Junín, Martes, 17 Sept 2019  |  20:38 hs.
 Sábado 17 de agosto de 2019                227
    17.08.2019 -    
Alarma por el potasio: hay déficit del nutriente en zonas del Litoral, Santa Fe y Buenos Aires
Lo advirtieron días atrás en un taller realizado por Fertilizar Asociación Civil.

Alarma por el potasio: hay déficit del nutriente en zonas del Litoral, Santa Fe y Buenos Aires

La fertilidad de los suelos es uno de los temas que se ha puesto foco en el último tiempo. Es que los resultados negativos están a la vista. Recientemente se difundió un trabajo realizado por Fertilizar Asociación Civil, la Unidad Integrada Balcarce (INTA) y Facultad de Ciencias Agrarias donde realizaron un mapa de disponibilidad de nutrientes comparando la situación prístina de los suelos con la situación de los mismos en 2011 y luego en 2018. Y los resultados fueron alarmantes.


Así, ante este contexto, Fertilizar AC, en colaboración con UralKali Trading SIA y Nitron Group, organizó el "Taller de Potasio en Argentina" en Rosario, Santa Fe, del que participaron más de 90 personas entre técnicos, investigadores, empresas y asesores.


"Este mapa que generamos nos permite identificar temas urgentes como la materia orgánica, fósforo y PH- y temas importantes como lo son el Potasio, las bases como el Calcio y el Magnesio, y el Zinc. Pero de estos últimos, el Potasio es un macronutriente, es decir que las plantas lo requieren en grandes cantidades. No puede faltar", comentó María Fernanda González Sanjuan, gerente ejecutiva de Fertilizar AC.


"Se extrae una gran cantidad de este elemento, por lo que se debe analizar qué impacto tienen estos niveles de remoción sobre los sistemas de producción y qué podemos prever en el tiempo, cómo manejarnos de acá en más si continuamos con esa metodología de manejo de sistemas o que cambios debemos implementar en el manejo”, agregó la directiva.


A su turno, Jorge Bassi, presidente de Fertilizar AC, dijo que esta luz de alarma es muy importante porque en el lote el potasio no avisa. "A diferencia de otros nutrientes, como el fósforo con que la Argentina tiene más experiencia, el potasio genera una oferta sostenida al cultivo hasta que se agota. En ese momento repentinamente muestra una deficiencia muy severa y revertir esta situación es costosa requiriendo de una fertilización adicional”, agregó Bassi.


También comentó que estos conceptos no estaban en los nutrientes que venían manejando y por eso desde ahora la intención es ir haciendo un trabajo que amortigüe el impacto que significaría para el productor una mala cosecha."“La forma de descubrir la deficiencia de potasio es el análisis de suelo", explicó.


Así, Bassi confirmó que desde Fertilizar AC se entiende que se debe profundizar el conocimiento básicamente en todo lo que es el Litoral y la costa de Santa Fe en el río Paraná y la costa de la provincia de Buenos Aires.


“Sobre esas zonas estamos proponiendo hacer diferentes trabajos exploratorios porque hay que generar suficiente información local de base y un sistema de monitoreo que permita avisarles a los productores cuando están en una luz amarilla. Ahora lo que necesitamos es convencerlo que cuando este nutriente este en la luz amarilla, hay que fertilizar, no se puede esperar que el nutriente caiga por debajo de los umbrales y luego fertilizar. Acá hay que actuar antes que se caiga sino literalmente se pierde el 50% de una cosecha”, sostuvo Bassi.


Por otra parte, Nicolás Wyngaard, investigador del Conicet e integrante de la Unidad Integrada Balcarce, comentó que existe un antecedente de un vecino cercano como lo es Uruguay que en sus suelos dramáticamente empezaron a ver deficiencias de potasio y en Argentina no se ve generalizadamente en la región pampeana o en nuestros suelos.


El taller organizado por Fertilizar fue en Rosario y participaron más de 90 referentes de la temática.


“Sin embargo, todos los indicadores nos están mostrando que en algunas regiones de Argentina dentro de un poco tiempo podría empezar a ser un nutriente deficitario y la idea es anticiparse a las deficiencias y no esperar a que se afecten los rendimientos o el sistema productivo, sino ya estar preparados para estas deficiencias cercanas en esta problemática”, informó.


Por último, Jorge González Montaner, de CREA, manifestó que es un tema que viene preocupando hace ya muchos años.


"Iniciamos las investigaciones hace más de diez donde estamos evaluando y mirando porque en principio veíamos deficiencia de cloruro de potasio en los trigos sobre todo cuando había mancha y esa misma inquietud la llevamos a los cultivos de soja y es por eso que todos los años en nuestras redes de experimentación del sur de la provincia de Buenos Aires estudiamos en red tanto el impacto de cloruro de potasio como del nitrato de potasio sobre el cultivo de soja y lo hemos visto incluso con valores de umbrales en suelos arriba de 400 ppm”, destacó el referente del sur bonaerense.


“Encontramos respuestas muy significativas, la respuesta promedio de toda la red son alrededor de 250 kilos, pero a dosis muy baja, estamos trabajando alrededor de los 50 kilos de cloruro de potasio (KCl) o 50 kilos de nitrato de potasio, pero con el objeto de aplicar en R1 para poder mejorar las cuestiones de sanidad y lo que vemos que tiene un impacto muy interesante y una co-relación con la respuesta a fungicidas. Observamos claramente que, a más respuesta a fungicidas, más respuesta a potasio y prácticamente los niveles llegan a 600 y 800 kilos”, añadió González Montaner.


El experto comentó que están tratando de generar aplicaciones más elevadas, de 100 a 150 kilos y destacó que en otras zonas del país como la zona de Entre Ríos, aparecen en algunos suelos sintomatología importante que son para tener muy en cuenta.

« volver atrás