Policiales

Junín, Bs As
6 ºC
Humedad: 42 %
Pr: 1018.98 hPa
  Policiales  Jueves 15 de agosto de 2019 - 15:46 hs.                693
  Policiales   15.08.2019 - 15:46   
Crimen del nene ahorcado en un puente en Tucumán: el asesino podría ser alguien conocido
Ulises Benjamín Amaya fue encontrado por un familiar tras el asesinato. Descartan que haya sido víctima de un abuso sexual. Las pistas del crimen.


Crimen del nene ahorcado en un puente en Tucumán: el asesino podría ser alguien conocido

A seis días del crimen de Ulises Benjamín Amaya, el nene de 4 años que apareció colgado de un puente en el municipio tucumano de Las Talita, tomó fuerza la posibilidad de que haya alguien con poder detrás del hecho.


El pequeño fue hallado el jueves pasado entre las 15 y las 17 horas, según las primeras informaciones, al asesino no le importó que estuviera en medio de un barrio, a la vista de cualquier vecino, a plena luz del día en la capital de una provincia, para asesinar al nene.


El caso conmocionó al barrio Jesús de Nazareth donde vivía el chico y en donde este martes, desconocidos dispararon contra un grupo de investigadores de la División Homicidios que buscaban pistas para esclarecer el hecho. Uno de los supuestos autores del ataque fue detenido. 


El hecho ocurrió cerca de las 19. Hasta ahí se trasladaron por quinto día consecutivo los pesquisas de la fuerza y del Ministerio Público Fiscal. Dirigidos por la fiscal Adriana Giannoni recorrían la zona para encontrar algún testigo que los ayudara a identificar al o a los autores del hecho. Al atardecer, el equipo decidió retirarse. Sólo personal de Homicidios se quedó en el lugar intentando recabar información, según indicó La Gaceta.


Cuando uno de ellos, al mando de la oficial Susana Montero, estaba parado en una esquina, a cuadras de la casa de la familia Amaya, fueron atacados por dos hombres que le realizaron un disparo. Los efectivos respondieron el fuego y los persiguieron. Detuvieron a uno de ellos, que fue identificado como José Ignacio Robles, de 20 años. 


En tanto, los resultados finales de la autopsia todavía no fueron entregados a los investigadores. Si bien no descartan aún ninguna hipótesis, hay algunas certezas. El suicidio está descartado. Al tratarse de un menor de cuatro años los investigadores creen que aún no tenía incorporado el concepto de quitarse la vida.


Atacaron a balazos a los investigadores del crimen del nene. Foto: La Gaceta


Por otra parte, la forma en la que fue hallado el cadáver, colgado de un cable debajo de un puente, muestra que hubo otra persona que participó del hecho.


Para los investigadores está prácticamente descartado que haya sido un familiar directo.


Otro detalle que reforzaría esta hipótesis es la mecánica del crimen: el asesino se tomó el trabajo de ahorcar al nene debajo de una autopista en lugar de hacerlo rápidamente con sus propias manos, como generalmente ocurre, demuestran que el pequeño esperó junto al asesino porque le despertaba cierta confianza. Las pesquisas se centran ahora en identificar al asesino.


El informe preliminar de la autopsia arrojó como resultado que Benjamín no fue víctima de abuso sexual antes de morir. También se encontraron en el cadáver algunas heridas, cuyo origen todavía no pudo ser establecido. Podrían ser previas al crimen o ser señales de que Benjamín intentó defenderse de un posible ataque sexual.





COMENTA LA NOTA