Junín, Miércoles, 17 Julio 2019  |  19:26 hs.
 Lunes 11 de febrero de 2019                409
    11.02.2019 -    
La industrialización de soja cayó 12 por ciento en 2018, pero la de maíz fue récord
La Bolsa de Comercio de Rosario afirma que la sequía, la guerra comercial China-EE.UU. y la quita del diferencial de retenciones atentaron contra la indutria sojera. Mientras tanto, la molienda del cereal llegó a 6,14 Mt.

La industrialización de soja cayó 12 por ciento en 2018, pero la de maíz fue récord

La industria aceitera cerró el año 2018 con un crushing acumulado de 36,7 millones de toneladas de soja, un 12% menos que en 2017 y un 8% menos que el promedio de la industria en los últimos cinco años. El dato se desprende del último informe semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario.


La entidad detalla que la baja se dio particularmente a partir del mes de abril, con la entrada a las plantas de la nueva cosecha, y enumera tres causas principales para esta caída de la industrialización. “En primer lugar, un fenómeno climático: la dura sequía que recortó sensiblemente la cosecha de soja 2017/18 redujo, en consecuencia, la soja disponible en el mercado local. La menor oferta de mercadería comenzó a sentirse en la industria a partir del mes de abril, cuando empiezan a arribar a las terminales los primeros lotes de la oleaginosa”, explica la Bolsa rosarina.


Evolución de la molienda de soja.


En segundo lugar, menciona un cambio de escenario internacional: la disputa arancelaria iniciada en el mes de junio entre China (principal importador mundial de soja) y EE.UU. (el mayor productor global de la oleaginosa) forzó al gigante asiático a abastecerse en mercados alternativos, potenciándose así la exportación de poroto de soja argentino a China.


En tercer lugar, un cambio en las reglas de juego internas: “En agosto se había desactivado la reducción de los derechos de exportación del complejo soja previsto hasta fines de 2019, aunque se mantenía el escalonamiento entre las alícuotas de los productos, y ya en septiembre la modificación de los derechos de exportación y reintegros implica un esquema en el que desaparecen dichas diferencias y desalienta la exportación de productos industrializados de la soja, como el aceite y la harina, frente a la venta al exterior del porto sin procesar”, remarca la entidad, pero afirma que igualmente, a pesar de la caída interanual en la molienda, las exportaciones de harina de soja no perdieron su importancia relativa en la balanza comercial Argentina. “En 2018, la harina volvió a ser el producto estrella de la exportación en nuestro país, alcanzando una participación del 15 % del valor total de las exportaciones”. Según el análisis de la Bolsa, aunque la mercadería exportada cayó un 14% respecto del año anterior, su valor creció levemente de un año al otro en 117 millones de dólares (1 %).


Evolución de la molienda de maíz en los últimos 10 años.


La molienda de maíz, por su parte, siguió creciendo y alcanzó el récord de 6,14 millones de toneladas en 2018 según datos de la Secretaría de Agroindustria. “Si también se tiene en cuenta lo procesado por la industria del etanol, la molienda de maíz en el año supera los 7,6 millones de toneladas, evidenciando un incremento interanual del 10%”, indica el informe de la Bolsa rosarina, y detalla que la mejor performance estuvo impulsada por un aumento del 12% de la industria de balanceados, que si bien no fue el mayor en términos porcentuales, sí conlleva el máximo aumento de volumen (casi 427.000 toneladas más). ”La industria del etanol, segunda en términos de tonelaje del cereal absorbido, se incrementó en un 14% sumando más de 190.000 toneladas al consumo de maíz”.

« volver atrás