Junín, Lunes, 25 Marzo 2019  |  14:51 hs.
 Viernes 30 de noviembre de 2018                445
    30.11.2018 -    
De “La Bestia” de Donald Trump a la limusina de Vladimir Putin, los autos más seguros del mundo están en el país
La del presidente de los EE.UU. fue desarrollada por General Motors y la del mandatario ruso contó con la colaboración de Porsche.

De “La Bestia” de Donald Trump a la limusina de Vladimir Putin, los autos más seguros del mundo están en el país

Con la cumbre del G20, los principales mandatarios de los países más poderosos del mundo se moverán por la Ciudad de Buenos Aires y algunos sectores del GBA. Es por eso que cada uno de ellos trajo los vehículos con los que habitualmente se mueven: verdaderas fortalezas sobre ruedas.


Las que más llaman la atención son el Cadillac que transporta al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y la Aurus Kortezh de Vladimir Putin, un búnker rodante de fabricación rusa.


La Bestia, durante una visita de Barack Obama a Cuba. (EFE/Archivo)


Si bien Trump ya utiliza la versión 2.0 de La Bestia, por el momento no está confirmado que la vaya a traer a la Argentina. Lo que sí está seguro es que ya llegaron al país dos ejemplares de la generación anterior del vehículo presidencial de los Estados Unidos, utilizado hace dos años en nuestro suelo con motivo de la visita del entonces presidente Barack Obama.


Trump transitó por primera vez en público a bordo del nuevo Cadillac en Manhattan, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Ese fue el estreno en su blindado de 6,8 toneladas que fue encargado especialmente por el Servicio Secreto de los EE.UU. al fabricante General Motors.


La Bestia 2.0 el día de su primera aparición en público, durante sesion de la Asamblea General de Naciones Unidas. (REUTERS)


Este modelo híbrido tiene la silueta de un Cadillac CT6 (el auto estrella de la marca estadounidense), la robustez de un "todoterreno" y las dimensiones de una limusina (tiene una longitud de casi 6 metros).


La carrocería está fabricada en una combinación de aluminio, acero, titanio y cerámica. Las puertas, por ejemplo, tienen un grosor de unos 20 centímetros, con un peso similar a las de un Boeing 757. El interior queda totalmente sellado con el objetivo de resistir a posibles ataques bioquímicos.


​Además, cuenta con un sistema automático de extinción de incendios, cerraduras especiales y cámaras de visión nocturna.

Una gruesa plancha de acero reforzado protege la zona baja del vehículo de posibles explosiones. A su vez, el tanque de combustible está recubierto de una espuma especial. En materia defensiva, la limusina presidencial está equipada con cañones de gas lacrimógeno y armas de distintos calibres. Las ruedas, por su parte, están diseñadas para circular incluso con los neumáticos reventados.


En caso de urgencia médica, la Bestia 2.0 está dotada con botiquín de primeros auxilios, equipos de oxígeno, y hasta con bolsas de sangre compatibles con su grupo sanguíneo por si hubiera que realizarle alguna transfusión de urgencia. En el habitáculo también existe un "botón del pánico" para pulsar en caso de emergencia.


Para no ser menos, el presidente ruso también recurrió a su industria nacional para moverse con seguridad. Después de usar blindados de Mercedes-Benz, Vladimir Putin ahora se mueve en una limusina de Aurus Kortezh, una nueva marca de autos fundada en Rusia y que tiene sede en Moscú.


Aurus Kortezh, el auto de Vladimir Putin desarrollado en colaboración con Porsche.


El desarrollo de esta mole empezó 6 años atrás y requirió una inversión de 165 millones de euros. No se conocen muchos detalles técnicos, por una cuestión de seguridad, pero se especula que es movido por un conjunto híbrido, compuesto por un motor naftero V12 y una unidad eléctrica que en conjunto entregarían una potencia de entre 800 y 900 caballos de fuerza.


La nueva mole que traslada al presidente ruso mide más de 6 metros de largo. (EFE)


Su carrocería mide más de 6 metros de largo y para su puesta a punto contó con la colaboración de Porsche. No se conocen detalles de sus blindajes ni de sus niveles de protección.


En octubre, fue el propio Putin quien se puso al volante del vehículo y lo aceleró a fondo en el circuito de Sochi, sede del Gran Premio de Rusia de Fórmula 1.

En agosto la empresa Aurus había presentado oficialmente la versión civil denominada Senat. Tiene un enorme parecido con la línea de Rolls-Royce y se puede ordenar con dos tipos de carrocerías, una de 5,6 metros de largo y otra de 6,6 metros de longitud.


Además, de estos modelos, llegaron al país varios ejemplares de Mercedes-Benz Clase S y de Audi A8, los modelos más grandes que fabrican ambas marcas alemanas. Por supuesto que son todos blindados.

« volver atrás