Junín, Miércoles, 17 Julio 2019  |  20:04 hs.
 Sábado 08 de diciembre de 2018                367
    08.12.2018 -    
Mejoran las expectativas y se proyecta un repunte en el 2019
Productores, entidades y empresas asumen las dificultades de este año pero esperan volver a crecer en el que viene.

Mejoran las expectativas y se proyecta un repunte en el 2019

Pérdidas por 8.000 millones de dólares, rubros de actividades que vendieron un 30% menos que en 2017, tasas financieras prohibitivas, y una macroeconomía que todavía muestra síntomas preocupantes...


Sin embargo, frente a ese escenario que refleja un presente díficil en este 2018 complicado, diferentes actores agroindustriales ya confían en un próximo año bastante mejor. “Los productores están peor que el año pasado pero le tienen fe al 2019”, es el título que publicamos esta semana en www.clarin.com/rural como reflejo de la encuesta del movimiento CREA a casi 1.500 productores y asesores.


El relevamiento arrojó que el 52% de las empresas se encuentra en peor situación económica y financiera, pero el 86% piensa que en 2019 estará igual o mejor. Con todo, un 70% de los consultados aseguró que no cree que estén dadas las condiciones para realizar inversiones.


Desde otra posición, Martín Berardi, presidente ejecutivo de Ternium Argentina, la principal proveedora de acero para la agroindustria, confía en que el campo “será el principal de 5 vectores que estamos viendo como impulsores de un crecimiento de 2 puntos del PBI en 2019 (Ver sección El País de esta misma edición).


Nadie canta victoria, está claro. La sequía del verano pasado y el contexto macroeconómico se conjugaron para que 2018 sea un año complicado para las empresas agropecuarias. Y todavía cuesta mucho recrear un ambiente financiero que renueve expectativas.


Pero la apuesta ganadora, prácticamente a corto plazo, está retemplando los ánimos, particularmente después de la cumbre del G-20, que mostró al mundo un rol destacado de Argentina, no sólo como correcto anfitrión sino como potencia agroindustrial dispuesta a celebrar acuerdos para integrarse cada vez mejor en el mundo y aprovechar las oportunidades que desde los 5 continentes nos auguran.


Ese espíritu de moderado optimismo sobrevoló el miércoles en el brindis de fin de año de las cuatro cadenas de cultivos, realizado en la Bolsa de Cereales. Alberto Morelli, presidente de Maizar, fue el vocero de un mensaje compartido por los presidentes de Acsoja. Luis Zubizarreta, de Argentrigo, David Hughes; y de Asagir, Guillermo Pozzi Jáuregui.


También participaron el secretario de Gobierno de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, el director del INDEC, Jorge Todesca, el ministro de Agroindustria de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani, el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Raúl Cavallo, entre otras autoridades.


Los líderes de los principales cultivos del país ponderaron “los consensos y logros del G-20 que en reuniones anteriores eran difíciles de imaginar, y son importantes para que nuestras exportaciones sigan creciendo”. Y como señal de esperanza hacia adelante citaron el último informe económico de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que indica que estas cadenas de valor agrícola “aportarán más de 30 mil de millones de dólares al producto bruto nacional en la campaña 18/19”.


Etchevehere agradeció “las inversiones en insumos y capital de trabajo que ya se están enterrando en los lotes de todo el país, pese a las dificultades de este año”.


Queda mucho por hacer para un desarrollo integral y sostenido, coincidieron. Pero una mayoría vuelve a ver un horizonte abierto.

« volver atrás