Deportes

Junín, Bs As
18 ºC
Humedad: 78 %
Pr: 1009.92 hPa
  Deportes  Lunes 04 de junio de 2018 - 19:30 hs.                1442
  Deportes   04.06.2018 - 19:30   
El noble gesto de los hinchas de San Martín de Tucumán y Sarmiento de Junín, luego de la final por el ascenso a la Superliga
Hay pequeños grandes gestos que permiten soñar con un fútbol argentino mejor, más sano desde lo humano. Situaciones que trascienden lo deportivo y dejan enseñanzas.

El noble gesto de los hinchas de San Martín de Tucumán y Sarmiento de Junín, luego de la final por el ascenso a la Superliga
Una de esas situaciones de dio ayer, tras la contundente goleada de San Martín de Tucumán sobre Sarmiento de Junín por 5 a 1, que le permitió al Ciruja regresar a la primera división, para disputar la próxima Superliga.

Una vez concluido el desquite, en suelo tucumano, sus hinchas despidieron con aplausos a los hombres de verde, que a su vez felicitaron a sus pares rivales por el triunfo y por el ascenso.

Mientras los fanáticos visitantes abandonaban el estadio, fueron aplaudidos por los locales. Incluso, hubo intercambio de abrazos y felicitaciones mutuas en las tribunas.

Incluso, según consigna el canal de noticias TN, se vio a un hincha de Sarmiento flameando una camiseta de San Martín de Tucumán.

Lo dicho. Pequeños grandes gestos que permiten soñar con un fútbol más civilizado. Sarmiento deberá jugar otra temporada en la segunda división y la nota de color la dieron sus hinchas, en conjunto con los de San Martín. Es que el público del Santo tucumano tuvo un noble gesto con sus pares de Junín, y viceversa. Una vez que terminó el partido, mientras los simpatizantes visitantes abandonaban el estadio de La Ciudadela, fueron aplaudidos por los locales. Incluso, algunos se dieron la mano o se abrazaron, y los de Sarmiento felicitaron por el logro conseguido a sus rivales de turno. Hasta se llegó a ver que un hincha del Verde alzó una bandera con el escudo de la institución tucumana. Algo que debería ser normal y no destacado, pero que lamentablemente es ajeno a lo cotidiano en el fútbol argentino.