Junín, Miércoles, 21 Agosto 2019  |  06:46 hs.
 Miércoles 14 de agosto de 2019                195
    14.08.2019 -    
Cuatro pilares deportivos para prevenir caídas en adultos mayores
Las caídas son la segunda causa de muerte por lesiones accidentales a nivel mundial. Ejercicios para prevenir.

Cuatro pilares deportivos para prevenir caídas en adultos mayores

Contrario de lo que puede imaginarse de algo tan cercano y común al ser humano desde que aprende a caminar como lo son caídas, estas representan un importante problema de salud pública. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales o no intencionales detrás de los traumatismos causados por el tránsito, por las que anualmente mueren en todo el mundo unas 646 mil personas y más de 37 millones de caídas requieren atención médica. En este sentido, los mayores de 65 años son quienes corren mayor riesgo de muerte o lesión grave.


Por eso, la OMS recomienda diseñar estrategias preventivas que hagan hincapié en la educación, la capacitación, la creación de entornos más seguros, la priorización de la investigación relacionada con las caídas y el establecimiento de políticas eficaces para reducir los riesgos. A nivel individual, los especialistas recomiendan evitar el sedentarismo y promueven la realización de actividad física adaptada a la medida de las posibilidades de cada persona.


“Sabemos que las caídas se pueden evitar, o por lo menos existen múltiples mecanismos para disminuir su prevalencia”, aseguró el licenciado en educación física, deportes y salud, Mariano Sassano, también profesor en la Facultad de Motricidad Humana de la Universidad Abierta Interamericana (UAI).


El especialista dio cuatro pilares que ayudan a mantenerse. “Para la prevención de caídas destacamos al ejercicio aeróbico (caminar, bailar, running, natación u otros), los ejercicios de fuerza muscular (entrenamiento contra resistencia: desde los más ortodoxos como un entrenamiento en el gimnasio, hasta deportes como el remo, por ejemplo), estiramientos (yoga, pilates, gimnasia artística, entre otros) y la reeducación de la marcha/equilibrio (Tai Chi, judo).


Diversas investigaciones científicas, confirman que los más beneficiosos son los planes que incluyen los multicomponentes”, destacó. Sassano, quien también preside la Red Social Derechos Humanos para un Envejecimiento Activo y Saludable (RSDHEAS 23 Provincias), aseguró que a la hora de diseñar un programa de ejercicios físicos destinado a las personas mayores debe implementarse también un test integral “que aborde variables cognitivas, funcionales, emocionales y sociales”.


Tanto como el ejercicio, el estiramiento es necesario.


El objetivo de la prueba es visualizar "si las caídas se repiten, lo cual será indicador de una situación de fragilidad o tendencia a la discapacidad, lo cual nos permitirá realizar un enfoque más adecuado. Sin profundizar demasiado en las causas que produce la caída, señalamos los factores médicos, funcionales, mentales, psicoafectivos y farmacológicos”, continuó.


La debilidad muscular (también denominada sarcopenia) es uno de los principales factores de riesgo para las fracturas óseas por caídas. Según diversos estudios, 1 de cada 8 mujeres mayores de 65 años presenta un significativo deterioro de la masa muscular, mientras que en los hombres la cifra es de 1 sobre 20. Por ello, además de la actividad física, a medida que se envejece hay que sumar más proteínas a la dieta.


“Hay estudios prospectivos de intervención comunitaria en los que, aunque no se aprecia una reducción significativa del número de caídas en mayores de 70 años, sí se observa una tendencia a la reducción de fracturas o días de incapacidad para las actividades de la vida diaria, gracias al abordaje multidisciplinar”, concluyó Sassano sobre los resultados de una buena planificación del plan de ejercicios.

« volver atrás