Junín, Jueves, 24 Enero 2019  |  09:28 hs.
 Miércoles 07 de noviembre de 2018                309
    07.11.2018 -    
Asfixia postural, el riesgo cotidiano que puede sufrir un bebé al viajar en un auto
Una mala postura en la sillita de seguridad infantil puede ocasionar una privación de oxígeno.

Asfixia postural, el riesgo cotidiano que puede sufrir un bebé al viajar en un auto

La manera más segura que tiene un chico o un bebé para viajar en un automóvil es utilizando la sillita de seguridad adecuada según su edad, peso y contextura. Pero con los más chicos hay que tener otros cuidados especiales ya que están expuestos a otros riesgos por más que parezca que vayan viajando en forma cómoda.


La asfixia postural o posicional puede causar una privación de oxígeno en el niño y se ocasiona por permanecer en la silla de seguridad durante mucho tiempo en una posición incorrecta.


Los más chiquitos deben ir sentados en sentido contrario a la marcha.


Si el bebé no va bien ubicado en el sistema de retención, el flujo de aire se puede cortar debido a la posición que adopta el bebé las sillitas. Cuando un recién nacido comienza a enfrentarse a la fuerza de la gravedad, aún no tiene el cuerpo suficientemente desarrollado para realizar con seguridad acciones que pueden resultar básicas, como dormirse en otra posición que no sea la horizontal.


Esos bebés no tienen la fuerza suficiente para sujetar la espalda y la cabeza, y al sentarlos en estas sillas de seguridad su columna puede adoptar la forma de una C muy pronunciada, lo que dificulta que el tórax y el abdomen puedan expandirse para respirar.


Con todo su peso echado hacia delante la caja torácica no puede expandirse para tomar aire, el diafragma no puede trabajar y, si además también echa la cabeza hacia adelante, se le cerrará la tráquea dando como resultado la asfixia en pocos minutos.


Son varios los estudios que se han publicado al respecto y que buscan mantener a los padres alerta. Pediatrics publicó en 2001 uno en el que observaron a 50 recién nacidos a término y 50 prematuros de 36 semanas sentados durante 60 minutos en una silla de auto homologada.


En promedio, la saturación de oxígeno (cantidad de oxígeno en sangre) de todos los bebés bajó del 97 % al 94 %, pero 7 de los bebés (3 prematuros y 4 a término) llegaron a tener una saturación de oxígeno inferior a 90% durante 20 minutos. El 12 % de los bebés prematuros sufrieron apneas (el bebé deja de respirar unos segundos) o bradicardias (el corazón va más despacio de lo que debiera).


Un caso de este tipo tomó notoriedad este año, cuando una familia escocesa decidió hacer público su experiencia luego de que una de sus hijas atravesara un proceso de asfixia postural.


La bebé, Harper, de solo tres semanas de vida, había permanecido en total cerca de dos horas en el auto, sentada en su sillita de seguridad y con una imagen de estar durmiendo plácidamente. Pero cuando fueron a sacarla, se dieron de que algo malo sucedía.


"Mi marido sacó a Harper de su silla y la puso sobre sus rodillas, pero parecía como si no estuviera cómoda, así que la acostamos en su cuna. Sin embargo, allí también parecía incómoda y seguía dando patadas", contó Kirsti Clark.​


Y siguió: "Me di cuenta de que sus labios empezaban a ponerse azules, y mi marido me alertó también del color demasiado rojo de sus mejillas. La sacamos rápidamente de la cuna y vimos que algo no iba bien".


Según relató a STV News, la bebé apretó los labios y comenzó a expulsar espuma blanca por la nariz y la boca. Su madre trató desesperadamente de abrírsela para evitar que se tragara la lengua, pero la niña tenía las mandíbulas fuertemente apretadas. En ese instante, arqueó la espalda y echó la cabeza hacia atrás.


La familia de Harper saliendo del hospital luego del episodio de asfixia postural que tuvo la bebé (Facebook).


Desesperados, la pareja corrió al auto y se dirigió a un hospital. Cuando los médicos revisaron a Harper y se enteraron que estuvo casi dos horas en una silla para bebes en el auto, encontraron el motivo de su reacción: la nena sufrió una privación de oxígeno.


Las pruebas confirmaron que Harper estaba sana, pero los médicos les informaron que no debía permanecer en esa postura más de una hora, dado que por encima de ese tiempo cualquiera puede llegar a sufrir falta de oxígeno.


Recomendaciones al sentar a un niño en una silla infantil

- Aunque parezca que están muy cómodos en las sillitas, hay que limitar su uso exclusivamente al auto y en periodos de tiempo no demasiado prolongados.


- No utilizar las sillitas de seguridad para que el bebé duerma.


- Al momento de acomodar al niño en la sillita, los arneses deben mantener los hombros bien pegados al respaldo para evitar que se eche hacia delante.


- Si se va a realizar un viaje largo, hay que parar periódicamente para que el niño recupere la postura y se oxigene adecuadamente.

« volver atrás