Junín, Miércoles, 24 Abril 2019  |  03:01 hs.
 Viernes 25 de enero de 2019                354
    25.01.2019 -    
Método Marie Kondo: tips de una organizadora argentina para adaptarlo a nuestras costumbres
Las recomendaciones de la interior planner Marietta Vitale para ordenar placares y espacios de guardado.

Método Marie Kondo: tips de una organizadora argentina para adaptarlo a nuestras costumbres

Con el éxito de la serie ¡A ordenar con Marie Kondo!, tener los espacios de la casa sin montañas de objetos a la vista ni los placares colapsados volvió a ser una meta a conseguir para muchos.


Pero, ¿es posible de lograrlo siguiendo a rajatabla las recomendaciones de la gurú japonesa? Para aclararlo, la organizadora profesional Marietta Vitale brinda las diferencias con nuestros hábitos y costumbres y da algunos tips para alcanzar este objetivo.


Pensar en la ropa que volveremos a usar, la clave para descartar o conservar.


¿Desechar y desechar?

Esa es una de las claves propuestas por Kondo. “En lo personal y por mi experiencia como organizadora desde 2013, encuentro bastantes diferencias. Para comenzar, Kondo sigue una filosofía oriental y se dedica a ordenar casas en Estados Unidos, otra cultura bien diferente a la nuestra. Sin generalizar, podemos decir que en Estados Unidos el nivel de consumo es mucho más alto y también, la tendencia al descarte. Allí es muy común que la gente deje en la vereda sillones, mesas o sillas que ya no usará. En cambio, acá tenemos la tendencia a guardar y esto puede ser en parte que llegaron al país con un único baúl de cosas y eso era lo único con que contaban. También puede ser que la inestabilidad en la economía y la constante inflación nos lleve a guardar por las dudas", explica la organizadora de espacios Marietta Vitale.


Entonces: ¿cuál es la medida? Para Kondo deberíamos quedarnos con un tercio de lo que hay en el placard y “la realidad es que esta proporción depende mucho del espacio disponible y también puede suceder que no haga falta tirar tanto y lo necesario sea ordenar. Una medida ideal es que quede el 30 por ciento del espacio disponible", completa.


En un solo tirón

Este punto también está relacionado con la cantidad de cosas que cada uno cuenta. “El problema del 90 por ciento de quienes contratan el servicio de una organizadora es que los espacios de guardado están colapsados y por lo tanto resulta imposible mantener el orden".


Pero, en este punto, Vitale difiere con la forma. "Si, como ella propone, sacamos toda la ropa de una persona y la tiramos sobre la cama, la tarea resultará imposible. Colapsaremos todos -la clienta, su familia y también, la organizadora- en el intento. Lo mejor, según mi criterio, será ordenar por etapas y en pequeñas dosis. En lugar de sacar todo del placard, comenzar por la baulera, continuar con la parte de colgado, seguir por los estantes y cajones y luego, ocuparse de los accesorios”, distingue Vitale.


Ordenar todo de una sola vez, un objetivo que no siempre es posible.


Mejor acompañada

La recomendación de Kondo es decidir en soledad con qué quedarse. En la serie, pareciera que ella da los consejos y después se retira de la casa. “Mi experiencia es que quien pide ayuda para ordenar ya intentó ordenar varias veces, pero se trabó en el intento. Justamente, necesita ayuda para empezar, seguir y concluir”, recomienda.


Utilidad más que felicidad

“Kondo recomienda quedarse con los objetos que generen alegría y en mi opinión, ligar los objetos a las emociones ya es un problema. Porque las sensaciones fluctúan y lo que hoy te da alegría, puede que mañana no te genere lo mismo o viceversa. ¿Y si un día nos levantamos con ganas de tirar todo y a la semana siguiente nos arrepentimos? Por eso, considero que la verdadera pregunta es el uso que le daremos a un objeto”, agrega.


Una regla: todo lo que no usamos en el último año, lo ideal es que salga de nuestra casa.


El punto final

“Ordenar no es solo tirar, sino también organizar y guardar de una manera prolija”, concluye Vitale.


Marietta Vitale es organizadora profesional de espacios y autora del libro "Terapia del orden", de Ediciones B. 


« volver atrás