Junín, Martes, 26 Marzo 2019  |  23:15 hs.
 Miércoles 07 de noviembre de 2018                215
    07.11.2018 -    
Machismo al poder: las frases más polémicas de los presidentes americanos
De Bolsonaro a Trump, pasando por Macri y Piñera. Desigualdad de género, sexismo y violencia en los discursos de los mandatarios.

Machismo al poder: las frases más polémicas de los presidentes americanos

¿Hasta dónde pueden escalar los discursos machistas? La reciente elección presidencial en Brasil con el consecuente triunfo de Jair Bolsonaro es sólo una muestra de lo alto que puede llegar la misoginia aún en tiempos de mujeres alzando la voz por sus derechos en todos los ámbitos sociales. 


Tomamos como recorte nuestro continente, pero esto sucede de una punta a otra del globo. Desafortunadas, sexistas y repudiables frases contra la igualdad de género redoblaron la apuesta de un sistema patriarcal que recorre el mundo y se sienta en el sillón... presidencial. ¿Una reacción a los movimientos de liberación feministas? Las mujeres discuten temas de igualdad salarial, estereotipos de género, acoso sexual y derecho al aborto. A continuación se lucen algunas de las afirmaciones indignantes de primeros mandatarios.


Jair Bolsonaro, presidente de Brasil

El ex capitán del Ejército le dijo a una diputada de izquierda: "No te violaría, porque no lo mereces", trató a una periodista de "analfabeta e idiota" y explicó que su hija menor, la única mujer luego de cuatro varones, había sido fruto de una "debilidad". También justificó que los empresarios quieran pagar menores salarios a mujeres que a hombres ("No emplearía hombres y mujeres con el mismo salario. Pero hay muchas mujeres competentes").




Hay más: "No voy a ser hipócrita aquí. Prefiero que un hijo mío muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo por ahí". Tolerancia cero a la diversidad parece ser el signo de los tiempos, que comenzó a marcar Trump desde el país del norte y que sigue llenando las urnas de prejuicios. 


"Ella no merece ser violada, porque ella es muy mala, porque ella es muy fea, no es de mi gusto, jamás la violaría. Yo no soy violador, pero si lo fuera, no la iba a violar porque no lo merece". (Palabras dirigidas a la diputada del PT, María del Rosario).


De reversa. Después de la primera vuelta, Bolsonaro inició una operación de seducción: se sacó selfies con mujeres, difundió un tierno video con su hija y, sobre todo, insistió con la promesa de un gobierno justo para todos y todas. ¿Le creemos? 


Mauricio Macri, presidente de Argentina

“A todas las mujeres les gusta que les digan un piropo. Aquellas que dicen que no, que se ofenden, no les creo nada. No puede haber nada más lindo, por más que esté acompañado de una grosería, que te digan 'qué lindo culo que tenés', está todo bien”. Lo dijo en la FM Masters de Ushuaia cuando era jefe de Gobierno porteño. El tema de debate era el acoso callejero. Las declaraciones lo pusieron en la mira del feminismo hasta hoy. Según sus propias palabras: “Vengo de una familia machista. En una familia machista, una mujer no tiene otro destino que el de estar educando a sus hijos. No la veo en ningún gabinete". (Durante entrevista en el año 2000, antes de ser presidente).


Martín Vizcarra, presidente de Perú

"A veces son los designios de la vida y hay que aceptarlos". Esto declaró tras el femicidio de una mujer que fue quemada viva por su acosador.


Donald Trump, presidente de los Estados Unidos

No solo es el campeón de la acumulación millonaria: es uno de los presidentes que más ​ostentó su misoginia públicamente (y con orgullo). 


"Cuando eres una estrella, las mujeres te dejan hacerles cualquier cosa. Agarrarlas, lo que sea", dijo en una oportunidad. Trump tiene una obsesión contra los mexicanos, los inmigrantes y... contra las mujeres. 


Varios de sus comentarios se centran en su evaluación de la belleza femenina. Si retrocedemos en el tiempo tal como retoma el diario The Huffington Post, en su libro "Trump 101", publicado en 2006, escribió: "La belleza y la elegancia, ya sea en una mujer, un edificio o una obra de arte sólo es algo superficial o algo lindo que ver" y "las mujeres son, en esencia, objetos estéticamente agradables". Con varias denuncias por acoso sexual que intentan llevarlo a la justicia, estas actitudes no se quedaron tan solo en las palabras. 


Sebastián Piñera, presidente de Chile

"Bueno, muchachos, me acaban de sugerir un juego muy entretenido. Es muy sencillo: todas las mujeres se tiran al suelo y se hacen las muertas, y todos nosotros nos tiramos encima y nos hacemos los vivos", fue uno de sus lamentables chistes machistas, aunque asegura que se trata de "comentarios inocentes", también rectificó que evitará hacerlos en actos públicos para que no perjudiquen su imagen. 


“Vamos a aplicar el viejo y sabio principio de la minifalda, que tiene que ser lo suficientemente larga para cubrir lo fundamental y lo suficientemente corta para mantener la atención", fue otro de ellos.



López Obrador, presidente de México

El presidente mexicano recientemente electo fue cuestionado por una periodista sobre una de sus medidas más polémicas: el apoyo de Morena al Partido Verde en Chiapas (aliado tradicional del PRI). ¿Cómo salió del paso frente a esta incómoda pregunta?  “No voy a hablar de eso, corazoncitos”, le respondió desde su auto. “Pero estos acuerdos, ¿no manchan su imagen de gobierno?”, le insistió la periodista. “No corazón, gracias”. Lo que le valió la crítica por por subestimación y paternalismo. ¿Recibiría un periodista varón semejante "halago"?

« volver atrás