecha italiana, por delante de la "Forza Italia" del magnate, que apenas supera el 14 % de las papeletas. Aunque dijo que "escuchará a todos" sus rivales, criticó los análisis extravagantes sobre posibles alianzas con el Movimiento Cinco Estrellas y dijo que mantendrá su compromiso con la coalición de centro-derecha.

2) Los derrotados: Silvio Berlusconi y Matteo Renzi

Silvio Berlusconi: La victoria de su coalición en las generales tiene un gusto agridulce para Berlusconi. El ex primer ministro italiano perdió el liderazgo de la derecha frente a su socio de coalición, el secretario de la Liga, Matteo Salvini, tras un histórico "sorpasso". De este modo Berlusconi cede su liderazgo conservador, incontestable desde que en 1994 entrara en política e iniciara una memorable trayectoria que le ha llevado a presidir el gobierno en tres ocasiones, rodeado de polémicas y problemas judiciales.

Matteo Renzi: Es el gran perdedor de estas elecciones. Al anunciar su renuncia de la secretearía del Partido Democrático el lunes, despejó cualquier hipótesis de participación del PD en el próximo Ejecutivo y ha señalado que su grupo político dice "no a los extremismos", en referencia al M5S y a la ultraderechista Liga Norte.

3) Quién puede formar un gobierno

La posibilidad de una gran coalición entre el partido de Berlusconi y el de Renzi —considerada probable por los analistas antes del voto— quedó descartada tras los resultados.

Los resultados de las elecciones: en azul las regiones donde ganó la coalición de centro-derecha; en rojo donde ganó el Partido Democrático; en amarillo las zonas donde prevaleció el Movimiento Cinco Estrellas
Los resultados de las elecciones: en azul las regiones donde ganó la coalición de centro-derecha; en rojo donde ganó el Partido Democrático; en amarillo las zonas donde prevaleció el Movimiento Cinco Estrellas
Hay 3 escenarios posibles.

Primer escenario: Un gobierno del Movimiento Cinco Estrellas. Los grillini, el partido más votado, podrían conseguir el apoyo de otra fuerza para formar un gobierno. Una posible alianza sería con la Liga, aunque Salvini descartó esta posibilidad. Otros observadores ven en un Partido Democrático sin Renzi —quien anunció su renuncia, pero solo tras la formación del nuevo gobierno— un posible aliado de la formación fundada por Beppe Grillo.

Segundo escenario: un gobierno expresión de la coalición de derecha de Salvini y Berlusconi. Aunque no cuenta con los votos para alcanzar la mayoría absoluta (en la cámara tiene 266 escaños, lejos de la mayoría de 316), podría intentar formar un gobierno con el apoyo de parlamentarios de otras fuerzas, atraídos por la posibilidad de algún cargo en el ejecutivo.

Tercer escenario: si no hay una clara mayoría podría formarse un llamado "gobierno de próposito", con el apoyo de todas las fuerzas políticas para que se tomen algunas medidas puntuales, como reformar la ley electoral —la principal causa de la falta de una mayoría clara— y organizar nuevas elecciones. Sería la extrema ratio.

4) Cuáles son los tiempos

El parlamento se reúne el 23 de marzo para elegir los nuevos presidentes de Cámara y Senado. Esta será una fecha importante: para elegir esos cargos los partidos tendrán que encontrar una mayoría absoluta, por lo que por primera vez se verá cuáles partidos decidieron colaborar entre ellos y cómo.

Entre finales de marzo y principios de abril, el Presidente de la República Sergio Mattarella comenzará las consultaciones: recibirá en el palacio del Quirinale a las delegaciones de todos los partidos, para escuchar sus intenciones. Según lo que habrá escuchado, decidirá a quien darle el cargo para formar un gobierno. El elegido, si acepta, presenta una lista de ministros y jura en el Quirinale. Luego, se presenta ante el Parlamento para el voto de confianza. Si supera con éxito la votación, el nuevo gobierno comienza sus funciones.

En 2013 para formar un gobierno fueron necesarios dos meses. Es probable que esta vez hará falta más tiempo. No hay un límite temporal para las negociaciones. Durante todo el proceso, sigue gobernando el actual gobierno de Gentiloni, en cargo para la ordinaria administración.
COMENTA LA NOTA