Noticias Varias

Junín, Bs As
10.4 ºC
Humedad: 90 %
Pr: 1015.34 hPa
  Noticias Varias  Domingo 03 de junio de 2018 - 19:07 hs.                4494
  Noticias Varias   03.06.2018 - 19:07   
Cómo es la técnica que promete orgasmos de 30 minutos
Funciona sólo para mujeres. El método exige un entrenamiento para llegar al objetivo. De qué se trata.

Cómo es la técnica que promete orgasmos de 30 minutos

Lo que define la duración del orgasmo es una cuestión de género. Se sabe que el orgasmo femenino promedio dura entre 3 y 15 segundos y el masculino 3 a 8 segundos. Pero según Alan y Donna Brauer, autores de la técnica del orgasmo extendido, ese momento de gloria puede prolongarse por media hora en el caso de las mujeres.


“Se trata de una sucesión de orgasmos, la mujer tiene la capacidad de ser multiorgasmica porque a diferencia del hombre no eyacula ni debe padecer el periodo refractario necesario para recuperarse”, le cuenta a Clarín la psicóloga y sexóloga Patricia Safadi. “La clave del sexo es no ponerse pretenciosos y disfrutar del otro, sin falsas expectativas”, agrega la también especialista en terapias de pareja.

Sin embargo, la técnica del orgasmo extendido de los Brauer (ESO), que parece ser bastante pretenciosa, promete descarga de energía sexual durante 30 minutos, y como si fuera poco asegura contracciones placenteras hasta 24 horas después del acto. Estos son los pasos a seguir.

La técnica para tener orgasmos de media hora

La mujer necesita entrenarse para someterse a esta maratón de placer. Es necesario una mente relajada y con pensamiento positivo sobre el sexo. Según los sexólogos, muchas mujeres suelen resistirse a experiencias intensas en lugar de relajarse y disfrutar.

Es muy importante la practica de los ejercicios del piso pélvico de Kegel, que incluyen apretar, sostener y luego liberar los mismos músculos que se utilizan para dejar de orinar a mitad del flujo. Este tipo de ejercicios fortalecen los músculos que se contraen al llegar a un orgasmo por ello tonificarlos aumenta las sensaciones y hace más fácil la llegada al clímax.

Por ultimo, debe masturbarse seguido para conocer las zonas, tiempos y tipos de movimientos que le producen mayor placer."Además, se puede aplicar un poco de lubricante en la totalidad de la vagina y el perineo y distribuirlo durante al menos cinco minutos, sin estimular el clítoris ni el interior de la vagina", añade la sexóloga.

Ahora sí, estimular el clítoris dibujando movimientos circulares lentos y constantes alrededor de él con el dedo índice. Es necesario que se cuente qué presión y ritmo se siente mejor mientras contrae el piso pélvico y respira profundamente desde el estómago. Es probable que el orgasmo esté cerca.

Observar y sentir las contracciones regulares de dos segundos en su área genital, indicará que el orgasmo es inminente. Una vez que comienzan, dejar de estimular el clítoris e inmediatamente comenzar a acariciar las paredes vaginales internas. Usando los dedos, hacia adentro o hacia afuera, o girarlos en círculos, lenta y constantemente, dentro y fuera de la entrada vaginal.

Después del orgasmo, la vagina comienza a relajarse, pero el objetivo de esta técnica es prolongar las contracciones, así que hay que mantener los dedos dentro de la vagina, acariciando suavemente aumentando la presión y frecuencia de acuerdo a lo que indique la pareja. Esto debería desencadenar otra serie de contracciones a medida que sigue el estímulo de las paredes internas de la vagina.

Cuando haya una pausa en las contracciones, se debe volver rápidamente a acariciar el clítoris como antes con movimientos circulares. Esto debería desencadenar aún más contracciones, lo cual es la señal para volver a estimular nuevamente dentro de la vagina con movimientos de atrás hacia adelante.

Después de hacer esto durante 15 minutos, las contracciones deberían comenzar a ser continuas. Esto indica la llegada de la fase final. Es hora de encontrar una posición donde se pueda usar ambas manos para estimular el clítoris y la vagina simultáneamente. El resultado debería ser una ola tras otra de múltiples orgasmos.