Espectáculos

Junín, Bs As
16.9 ºC
Humedad: 79 %
Pr: 1018.52 hPa
  Espectáculos  Jueves 19 de julio de 2018 - 10:07 hs.                46895
  Espectáculos   19.07.2018 - 10:07   
Llanto, corridas y empujones: escándalo en la salida teatral de Wanda Nara con sus hijas
La esposa de Mauro Icardi quiso aprovechar su paso por Buenos Aires para llevar a Francesa e Isabella a una obra infantil. Pero Wanda terminó enojada con la prensa: se negó a dar notas

Llanto, corridas y empujones: escándalo en la salida teatral de Wanda Nara con sus hijas

Wanda Nara pertenece a ese grupo de celebridades que son noticia en sí mismas. De paso por Argentina, ¿va al teatro con sus hijas? ¡Es nota!, simplemente por eso. Pero si encima se produce en medio de su polémica por las fotos al natural en las playas de Ibiza, ¡todavía más! Así fue cómo periodistas, cámaras de televisión y fotógrafos se apostaron en la entrada del Paseo La Plaza, en la calle Corrientes.


En la noche del miércoles la esposa de Mauro Icardi llevó a sus dos hijas, Francesca e Isabella (los tres varones se quedaron en Italia, participando de un campus organizado por el Inter), al espectáculo Cantando con Alicia. Fue acompañada por su hermana, Zaira Nara, y la pequeña Malaika. Salida de chicas, al fin. Y como tantas que por estos días de vacaciones de invierno se organizan en Buenos Aires.

Las cinco disfrutaron del show. Pero el caos se produjo a la salida. Rumbo al estacionamiento, con Francesca caminando a su lado, Wanda se negó a responder las consultas de los noteros. Se generó algún tumulto. No faltaban los cholulos. Y la situación provocó el pánico de la hija de Icardi, de apenas tres años, quien terminó llorando. La producción del espectáculo recurrió a personal de seguridad del complejo, y finalmente las hermanas Nara y sus hijas pudieron dejar el lugar.

A primera hora del miércoles, Wanda hizo un furioso descargo en su cuenta de Twitter. "Todo muy divertido, mucho tema para hablar… -empezó diciendo, en clara alusión a sus fotos en Ibiza y su posterior producción para la revista Gente-, pero todo tiene un límite".

"El derecho de los periodistas -argumentó- termina el día que decido salir con mis hijas por Buenos Aires a un teatro infantil, y dedicarme a cuidar y divertirme en una salida de vacaciones de invierno con mi sobrina".

"Seguramente hicieron mucho por mí -continuó, quizás recordando la atención que la prensa le dedicó desde sus comienzos, más de diez años atrás; pero de inmediato rectificó el rumbo-, más que cobrado. Hace años no le debo nada a nadie".

Sosteniendo que generó "mucho tema", ya sea "real, inventado o transformado", Wanda se justificó: "¿Para qué dar notas? Si cuando van al piso el odio, el rencor y la envidia los invade. Lamento por los nuevos periodistas , o los que intentan ser diferentes pero entre una multitud arriba mío es difícil distinguir".