Junín, Sábado, 16 Febrero 2019  |  12:07 hs.
 Lunes 21 de enero de 2019                249
    21.01.2019 -    
Nuevos hallazgos sobre cómo los genes determinan las zonas en que se acumula grasa
Podrían conducir al desarrollo de nuevas intervenciones para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, según el artículo publicado en Nature.

Nuevos hallazgos sobre cómo los genes determinan las zonas en que se acumula grasa

Hombres y mujeres almacenan grasa de manera diferente; mientras que ellos generalmente la acumulan alrededor del abdomen, ellas suelen maldecir por el depósito en caderas y piernas. Estas diferencias se deben a factores genéticos, sobre los que un reciente estudio aportó nueva evidencia.


¿Por qué importa? La masa corporal y la composición de la grasa corporal tienen interés clínico debido a sus vínculos con las enfermedades cardiovasculares y metabólicas, explican los autores del artículo publicado en la revista especializada Nature. “Se ha sugerido que la grasa almacenada en el tronco es más patógena en comparación con la grasa acumulada en otras zonas”.


Las diferencias entre hombres y mujeres en este aspecto se atribuyen desde hace años a los efectos de hormonas sexuales, como el estrógeno, “pero los mecanismos moleculares que controlan este fenómeno son bastantes desconocidos”, afirmó Mathias Rask-Andersen, autor principal del trabajo, e investigador postdoctoral en el departamento de Inmunología, Genética y Patología de la Universidad de Upsala, en Suecia.


Para conocer más sobre el mecanismo que da lugar a estas diferencias, su equipo midió la distribución de grasa en los cuerpos de 360.000 voluntarios. Utilizaron datos de UK Biobank, un estudio de medio millón de participantes en el Reino Unido, y analizaron millones de variantes genéticas para determinar su asociación con la distribución de grasa en una u otra parte del cuerpo.


¿El resultado? Identificaron casi un centenar de genes -29 que no se habían asociado previamente con rasgos antropométricos- que influyen en la distribución del tejido adiposo en el cuerpo humano.


Tras un examen más detallado, los investigadores descubrieron que varios de esos genes dan forma a la matriz extracelular, que participa en la organización estructural y funcional de los tejidos.


Por lo tanto, sus hallazgos sugieren que la remodelación de la matriz extracelular es uno de los mecanismos que genera diferencias en la distribución de la grasa corporal.


Según los investigadores, las conclusiones de este estudio aportan conocimiento que puede conducir al desarrollo de nuevas intervenciones para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, que es mayor entre los hombres, en parte por su mayor cantidad de grasa abdominal.


"Los sistemas biológicos que destacamos en nuestro estudio tienen el potencial de ser usados como puntos de intervención para nuevos medicamentos que tengan como objetivo mejorar la distribución de la grasa corporal y, por tanto, reducir el riesgo de enfermedad", concluyó Rask-Andersen.

« volver atrás