Junín, Lunes, 27 Mayo 2019  |  00:00 hs.
 Viernes 15 de marzo de 2019                317
    15.03.2019 -    
El pelo en otoño: cuidados para enfrentar la caída y el debilitamiento típicos de esta época
Un plan integral recomendado por el tricólogo Adrián Acuña.

El pelo en otoño: cuidados para enfrentar la caída y el debilitamiento típicos de esta época

¡No es un mito ni una sensación! En otoño, a muchas mujeres se les cae más cantidad de pelo que lo habitual y, además, es muy frecuente que el largo se note más débil y resquebrajado.


Los motivos son varios. Uno de ellos es que las fibras capilares son vulnerables a las condiciones típicas del verano. Un pelo bien grueso resiste mejor la acción de los rayos del sol y el cloro de las piletas. Pero cuando es fino y su textura, delicada, llegan los problemas. ¿Por qué  se ven en esta época del año? Sucede que las consecuencias de estas agresiones no son inmediatas. Si no, que se manifiestan luego de dos o tres meses.


Además, esta estación coincide en muchas personas con la fase de caída del pelo, un ciclo absolutamente natural y esperado y que se nota en la agudización de la pérdida del pelo.


Los tratamientos químicos inadecuados y una mala dieta intensifican la caída del pelo.


También hay que tener en cuenta que un pelo ya debilitado o dañado  pueden intensificar este problema.


Los cuidados fundamentales

Una rutina de belleza específica y personalizada será fundamental para contrarrestar este efecto.


Estar atentas a los cambios en la estructura del pelo, algo fundamental.


El mejor lavado

El cuero cabelludo necesita los mismos cuidados que la piel de la cara. Por eso, una higiene regular es fundamental. La recomendación es usar un champú específico con agentes humectantes -que aporten elementos nutritivos para el buen sustento de la estructura capilar y  los agentes necesarios para recuperar el bienestar del cuero cabelludo- y sustancias que regulen la producción oleosa. En cuanto al acondicionador, las fórmulas con principios activos hidratantes y siliconados recubrirán las fibras capilares manteniendo el cabello nutrido y protegido. También es importante que cuenten con componentes específicos como el ácido hialurónico, que penetran en la estructura capilar, reforzándola.


Calor controlado

El uso excesivo de planchitas y secadores -peor aún con el tironeo del cepillo del brushing- daña las fibras y las debilita. Los protectores capilares térmicos evitan este efecto y sirven como un complemento de belleza.


Un tratamiento integral será fundamental para tener una cabellera abundante y sana.


Una buena dieta

La falta de nutrientes también influye. Hay alimentos y suplementos nutricionales que contienen proteínas, vitaminas y minerales esenciales para el estado del cabello. Aquellos con vitaminas del grupo B -como la levadura de cerveza-, hierro -presente en la carne y las legumbres, entre otras opciones- y aminoácidos son fundamentales. También, reforzar la hidratación. 


Un plan integral siempre es la mejor opción para el cuidado del cabello.   


Adrián Acuña es tricólogo (es la especialidad que se ocupa del tratamiento de las alteraciones del pelo), director del Instituto del Cabello y Fundador del Grupo Latinoamericano de Tricología Cosmética. 

« volver atrás