Junín, Lunes, 16 Sept 2019  |  07:38 hs.
 Lunes 05 de agosto de 2019                252
    05.08.2019 -    
Subaru Forester: la atracción que va por dentro
Esta quinta generación conserva el sobrio estilo japonés, pero con un brillante conjunto mecánico y sistemas de asistencia a la conducción que permiten que su comportamiento sea excelente.

Subaru Forester: la atracción que va por dentro

Subaru es una de esas marcas que no suele entrar por los ojos, sino por la calidad de sus productos. Como toda marca japonesa el diseño de sus vehículos es sobrio y hasta algo anticuado.


Subaru Forester 2019


Sin embargo, donde más se luce es en la concepción mecánica de cada uno de sus modelos. Quien se suba a cualquier Subaru podrá comprobar que es un “fierro”, por mecánica y por dinámica.


El Subaru Forester es uno de sus modelos más emblemáticos y un claro ejemplo de lo expuesto unas líneas más arriba. Fue lanzando por primera vez en 1997, como un vehículo de concepción familiar y distinguido por su sistema de tracción en las cuatro ruedas y por su motor de cilindros opuestos horizontalmente (bóxer), dos características mecánicas que forman parte del genoma de la compañía japonesa.


La irrupción de los SUV como fenómeno mundial obligó a Subaru a reformular su Forester como concepto de station wagon para transformarlo en su nuevo Sport Utilily. Y de competir segmento con rurales pasó a medirse con modelos más famosos como Honda CR-V, Toyota Rav4, Hyundai Tucson, Kia Sportage, Ford Kuga y Jeep Compass, el único de esta lista fabricado en el Mercosur.


La quinta generación del Forester fue presentada en nuestro país en abril. Por fuera, quien lo mire no encontrará muchas diferencias respecto del diseño de su antecesor, lanzado en 2013 y actualizado en 2016, pero existen.


En primer lugar, este Forester fue concebido con una nueva plataforma global más liviana y también reforzada que le da mayor rigidez estructural. Además, creció en dimensiones y capacidades. Es tres centímetros más largo (4,62 metros), dos más ancho (1,81 m.) y tres más largo entre ejes (2,67 m.), mientras que el baúl aumentó su capacidad de carga de 505 a 520 dm3.


Subaru Forester 2019


También se modificaron las ópticas traseras, los faros, el paragolpes, la máscara que recubre los antiniebla, y el diseño de las llantas. Otro detalle es que ahora los parantes son más angostos.


Por dentro hay que reconocer que, sin correrse mucho de su sobriedad, tiene un estilo más jugado en materia tecnología y sistemas de conectividad. El Forester tiene tres pantallas, la principal de 8 pulgadas (la anterior era de 7) con Android Auto y Apple CarPlay; una secundaria de 6,3 pulgadas, ubicada en la zona superior de la consola; y otra de 4,2 pulgadas, dentro del el tablero de instrumentos. Entre las tres nutren al conductor de todo tipo de información.


La vida a bordo es muy agradable, tanto para el conductor como para cualquiera de los otros cuatro pasajeros. Las plazas son amplias y atrás hay espacio suficiente para descansar las piernas, incluso para personas de más de 1,80 metros de altura.


Subaru Forester 2019


Además cuenta con un completo equipamiento que, en esta versión full (Limited Sport), agrega tapizado de cuero y un gran techo panorámico corredizo.


Mecánicamente casi que no tuvo novedades. El clásico motor de 2.5 litros que lleva esta versión fue ligeramente modificado y ahora entrega 184 caballos de potencia en lugar de los 172 de su antecesor. Según la marca, a pesar del aumento de potencia, se consiguió bajar el consumo y reducir las emisiones contaminantes. Nuestras mediciones arrojaron un consumo promedio de 12 L/100 km, apenas más bajo que los 12,5 L/100 km del propulsor anterior.


Un nuevo elemento que ayuda a cuidar el consumo es el sistema Start/Stop, que apaga el motor cuando paramos en un semáforo o por situaciones de tránsito intenso, y exhibe en el display del tablero cuánto tiempo hemos estado detenidos gracias al sistema (es acumulativo, no parcial de cada detención) y el ahorro de combustible en litros.


El Forester está asociado a una caja automática de variador continuo (CVT), que puede fijar 7 marchas preprogramadas y levas al volante para un modo de conducción manual. El sistema de tracción sigue siendo el Symmetrical All Wheel Drive, con distribución activa de torque.


Subaru Forester 2019


Todo este conjunto mecánico, sumado a la excelente puesta a punto de las suspensiones, permite que tanto su comportamiento dinámico como confort de marcha sean de lo mejor de la categoría.


En tránsito urbano como en autopista es ágil, confortable y más silencioso que su antecesor. El motor tiene buena respuesta en prácticamente en toda la franja de revoluciones, entregando lo mejor de sí a partir de las 4.000 vueltas.


También es muy seguro. La dirección asistida eléctricamente y el sistema de tracción integral permiten llevarlo firme a las máximas permitidas, y a pesar de sus 1.600 kilos, dobla sin balanceos marcados y sin perder la línea.


Además, debido a que el bloque del motor tiene un perfil más plano y se ubica más abajo en el chasis, el vehículo cuenta con un equilibrio más estable y resulta menos suceptible a los movimientos laterales.


Subaru Forester 2019


En los más de 1.000 kilómetros de ruta que hicimos con el Forester hemos utilizado hasta el cansancio el nuevo control de velocidad crucero adaptativo, que permite mantener automáticamente la distancia respecto del vehículo precedente. Lo curioso de este sistema a diferencia de otros similares es que, en situación de sobrepaso, comienza a acelerar cuando activamos la luz de giro, mientras que otros recién lo hacen cuando el radar reconoce que el carril está completamente despejado.


También comprobamos la efectividad de otros sistemas de asistencia a la conducción nuevos en el Forester, como freno autónomo de emergencia, el alerta de cambio involuntario de carril, el monitor de punto ciego, el freno automático en marcha atrás y el aviso de arranque del vehículo precedente (muy útil en el tránsito urbano, evitando distracciones cuando estamos detenidos).


La evolución del sistema de gestión de la tracción integral X-Mode es otro de sus puntos altos. Se trata de una central que trabaja con el motor, la transmisión y los frenos para permitir que el vehículo no sufra en situaciones off road y avance aun cuando la adherencia es muy baja (puede entregar un torque diferente a cada una de las cuatro ruedas). El sistema X-Mode permite elegir tres modos de conducción: normal, nieve y barro.


Subaru Forester 2019


La gama del nuevo Forester está compuesta por cinco versiones; tres con el motor 2.0 litros de 156 CV (37.900, 41.900 y 44.900 dólares) y dos con el 2.5 litros de 184 CV (45.900 y 49.900).

« volver atrás