Junín, Domingo, 26 Mayo 2019  |  05:00 hs.
 Martes 29 de enero de 2019                369
    29.01.2019 -    
Blockchain: una poderosa herramienta para sumar competitividad
La tecnología de cadena de bloques, utilizada para mejorar la trazabilidad de productos y transacciones, se impone como una necesidad para seguir compitiendo en el comercio global.

Blockchain: una poderosa herramienta para sumar competitividad

Los nuevos consumidores globales de alto poder adquisitivo pertenecen a familias mono o biparentales, hijo único si lo hay, y han mudado de hábitos de consumo, tipo de productos, forma de acceso, tamaño de porción, forma de presentación y su ubicación en el planeta.


Lo que aparece como un cambio estructural, la pujanza asiática es solo la vuelta a la normalidad histórica, ya que, durante los últimos 20 siglos, en 18 Asia fue más del 55 % del PBI mundial y lideró los cambios tecnológicos. Esta región del mundo hacia 2030 tendrá un déficit de alimentos para 900 millones de personas que dependerán de las importaciones para su consumo.


Para esos nuevos consumidores los alimentos representan un porcentaje chico de sus ingresos, exigen calidad, productos elaborados listos o casi listos para consumir, lo compran por web, pagan con dinero electrónico, porciones chicas y quieren quedar conformes con su conciencia colaborando ambiental o socialmente, sumar un porcentaje de costos, aunque sea significativo, no es un problema. Exigen sellos de calidad, certificaciones y trazabilidad.


Los nuevos consumidores exigen sellos de calidad, certificaciones y trazabilidad.


Un antecedente importante y que disparó este proceso fue el evento de la “Vaca Loca” que buscó recuperar la confianza y el consumo, generando la necesidad de implementar Certificación de Procesos de Producción, desde ahí se multiplicó el requerimiento.  Para llegar a los mercados de alto poder adquisitivo solo se podrá hacerlo con productos con certificación y trazabilidad. Entendiendo por trazabilidad al conjunto de procedimientos preestablecidos y autosuficientes que permiten conocer la historia, la ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros, desde los insumos hasta la mesa del consumidor más exigente. Cada paso debe documentarse fehacientemente.


Desde los desarrollos informáticos más avanzados surgió la tecnología blockchain o de cadena de bloques, una herramienta que reúne bajo costo, inviolabilidad de datos y acceso sencillo.


Según nos dice el experto de SyVila y la Universidad Di Tella, Federico Kattan, “dado que la información no puede ser alterada, la cadena de bloques se distribuye a quien quiera tener una copia y por medio de un protocolo se mantienen las copias sincronizadas, idénticas. Estas propiedades permiten su utilización como una gran base de datos global o descentralizada que contiene un histórico inalterable de todas las transacciones que se registren en ella. Al cubrir todas las necesidades es un instrumento muy potente para hacer trazabilidad”.


Federico dice que “aproximadamente en el 2015 nace Ethereum, un “blockchain de segunda generación” que permite no solo registrar información de manera inalterable, sino que también permite registrar software inalterable. Las mismas propiedades de descentralización e inalterabilidad, ahora permiten que el resultado de su ejecución no pueda ser alterado o manipulado de manera maliciosa, y como además tienen la capacidad de administrar monedas digitales se los llama más comúnmente “contratos inteligentes”. Los contratos inteligentes abren enormes posibilidades, porque no solo se pueden representar monedas digitales, sino que por medio de ellos se puede registrar en un blockchain infinitas cosas como: inmuebles, automotores, contratos de alquiler, contratos de arbitraje, registros académicos, etc.”


“Países como Irlanda, Nueva Zelanda, Australia, y Estados Unidos ya están trabajando fuertemente sobre esta tecnología para desarrollar sistemas de trazabilidad de alimentos de manera descentralizada, es decir que no dependan de una autoridad central y que registren de manera inalterable la “historia del producto”. Cada punto del trayecto, desde el productor hasta el consumidor, es registrado con información como: el origen, la temperatura ambiente, peso, humedad, quienes intervienen en la cadena logística, etc. No será de extrañar, que en el futuro próximo el contar con esta tecnología les dará una ventaja competitiva en el marco anteriormente descripto: donde el consumidor es cada vez más exigente, donde buscan alimentos de alta calidad, y donde tienen un imperativo moral para ser ambientalmente respetuosos”.


Resumiendo, la tecnología blockchain es un instrumento de enorme valor para agregar valor informando al consumidor y descentralizando la ejecución de certificación. Sin dudas imprescindible para acceder en muy corto plazo a los mejores mercados.

« volver atrás