Locales

Junín, Bs As
19.7 ºC
Humedad: 99 %
Pr: 1007.94 hPa
  Locales  Viernes 07 de diciembre de 2018 - 01:24 hs.                7089
  Locales   07.12.2018 - 01:24   
Esposa del taxista detenido por la causa de abuso de una menor: "Sólo se habla de mentiras que acusan a mi marido y tapan la realidad"
A través de un audio que se viralizó rápidamente por WhatsApp, la mujer dio a conocer su realidad de los hechos.

Esposa del taxista detenido por la causa de abuso de una menor:

WhatsApp se vio conmocionado con un audio que se viralizó rápidamente. Se trata de la esposa de Cristian, el taxista acusado por el caso de abuso de una menor de 16 años, quien contó su realidad de los hechos y analizó la situación procesal de su marido.


La mujer realizó graves denuncia y afirmó que la causa está manipulada "por favores y acomodos", entre otras cosas. Además, asegura que su marido es inocente y que desde la Fiscalía se ignoran las pruebas que demuestran la inocencia de Cristian.


EL AUDIO:




TRANSCRIPCIÓN:


"Mi nombre es Valeria, soy esposa de Cristian el taxista acusado por el caso de abuso a la menor de 16 años. 


Este audio es para dar a conocer el desacierto y la falsedad del procedimiento de la causa.


El día 12 de noviembre, a los 10 días después del hecho lo detienen a mi marido, golpeándolo y maltratando física y verbalmente por la DDI y obligándolo a hacerse cargo de un hecho que aún mi marido desconocía, de modo que se le fué comunicado el porqué de su aprensión luego de dos horas.


Ese mismo día la DDI se dirige a mi casa con el fin de hacer el allanamiento. Entraron por lo menos seis personas junto a un testigo, desordenando y revolviendo todos los ambientes mientras uno de los jefes me entretenía mostrando y diciendo cosas de la causa y por sobre todo repudiando a mi marido.


La DDI se llevó remeras de él que no usaba desde hacía 10 años atrás, por lo que su talle hoy no es el mismo. 


También un gps y el jefe me obligó a entregarle mi celular por lo cual se lo di ya que no tengo nada que ocultar. De hecho, hasta el día de hoy, 6 de diciembre, no fue peritado como así tampoco el celular de Cristian. Su teléfono acredita que él trabajó esa noche con sus clientes y nos exige por favor que sea peritado.


El mismo día de la aprensión nos secuestran el taxi que ya fue peritado, no una sino dos veces y sin embargo no nos quieren devolver. Es la única herramienta de trabajo de la que comen mis tres hijos, sin embargo a la justicia no le importa, y en consecuencia dejaron a mi familia sin trabajo, sin casa por no poder pagar el alquiler y a mis hijos fuera de sus actividades escolares para que no tengan conocimiento de la injusticia que está pasando su papá.


Luego de los 6 días de su detención fue trasladado a Pinto, donde recién ahí pudimos verlo por primera vez. Distintamente a lo que pasó con el único acusado nombrado por la víctima que claramente no es mi marido. 


Tuve contacto con los familiares de la menor que nos comunican que la víctima no conoce a mi marido ni por fotos, de hecho, creyeron que Cristian se había vendido por plata.


Las cámaras por lo que lo acusan no identifican ni siquiera la marca del auto, mucho menos plafón y patente. 


Tampoco se la identifica a la víctima en la cámara de seguridad porque las imágenes no son nítidas y fueron presentadas 10 días después del hecho donde recortaron 30 minutos de grabación que a raíz de eso fueron removidos dos policías de su cargo.


Supuestamente, según los medios se encuentra ADN positivo en la ropa de la víctima cuando para los peritos esto no es así.


Como no se encontró nada en el taxi en el primer peritaje, ahora supuestamente se encuentra una rejilla con ADN de la víctima que fue expuesta a lavandina, enjuagues, aceite y demás. 


Desde fiscalía aluden que luego de diez días, el ADN supuestamente puede permanecer.


De más está decir que no hay similitud con el único acusado y con la foto que se lo compara a mi marido que es de hace 14 años atrás.


También quiero aclarar que desde que mi marido está detenido sólo los familiares directos pueden visitarlo por dos horas dos días a la semana, y tengo información que desde la aprensión del único acusado, hubo privilegios en todo momento.


Se dijo además que mi marido tiene marcas en las manos y cuerpo, lo que aseguro que no es así porque se le hizo un exámen médico y en la causa a la cual yo tengo acceso, esto NO está registrado.


En primera instancia Cristian no declaró no porque se negara sino que porque el defensor del Estado no lo dejó.


Viendo que nadie lo defendía como debía ser, tuvimos que sacrificadamente contratar un abogado particular.


Durante la detención de mi marido, le fueron entregando notificaciones de los procesos que se le iban realizando en los que en la mayoría de esos escritos, se encontraron errores... y el más insólito fue que se nombró a una tal Doctora Natalia Tallone que pareciera ser que participó de las pericias, ante esto pedimos explicaciones y se justificaron diciendo que fue un error de tipeo.


Las pruebas que se le toman a mi marido para determinar el ADN, nunca fueron ni selladas ni firmadas como debía haber sido. Ésta información no sólo me la manifiesta con mucha impotencia Cristian sino que además me lo confirman personas allegadas a la causa luego de unos días que él me lo dice.


Lo más extraño de todo es que a la víctima hasta el día de hoy nunca se le hizo una cámara gesel, entonces se le está restando importancia a su acusación. La declaración que consta en la causa fue tomada de manera informal en la clínica. Exigimos que se realice y desde fiscalía se negaron, lo que nos parece insólito. 


Está claro remarcar que la fiscal hizo una sola conferencia durante lo que va del hecho y encima se tomó licencia por vacaciones. 


Es evidente que los hechos relevantes del procedimiento como los resultados de las pruebas del único acusado, y el reemplazo de una nueva fiscal, no se informaron y sólo se habla de mentiras que acusan a mi marido y tapan la realidad.


Desde mi opinión personal esta causa está manipulada más que por dinero, por favores y acomodos.


No hay seriedad ni desde el lado de fiscalía ni en los procedimientos en general".



COMENTA LA NOTA