Junín, Sábado, 16 Febrero 2019  |  12:09 hs.
 Jueves 06 de septiembre de 2018                921
    06.09.2018 -    
Por qué hay que cuidarse de los golpes en la cabeza
Atención a los que ocurren durante la práctica deportiva. Prevención y primeras evaluaciones.

Por qué hay que cuidarse de los golpes en la cabeza

Los accidentes deportivos representan alrededor de un 3 % de los casos de traumatismo encefalocraneano (TEC), y se trata de la única lesión cerebral imprevisible por ser consecuencia de un golpe repentino. La náutica, el ciclismo, el montañismo o la pesca nos exponen a un accidente de estas características si no tomamos los recaudos necesarios, no tenemos la preparación adecuada o sobreestimamos nuestras posibilidades.


Durante la realización de turismo deportivo es importante, entonces, contar siempre con protección según la acción, como cascos o calzado no deslizable, no consumir alcohol antes ni durante la actividad y prestar atención si se toma medicación psicofarmológica que pueda afectar los reflejos. Además, se recomienda tener a mano los datos de contacto de emergencias o del hospital de la zona.


Ningún golpe debe desestimarse ya que todos son potencialmente graves; el tiempo que pasa entre el trauma y la obtención de ayuda es determinante del tipo, tamaño de la lesión y las secuelas. Podemos sospechar que hay un TEC si se presenta dolor de cabeza, confusión, enlentecimiento en el habla, pérdida de memoria, visión doble, sensibilidad a la luz, mareos, movimientos torpes o trastornos del equilibrio. La persona no recuerda los hechos antes de la lesión (amnesia retrógrada) o después (amnesia anterógrada).


Estimación inicial

Existen algunas herramientas para evaluar las contusiones deportivas en el momento, hasta  tanto se consiga ayuda profesional pero de ninguna manera reemplazan a la apreciación médica. Para la memoria se le pueden hacer preguntas como: “¿en qué lugar estamos?, ¿qué día es hoy?, ¿cuántos años tenés?”. Si la persona no es capaz de responderlas correctamente, estarán ante una conmoción cerebral.


En el caso del equilibrio, hay que pedirle que apoye el talón de un pie pegado a los dedos del otro y distribuya su peso en forma pareja sobre los dos pies, tratando de mantener la estabilidad durante 20 segundos con las manos en la cadera y los ojos cerrados. Si al comienzo tropieza, que abra los ojos y vuelva a la posición inicial. Una vez estable y transcurrido el tiempo indicado, si se cometen más de 5 errores (como sacar las manos de la cadera, abrir los ojos, levantar el pie, dar un paso, trastabillar, caerse o cambiar de posición más de cinco segundos), puede suponerse que estamos ante un TEC.


Desde luego, si hay pérdida del conocimiento o si la persona está muy somnolienta, se comporta de manera anormal, tiene las pupilas de tamaños diferentes, es incapaz de mover un brazo o una pierna, o si vomita más de una vez, hay que buscar ayuda médica urgente.


Posibles secuelas

Las consecuencias del traumatismo de cráneo van a depender del tamaño y la localización de la lesión. Pueden ser cognitivas –como fallas en la memoria, la concentración, iniciación y finalización de tareas, planificación y organización del tiempo–, neuropsiquiátricas –desinhibición, cambios emocionales, irritabilidad, depresión y ansiedad–, del lenguaje –falla en la comprensión o en la expresión verbal– y motoras.


Las que más afectan al paciente son las cognitivas porque producen un deterioro a nivel social y, en muchas ocasiones, impiden volver a las actividades que realizaba previamente. Además, son las que más desgaste generan en la familia, por eso la rehabilitación deberá realizarse en forma interdisciplinaria involucrando a psiquiatras, neurólogos, neuropsicólogos, terapistas ocupacionales, recreólogos, musicoterapeutas, kinesiologos y fonoaudiologos, según el caso.


Se recomienda comenzar de inmediato aunque, en los casos que se tratan tardíamente, la experiencia ha demostrado buenos resultados. La rehabilitación permitirá a la persona reincorporarse a su vida habitual ya que el objetivo es alcanzar el funcionamiento previo al TEC.

« volver atrás