Nacionales

Junín, Bs As
14.8 ºC
Humedad: 66 %
Pr: 1015.48 hPa
  Nacionales  Sábado 15 de diciembre de 2018 - 23:27 hs.                1133
  Nacionales   15.12.2018 - 23:27   
Denunció que vendían droga en una peluquería y sufrió una brutal golpiza
El periodista Luis Grimaldi relató su lucha contra los ocupantes del local del edificio donde vive: se comprobó que se distribuía cocaína desde ese lugar.


Denunció que vendían droga en una peluquería y sufrió una brutal golpiza

Después de cuatro años, el peligro sigue latente. Así lo comprobó este sábado a la tarde el periodista Luis Grimaldi cuando fue golpeado en la cara por uno de los dominicanos que atienden el "Barber Shop", o barbería, en el local del edificio donde él vive.


"Denuncié en su momento que había movimientos raros, que los vecinos estábamos pasando por situaciones muy extrañas, viviendo como encerrándonos de a poco desde que apareció una peluquería dominicana en Venezuela 1530. Yo vivo en el piso de arriba", relató Grimaldi.


Ese mismo local salió en las noticias en agosto de 2017 por ser el centro de operaciones de "el rey de la cocaína de Constitución", un hombre de origen dominicano apodado Chibolo que fraccionaba hasta 40 gramos de esa droga "que se distribuían para todos los travestis" del barrio, como explicó Grimaldi.


Pero la investigación policial no afecto el funcionamiento de la peluquería en sí. "El local no se clausuró. Allanaron, se llevaron a Chibolo, que está preso y tiene un juicio oral pendiente, pero a los seis meses vuelven a abrir, con otra estética y otro nombre, 'Chocho Style Barber Shop'", relató el periodista.


La causa actualmente está en manos del juez federal Ariel Lijo. "Fui a Narcotráfico, a 150 metros de donde pasa esto, mostré cómo entrar armas, bebidas. Hay 19 o 20 peluquerías en Constitución para mí son los nuevos cartels dominicanos que no vienen al país a laburar, sino a infectar de drogas todo esto", sentenció el periodista, quien tuvo una pelea con los hombres de la peluquería que lo increparon en la puerta de su casa.


"Primero me escupieron y después vino de golpe, me pegó una piña y me tiró al piso", recordó el periodista, que necesitó puntos en su frente.





COMENTA LA NOTA