Locales

Junín, Bs As
2.9 ºC
Humedad: 90 %
Pr: 1029.17 hPa
  Locales  Domingo 11 de agosto de 2019 - 19:26 hs.                513
  Locales   11.08.2019 - 19:26   
Interact Club Junín: 50 años de vida
Actualmente los jóvenes se reúnen todos los miércoles a las 18.30 en la sede de Rotary Club, Remedios de Escalada 385.


Interact Club Junín: 50 años de vida

En el marco de las celebraciones por los 50 años de Interact Junín, algunos exinteractianos recordaron su paso por el programa de Rotary Club Junín y coincidieron en las “huellas” que esta experiencia dejó en sus vidas.


Interact es un programa de Rotary Club Internacional que está dirigido a jóvenes de 12 a 18 años de edad y que apunta a fomentar el liderazgo, el compañerismo y la buena voluntad a través del servicio a la comunidad.


ESPIRITU SOLIDARIO

Nancy Rey destacó que el paso por el programa le permitió despertar “ese espíritu solidario” que, según comenta, siguió latiendo en ella “por siempre”.


“La participación en Interact fue inolvidable. Éramos adolescentes, llenos de sueños, con muchas ganas de ayudar, con deseos de crear un mundo mejor. Seguramente hicimos felices, al menos por momentos, a muchos: esa era la consigna. Pintar escuelas, colectas y otras tareas realizadas desinteresadamente, con alegría y de corazón, que quedaron grabadas para siempre en mi vida y me dieron las armas para ser una persona solidaria por siempre. Sigo soñando con un mundo mejor, sigo tendiendo las manos siempre”, expresó Nancy.


ENSEÑANZA DE VALORES

Marcelo Balestrasse, arquitecto, también se refiere al legado de Interact en su formación personal, una experiencia por la que transitó hace cuarenta años: “Yo creo que contribuyó muy fuerte en mi formación, porque allí me enseñaron sobre valores, ética, transparencia, a hacer el bien, a despojarse de la zona de confort en la que estábamos los adolescentes para ir a ponerle el cuerpo al servicio para la gente”.


Esto, según, Balestrasse fue gracias a la guía de “tutores rotarios que eran hombres de bien”. “Ellos nos enseñaban a conducirnos en la vida en forma madura, inteligente. Estábamos rodeados de ese espíritu rotario que nos enseñó a ser buenas personas”, señaló.


UN CAMBIO ROTUNDO

Germán Gaspar, periodista, dice emocionarse al hablar de su paso por Interact porque “significó un cambio rotundo haber pasado por allí”.


Como Balestrasse, subraya que esta experiencia lo formó en valores: “Me marcó en ayudar al prójimo, todavía lo sigo haciendo. Me formó en la persona de bien que creo que soy hoy”.


Al igual que Balestrasse recuerda que en esta transformación contribuyeron significativamente las guía de los rotarios: “Ellos nos hacían ver algunas cosas que por ahí por nuestra juventud no las veíamos. Ellos con su experiencia me ayudaron a crecer”.


AYUDA DESINTERESADA

Ignacio Mendiburu recordó también los encuentros realizados con interactianos de otros distritos: “Allí conocíamos otras personas con otras costumbres pero con la misma ética: la de la ayuda desinteresada, el compañerismo, la honestidad y tantos valores que en la actualidad, lamentablemente, vemos disminuir.” Esto, según recuerda, les permitó “hacer nuevos amigos”.


“Viajamos, nos divertimos y nos quedó el dulce sabor de saber que estábamos haciendo un bien a mucha gente. Mucho después veo que en realidad nos ayudábamos a ser buenas personas. Hoy nos seguimos viendo y con un solo gesto ya nos basta para comunicarnos”, expresa.


Germán Gaspar acordó con Mendiburu que, mientras se brindaba un servicio a la comunidad, “se divertía y se compartía”.


Como consecuencia de ello, la experiencia le permitió gestar amistades y ampliar su círculo de relaciones: “Los fines de semana eran distintos porque, en parte, nos dedicábamos a ayudar. Hice un montón de amigos, no solo en Junín, sino en los distintos viajes para los congresos, en lugares de la provincia, donde nos hospedábamos en casas de otros interactianos. Y cuando se hacían los congresos en Junín, yo recibía intearactianos de otros lugares. Con algunos seguimos manteniendo un vínculo”, dijo Gaspar.


VINCULOS PERDURABLES

Balestrasse coincidió con los vínculos perdurables, de amistad, que gestó Interact: “Era un hermoso grupo humano…llegamos a ser más de treinta personas. Hasta el día de hoy me sigo viendo con algunos amigos, recordando hermosas anécdotas tanto de ayuda comunitaria y social que hemos hecho a vecinos, a escuelas. El balance es positivo por lo que te deja la amistad y el servicio”.


“Aprendimos a respetar, a escuchar, a hablar, a servir… sobre todo a servir. Personalmente estoy orgulloso de haber pertenecido a un grupo que a pesar del paso del tiempo no lo olvidaremos”, sintetizó Mendiburu.


Balestrasse, por su parte, también calificó a la experiencia como imborrable: “Va a quedar para siempre en mi recuerdo. Fueron épocas en mi adolescencia, entre los 13 y 14 hasta los 19. Pasé momentos inolvidables de servicio a la gente, de compañerismo, de aprendizaje con los mayores, con los rotarios”.





COMENTA LA NOTA