Junín, Sábado, 16 Febrero 2019  |  12:36 hs.
 Lunes 04 de febrero de 2019                207
    04.02.2019 -    
Un auto eléctrico causó un embotellamiento en China por una actualización de software
El vehículo estuvo bloqueando durante una hora una de las avenidas más importantes de Beijing.

Un auto eléctrico causó un embotellamiento en China por una actualización de software

La primera parte del desarrollo de un vehículo siempre se hace en secreto o a escondidas del público en general. Pero llega un punto en el que hay que someter los prototipos a situaciones reales de conducción. Y allí pueden aparecer complicaciones.


Fue lo que le pasó a un vehículo de NIO, fabricante chino de autos eléctricos que se proclama como la marca que aspira rivalizar con Tesla, que terminó causando un embotellamiento porque estuvo actualizando su software durante una hora.


NIO ES8, uno de los modelos que comercializa este fabricante de autos eléctricos.
Qilai Shen/Bloomberg


La situación se produjo cuando el prototipo circulaba por la avenida Chang'an, una de las más importantes de Beijing, se detuvo durante una hora por una "actualización de software", según informó el South China Morning Post.


Los autos eléctricos dependen mucho más del software que uno convencional. Y todos los sistemas están atados a él, hasta los más básicos, como destrabar las puertas por ejemplo. Es por eso que no hubo manera de mover el vehículo mientras duró la actualización. Ni los ocupantes pudieron salir del mismo.


El vehículo estaba siendo conducido por un potencial cliente, de acuerdo con el comunicado que posteriormente publicó la compañía, que realizó una serie de acciones que de manera "accidental" inició el proceso de actualización de software del sistema.


Para poner al día el sistema del modelo de la marca china es necesario realizar de cinco pasos que además llevan dos confirmaciones por separado para dar inicio.


Tránsito en la avenida Chang'an, en Beijing.
(Wikipedia)


Un portavoz de la empresa aclaró que antes de que los usuarios inicien el proceso de actualización, reciben un aviso que explica que los usuarios deben estacionar el vehículo durante la actualización, ya que "se cerrarán las funciones relevantes del automóvil".


Lo cierto es que el proceso se inició y los ocupantes no tuvieron más remedio que esperar a que finalice, mientras trataban de explicarle a los policías que se acercaron que no había otra solución más que aguardar.


Así estuvieron una hora bloqueando una avenida en la que, por ejemplo, se prohíben los taxis vacíos para evitar la congestión de la vía.


La compañía pidió disculpas y prometió optimizar las actualizaciones para evitar que se produzcan situaciones similares.


NIO es una de las tantas empresas que apuestan desde cero a los auto eléctricos y es una de las que mayor potencial presenta en este sentido: en la segunda mitad del año pasado entregaron 11 mil unidades del SUV ES8 y ya cotiza en la bolsa de valores de Nueva York.

« volver atrás