Junín, Viernes, 20 Sept 2019  |  05:00 hs.
 Martes 28 de mayo de 2019                556
    28.05.2019 -    
Techo estrellado: homenaje a 100 años del primer y dramático vuelo transatlántico sin escalas
Harán una edición limitada de 50 unidades.

Techo estrellado: homenaje a 100 años del primer y dramático vuelo transatlántico sin escalas

Apenas iniciaron el vuelo transoceánico, falló la instrumentación y el generador eléctrico. No tenían radio y el plan de vuelo solo lo podían continuar guiándose por las estrellas.


A 100 años de la hazaña realizada por dos pilotos, que pudieron cruzar el océano atlántico por primera vez sin hacer ninguna escala, Rolls-Royce decide homenajear aquella gesta, con una edición limitada muy especial.


Rolls-Royce Wraith Eagle VIII


Se trata del Rolls-Royce Wraith Eagle VIII, una serie especial de 50 unidades que debutará en el evento Concorso d'Eleganza Villa d'Este, en el Lago Como, Italia, que se realiza este fin de semana.


La historia cuenta que el capitán John Alcock y el teniente Arthur Brown volaron desde St John's, en Newfoundland, Canadá; asta Clifden, Condado de Galway, en Irlanda; en un bombardero Vickers Vimy de la Primera Guerra Mundial.


Los motores de la aeronave eran dos unidades Rolls-Royce Eagle VII de 20.3 litros, que resultaron ser los únicos elementos confiables en el vuelo, junto con la tripulación. Apenas despegaron, la radio y los instrumentos de navegación dejaron de funcionar. El generador eléctrico se rompió, lo que implicaba que no hubiera calefacción.


Rolls-Royce Wraith Eagle VIII


Debido a esto, los hombres tuvieron que confiar en las estrellas para poder encontrar Irlanda, recién después de que las densas nubes heladas finalmente se disiparon.


Son precisamente las nubes y las estrellas las que forman las piezas centrales del auto de edición especial. El techo del interior contiene 1.183 fibras que se iluminan para formar la disposición celestial en el vuelo en 1919, con el momento exacto en que el avión Vickers emergió de las nubes resaltadas en rojo.


Rolls-Royce Wraith Eagle VIII


La madera decorativa tiene incrustaciones de plata y cobre, por lo que se asemeja a una Tierra nocturna que se ve desde arriba. En las placas se leen "La disposición celestial en el punto intermedio a las 00:17 am 15 de junio de 1919, 50" 07 'Latitud Norte - 31 "Longitud Oeste".


Junto a las rejillas de los parlantes de las puertas, hay una cita de Winston Churchill en la que se felicita a la tripulación, el avión y el logro alcanzado. "No sé qué es lo que más deberíamos admirar: su audacia, determinación, habilidad, ciencia, su avión, sus motores Rolls-Royce o su buena fortuna".


Las coordenadas de la ubicación del aterrizaje forzoso están grabadas debajo del reloj del tablero.


Rolls-Royce Wraith Eagle VIII


El vuelo de unos 3.000 kilómetros, sin calefacción, nevadas ocasionales y una constante descarga de ruidos provenientes de los caños de escape, les llevó 15 horas con 57 minutos a Alcock y Brown, con una velocidad promedio de 184 km/h.


Ambos aviadores fueron galardonados con el honor de Caballeros Comandantes del Imperio Británico por el rey Jorge V. Alcock murió poco tiempo después, luego de estrellarse con otro avión Vickers, en ruta hacia el Salón Aeronáutico de París, en diciembre de 1919. Brown falleció a la edad de 62 años en 1948.


Por ahora no se informó cuánto costará cada una de esas 50 unidades especiales.


Rolls-Royce Wraith Eagle VIII

« volver atrás