jueves 29 de marzo de 2018 - 12:54                1353
29.03.2018 - 12:54                1353
Por un nuevo paro, el Bapro recién volverá a funcionar el 5 de abril
La medida de fuerza de 48 horas se hará el 3 y 4 del mes que viene y se sumará a los cinco días sin bancos por el fin de semana largo de Pascuas.
Por un nuevo paro, el Bapro recién volverá a funcionar el 5 de abril

La totalidad de las comisiones gremiales internas del Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro) anunciaron un paro general de dos días para el martes 3 y miércoles 4 de abril en rechazo del “vaciamiento” de la entidad y en demanda de “salarios justos”, de acuerdo con una declaración sindical.


El documento fue avalado por las filiales de Azul, Bahía Blanca, Buenos Aires, Chascomús, Chivilcoy, Junín, La Plata, Mar del Plata, Necochea, Pehuajó, Pergamino y Tandil.

“Los trabajadores del Bapro se pronunciaron en asambleas por la defensa del salario y una paritaria sin techos y por la profundización de las medidas de fuerza para que la Suprema Corte de Justicia provincial se expida sobre la clara inconstitucionalidad de la nefasta Ley 15.008 de reforma del régimen previsional del personal”, afirmaron.

El paro del 3 y 4 de abril próximo, que se sumará a los cinco días sin bancos por el fin de semana largo de Pascuas, provocará que el Bapro no funcione durante una semana.

“El paro de 48 horas se realizará sin concurrencia a los lugares de trabajo y, la fecha elegida, respondió a que se tratará de comienzos de mes, cuando las autoridades oficializarán el quebranto de las finanzas de los primeros 90 días de 2018”, aseveraron.

La protesta se realizará “sin presencia” en la entidad financiera porque “están en juego los derechos previsionales y porque la aplicación de la nueva norma ya causa problemas financieros a la entidad y “un posible quebranto”, ya que desde hace tres meses el Bapro sostiene "el déficit sin aportes de los Estados nacional o provincial", puntualizaron.

Los delegados indicaron que solo en marzo el banco debió aportar 583 millones de pesos, y que al vencimiento del trimestre “los balances deberán blanquearse ante el Banco Central (BCRA) con consecuencias impredecibles”, en el contexto de "una fiesta de ñoquis, lujos excéntricos de su titular, Juan Curutchet, su secretaria y asesores como Hernán Stella y Cecilia Tear, implicados en serias denuncias, aunque ratificados todos”.

Sin embargo, fuentes citadas por la agencia Télam indicaron que “el banco obtuvo sólidos resultados financieros en 2017, cuando ganó más de 7 mil millones de pesos”, y que las autoridades de la entidad "presentarán en los próximos días favorables resultados correspondientes al primer trimestre”.

En cambio, para el gremio, “se continúan manipulando millones de pesos en pauta publicitaria que nadie controla a partir de un pacto político con el gobierno provincial, lo que se triplicó en el último año y alcanzó un gasto aproximado de mil millones de pesos. Pero se avanza en nuevas reestructuraciones del organigrama solo para confundir a las líneas gerenciales de una empresa que se procura liquidar, por lo que no hay directivas firmes, un rumbo claro, y se oculta la ambición de tercerizar tareas y recortar derechos adquiridos”, agregaron.

Las representaciones gremiales indicaron que “el Bapro no resiste la Ley 15.008” y exigieron “la inmediata devolución de los días descontados por paros” anteriores.

“Los trabajadores enfrentan una nueva provocación de la cartera laboral nacional y de las patronales, que procuran comprar la voluntad de lucha de los bancarios, adelantando un aumento del 7 por ciento que es una limosna ya rechazada en actas. Por ello en el Bapro se mantiene el estado de alerta, a fin de que su personal se sume a las medidas que disponga de forma oportuna la conducción de la Asociación Bancaria", concluyeron.