Junín, Domingo, 25 Agosto 2019  |  16:48 hs.
 Jueves 16 de mayo de 2019                360
    16.05.2019 -    
Hyundai Kona, mecánica de deportivo y look aventurero
Un enérgico motor turbo 1.6 de 177 CV y una caja de 7 marchas acompañan la figura SUV, que se complementa con su tracción 4x4. Desde US$ 39.900.

Hyundai Kona, mecánica de deportivo y look aventurero

El término inglés crossover, cuyo significado literal en castellano significa cruce, es utilizado en el mundo del automóvil para definir a un vehículo que no tiene un estilo definido y que justamente cruza a dos o más tipos de carrocerías.


Hyundai Kona. Gracias al sistema de tracción en las cuatro ruedas, con el Kona se pueden hacer lagunas incursiones por fuera del asfalto.


Fue mayormente usado para identificar, por ejemplo, a un modelo que fusionaba una rural pero que tenía aspiraciones de 4x4. Como hoy el término SUV se ha masificado, casi que no quedan crossover, ya que todos quieren portar la chapa de SUV.


Pero crossover podría ser la mejor manera para definir al nuevo Hyundai Kona, tanto por su figura y estilo disruptivos como por las opciones dinámicas y de uso que permite .

La marca coreana define a este modelo como un SUV. Y si bien no le faltan argumentos para defenderlo, la verdad es que este modelo, que llegó este año a nuestro mercado, tiene proporciones para ser tratado como un hatchback. Yes con ese mix de estilos con el que logra su imagen tan particular.


Por un lado, la imagen de SUV se fortalece desde una trompa con una parrilla enorme y con niveles de grupos de luces: diurnas, bajas y altas y las antinieblas. A eso hay que sumarle los accesorios de plástico negro que bordean todo el contorno inferior de la carrocería, con una mayor presencia en la parte posterior. También suma a esa imagen aventurera las barras de techo.


Pero por otro lado, sus formas dibujan una atractiva figura compacta, con proporciones que tranquilamente le cabrían a un auto de 5 puertas, y apoyada sobre unos neumáticos de bajo perfil (235/45R18).


Hyundai Kona. Equipado con llantas de aleación de 18 pulgadas.


A pesar de la cantidad de elementos que componen la imagen final del Kona, esa multitud de guiños estéticos conforman una figura diferente a todo lo que se ve hoy en el mercado. Un poco de aire fresco entre tantas fotos parecidas.


El interior no es tan rupturista como su figura exterior. El estilo es moderno y agradable pero no se sale de los estándares convencionales. De hecho, en esta era que todo está pasando a ser digital, los indicadores principales del tablero de instrumentos son analógicos.


Es para destacar la pantalla táctil de la consola central. No tanto por la calidad de imagen de la misma, que es buena pero no “de otro planeta”, pero sí por la ubicación y su facilidad de uso. Está puesta bien arriba y al frente de la consola, cerca de la mano derecha del conductor. Además, la velocidad de respuesta es muy buena y la interfaz es muy sencilla para navegar. A esto hay que sumarle dos controles físicos (rueditas) que complementan.


La calidad de los materiales utilizados es buena y sobresale el nivel de terminación, con encastres perfectos.


El espacio interior es el punto menos sólido del Hyundai Kona. Si bien el conductor y el acompañante tienen el espacio lógico que se puede esperar de un vehículo compacto, en el sector trasero el lugar está un poco más restringido: aunque el espacio para la cabeza es óptimo, la zona de piernas está muy justa y el ancho de puerta a puerta condiciona el confort si se suben tres personas. La capacidad del baúl es bastante lógica para su tamaño.


Hyundai Kona. Por dentro el estilo es más conservador que por afuera


Así como con su estilo, el Kona sorprende y se diferencia del resto con su mecánica. No porque lo que ofrezca no se consiga en otro auto, pero sí por que este Hyundai combina lo mejor de varios.


Su motor es un naftero 1.6 turboalimentado que entrega 177 caballos de fuerza y que se une a una caja automática de doble embrague con 7 velocidades. El propulsor responde con fuerza ya a bajas vueltas y mantiene esa energía casi durante todo el abanico de revoluciones. El veloz funcionamiento de la caja de cambios hace que se aproveche aún más ese rendimiento. Y si se lo exprime al conjunto se vuelve tan picante como el mejor GTi.


Las fusiones de extremos también se manifiestan en su comportamiento. Su sistema de tracción en las cuatro ruedas le permite hacer alguna incursión, no my exigente, fuera del asfalto. Y la configuración de sus suspensiones (con un eje trasero con suspensión independiente), más el tipo de neumáticos, permiten al conductor realizar un manejo deportivo.


Para su llegada al país, Hyundai Argentina eligió una configuración altísima de mecánica y equipamiento, haciendo foco principal en la seguridad. El Kona tiene una dotación superlativa de sistemas de asistencias a la conducción:mantenimiento de carril, alerta y freno automático para prevenir una colisión, radar de ángulos ciegos, cámaras traseras o el asistente automático de luces que cambia de altas a bajas si detecta un vehículo que viene de frente.


Hyundai Kona. La pantalla táctil está al alcance de la mano y ubicada bien arriba, lo que permite no desviar tanto la vista. Soporta Apple CarPlay y Android Auto.


Por supuesto que todo esto no es gratis ni viene bonificado. El Kona más accesible arranca en US$ 39.900, mientras que el más equipado trepa hasta los US$ 43.900.

« volver atrás