Junín, Martes, 19 Marzo 2019  |  14:37 hs.
 Sábado 23 de febrero de 2019                241
    23.02.2019 -    
Acuerdo de alto voltaje, para ofrecer “Semilla Plantada”
Una alianza de tres empresas lanzó esta novedosa iniciativa sobre manejo agrícola. La protagonizan Stine (semillas), Nutrien (fertilizantes) y John Deere (maquinaria).

Acuerdo de alto voltaje, para ofrecer “Semilla Plantada”

Sucedió el jueves y tuvimos que cambiar la nota de tapa. Venía viajando por la ruta 33, de Venado Tuerto a Rufino. A dos kilómetros de la rotonda del cruce con la 8, veo estacionadas prolijamente en la banquina, contra el alambrado, como 40 camionetas ploteadas de Nutrient. Atrás, se veían plots de maíz y soja, banderas y al fondo una clásica carpa. “Reunión de distribuidores”, pensé.


Pero miro los carteles sobre el alambrado y se repetía la marca “Stine”. ¿Stine en Argentina? Sabía que el criadero de semillas de Iowa, siempre presente en el Farm, hacía semilla en contraestación con un grupo de empresas especializadas en el servicio. Pero no tenía idea de que se estaba largando en el mercado local. No aguanté más y me mandé adentro… Sorpresa. Enorme. Ya van a ver.


Me encontré con un montón de amigos. El primero, Jaime del Pino, un hombre con muchos años en el mundo de la semilla, fuerte comercial de Pioneer. Me dice que se juntó con otro amigo, Ignacio Rosasco, para convencer a Stine de instalarse en la Argentina. Rosasco tiene muchos años en el rubro, como líder de Tecnoplant, la empresa del Grupo Don Mario especializada en dar servicios de producción de semillas. “Conocía a Stine porque le multiplicábamos en contraestación, y además contribuía con su genética al germoplasma de Don Mario”, me cuenta.


Una compañía nueva de semillas en Argentina. Gran noticia. La cosa se ponía interesante. Pero la jornada recién empezaba… Y lo más importante es que el objetivo del encuentro era presentarle los nuevos materiales a Nutrien, la empresa que innovó con el servicio de fertilización en la Argentina. Por supuesto, estaba Miguel Morley, CEO de la compañía en el país.


Nutrien no solo provee fertilizantes, sino también agroquímicos, que formula en su planta de Casilda. Y también vende semillas de distintas compañías. “Pero no le habíamos puesto suficiente foco. Vemos una gran oportunidad con la llegada de Stine, porque ellos necesitan distribución y ese es nuestro fuerte”, dijo Morley.


El equipo, con alto protagonismo femenino, en plena tarea de cruzamiento, en el campo experimental de Stine, en Venado Tuerto.


Bueno, hasta aquí todo muy interesante. Pero había más noticias. Rosasco y Del Pino me presentan a Maximiliano Bonadeo, el especialista en Agricultura de Precisión de John Deere. Y me cuentan que han hecho un acuerdo entre los tres: Stine, Nutrien y John Deere, para lanzar una iniciativa absolutamente novedosa y revolucionaria: el concepto de “Semilla Plantada”.


¿Semilla plantada? Fácil de explicar. El productor pone el lote, y recibe el cultivo sembrado. Con la variedad de soja o el híbrido de maíz de Stine, la sembradora John Deere y la prescripción de fertilizantes de Nutrien. Coordinan la plataforma digital Echelon de Nutrien con el sistema de big data en la nube, “abandonamos el pendrive”.


La agricultura ya no es lo que era. En la Argentina, el sistema de contratistas contribuye de manera decisiva a lograr eficiencia en las operaciones de campo. Y las herramientas digitales irrumpieron con fuerza para facilitar la toma de decisiones y en muchos casos, automatizar los procesos. La siembra y la fertilización variables se abren paso rápidamente. Pero existen dificultades en la interfase entre el proveedor de la tecnología y el usuario. La capacitación es el grito de la hora. John Deere seleccionará contratistas que operarán las sembradoras con el sistema de monitoreo online que viene abriéndose paso con sus usuarios de cosechadoras y picadoras. La integración de su plataforma digital con Echelon es una herramienta muy potente y está al alcance de muchos productores.


Pero la existencia de un servicio que integre todas las tecnologías y entregue un cultivo “llave en mano” suena atractiva. Sobre todo, porque se ve mucha fuerza y empuje entre los tres integrantes del equipo.


Las semillas de Stine vienen con todas las tecnologías disponibles para el control de malezas, insectos y enfermedades.


En los plots de maíz, el conductor fue Daniel Novoa, durante muchos años breeder de maíz de Nidera. Al día siguiente de dejar aquella compañía, fue convocado por Stine. A principios de 2017, se integró al nuevo proyecto. Ya seleccionó algunos híbridos de la enorme paleta del criadero de Iowa.


Daniel Novoa, breeder de maíz, pondera características del híbrido preferido de Jaime Del Pino, directivo de Stine, que mira con atención


La vedette es “La Bestia”, como lo bautizó Jaime del Pino, que lo había evaluado antes. Pero Daniel inició también cruzamientos con líneas locales para obtener “co-híbridos”, que exhibe con entusiasmo y esperanza en el criadero, adonde nos invitó, a pocos kilómetros de esta muestra. Piensa que la generación de nuevos híbridos estuvo muy limitada en los últimos años, y que ahora se debe recuperar el tiempo perdido, ampliando la gama de productos y buscando especialidades por región. “No puede ser que el mismo híbrido se recomiende desde Necochea hasta Villa María”, enfatiza.


Allí estaba también Luciana Sequín, a cargo del mejoramiento de soja. El abanico de Stine es muy amplio y conocido en la Argentina. Sequín está haciendo cruzamientos para lograr cultivares de ciclos más largos.


En la recorrida, se vieron variedades de soja con el evento Enlist, de tolerancia al 2,4 D. Ese mismo día, en el medio de la reunión, llegó la noticia de que Filipinas había liberado el evento, siguiendo el paso que había dado China hace dos semanas.


Ignacio Rosasco, de Stine, lo describe junto a Miguel Morley, líder de Nutrien en Sudamérica.


Rosasco comentó que Stine participó en el desarrollo del evento, y espera el visto bueno del propietario (Corteva) para que esté disponible en la Argentina. Corteva ya informó que no lo comercializará hasta que haya garantía de respeto a la propiedad intelectual. (Nota del redactor: quizá el sistema de “semilla plantada” pueda ser una alternativa para salir del cepo, aunque habrá que garantizar que nada de lo producido podrá ser usado como semilla fuera del circuito).


Así, casi “colados”, tuvimos el privilegio de ver algo nuevo y trascendente. Una compañía de semillas que se lanza. Un servicio “tripartito” que va a agregar elementos de competitividad a una revolución tecnológica que no debe detenerse. Tres grandes jugadores que llevan adelante una idea inédita, que se pondrá a prueba en Argentina pero tiene a Brasil en la mira. 

« volver atrás