Junín, Lunes, 19 Agosto 2019  |  09:22 hs.
 Miércoles 14 de noviembre de 2018                580
    14.11.2018 -    
Dieta para la diabetes: qué alimentos consumir y cuáles evitar
La alimentación saludable y la actividad física son, junto a la medicación, pilares del tratamiento de la diabetes. En Argentina, uno de cada 10 mayores de 18 años vive con la enfermedad.

Dieta para la diabetes: qué alimentos consumir y cuáles evitar

La alimentación saludable y la actividad física son dos de los pilares para prevenir la diabetes tipo 2, la más frecuente. Pero también es uno de los ejes del tratamiento al que deben adherir las personas que conviven con ella. Es que, tras el diagnóstico, para mantener controlados los niveles de glucosa en sangre se requieren no sólo fármacos, sino también un cambio en el estilo de vida.


En Argentina, uno de cada 10 mayores de 18 años tiene diabetes. Hay dos tipos: la 1 es autoinmune, suele detectarse en la infancia y su tratamiento consiste en la administración diaria de insulina: mientras que la 2 (que representa 85% al 90% de los casos) es más común en los adultos -aunque cada vez se ve en edades más tempranas-, está vinculada al sobrepeso y la obesidad y a un estilo de vida sedentario y si bien su tratamiento puede necesitar insulina, a la mayoría de los pacientes se les indican medicamentos orales, dieta y ejercicio.


La dieta para las personas con diabetes implica comer los alimentos más sanos, en cantidades moderadas y cumplir con los horarios regulares de comida. "Es un plan de alimentación saludable que, por naturaleza, contiene muchos nutrientes y baja cantidad de grasa y calorías. Los puntos clave son las frutas, los vegetales y los cereales integrales. De hecho, la dieta para la diabetes es el mejor plan de alimentación para casi todas las personas", sostienen especialistas de la Clínica Mayo de Estados Unidos.


Seguir un plan de alimentación saludable ayuda a controlar la glucosa (azúcar) en sangre, el peso y la presión arterial, que en niveles elevados también son factores de riesgo para las enfermedades cardio y cerebrovasculares.


"Cuando se consume excesiva cantidad de calorías y grasas, el cuerpo reacciona y genera un aumento indeseado en la glucosa sanguínea. Si no se mantiene a raya pueden surgir problemas graves, como niveles de glucosa sanguínea peligrosamente elevados (hiperglucemia) y complicaciones a largo plazo, como daños nerviosos, renales y cardíacos", advierten los especialistas.


Los alimentos que sí y los que no

"La dieta para personas con diabetes se basa en tres comidas al día, con horarios regulares. Esto permite que el cuerpo use mejor la insulina que produce o que se recupere de un medicamento administrado", apuntan desde la Clínica Mayo.


Un nutricionista puede armar un plan que contenga las porciones recomendadas para cada personas y se adecue a sus gustos. Asimismo, podrá indicar diferentes métodos o una combinación de ellos para implementar el plan: el del plato (llenar la mitad con vegetales sin almidón, un cuarto con proteínas y el resto con un alimento a base de cereales integrales o almidón), el conteo de carbohidratos, sistemas de intercambio (una porción de comida que equivale a otra), o elección de alimentos por su índice glucémico.


Estos son los alimentos que debería incluir:

✔️Carbohidratos sanos. Durante la digestión, los azúcares (carbohidratos simples) y almidones (carbohidratos complejos) se descomponen en glucosa sanguínea. Enfocate en los carbohidratos más sanos, como frutas, vegetales, cereales integrales, legumbres (porotos, arvejas y lentejas) y productos lácteos con bajo contenido de grasa.


✔️Alimentos con alto contenido de fibra. La fibra alimentaria comprende todas las partes de las plantas que el cuerpo no puede digerir o absorber como alimento. La fibra regula la digestión del cuerpo y ayuda a controlar los niveles de la glucosa en la sangre. Entre los alimentos con alto contenido de fibra están los vegetales, las frutas, los frutos secos, las legumbres (porotos, arvejas y lentejas), la harina de trigo integral y el salvado.


✔️Pescados saludables para el corazón. Comé pescados saludables para el corazón al menos dos veces por semana. El pescado puede ser una buena alternativa a las carnes con alto contenido de grasa. Por ejemplo, el bacalao, el atún tienen menos grasas totales, grasas saturadas y colesterol que las carnes rojas y las carnes de aves. Los pescados como el salmón, la caballa, el atún, las sardinas y la anchoa de banco tienen alto contenido de ácidos grasos omega-3, los cuales mejoran la salud cardíaca porque reducen las grasas presentes en la sangre y conocidas como triglicéridos.


Evitá comer pescado frito y pescados con altos niveles de mercurio, como pez espada y caballa real.


✔️Grasas "buenas". Los alimentos que contienen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol y entre ellos están la palta, las almendras, las nueces, las aceitunas y los aceites de canola, oliva y maní. Sin embargo, no exageres, ya que todas las grasas tienen alto contenido calórico.


Alimentos que deben evitarse

La diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidente cerebrovascular porque acelera la obstrucción y el endurecimiento de las arterias. Los siguientes alimentos pueden impedir que cumplas tu meta de seguir una dieta saludable para el corazón.

✖Grasas saturadas. Los productos lácteos con alto contenido de grasa y las proteínas de origen animal, como la carne de vaca, los embutidos y fiambres contienen grasas saturadas.

✖Grasas trans. Estos tipos de grasas pueden encontrarse en alimentos procesados, los productos panificados industriales, la manteca y la margarina en barra. Evitá consumirlos. No obstante, Argentina fue pionera en la región al iniciar, en 2010, un proceso para eliminar las grasas trans de la producción industrial.

✖Colesterol. Entre las fuentes de colesterol están los productos lácteos con alto contenido de grasa y las proteínas de origen animal con alto contenido de grasa, las yemas de huevo, el hígado y otras vísceras. Intentá no consumir más de 200 miligramos (mg) de colesterol al día.

✖Sodio. Intentá consumir menos de 2300 mg de sodio al día (una cucharadita), aunque si también tenés hipertensión, deberías intentar consumir menos de 1500 mg diarios.

« volver atrás