Junín, Lunes, 17 Febrero 2020  |  22:31 hs.
 Martes 19 de noviembre de 2019                830
    19.11.2019 -    
Ford Mustang Mach-E: comportamiento deportivo y confort de SUV
Esta nueva raza de Mustang es capaz de acelerar de 0 a 100 en menos de 4 segundos, pero también brinda la comodidad de un Sport Utility.

Ford Mustang Mach-E: comportamiento deportivo y confort de SUV

Fue mucho lo que se habló antes y durante la presentación del Ford Mustang Mach-E, la versión SUV 100% eléctrica del Mustang lanzada esta semana en la ciudad de Los Angeles, Estados Unidos.


El Mach-E es el primer vehículo netamente eléctrico de Ford. Es una creación del Equipo Edison, comandado por Ted Cannis, quien fuera presidente de la filial argentina entre 2002 y 2005, en un proyecto que comenzó en 2014, pero que recién tomó forma a partir de 2017 cuando la marca decidió desviar la mira que hasta ese entonces estaba puesta en el Focus para concentrarse en uno de sus modelos más icónicos: el Mustang.


La apuesta debía ser fuerte, y lo fue. El primer auto eléctrico de Ford debía tener identidad aunque muchos piensen que se manche el apellido Mustang. Lo que podemos decir es que el Mach-E no solo tiene la imagen del Mustang, también tiene su comportamiento y un arsenal de tecnología que Clarín pudo comprobar durante un breve contacto durante su lanzamiento mundial.


Ford Mustang Mach-E


Para esto, Ford puso a disposición los tres prototipos con los cuenta. El lugar fue el Jet Center, un aeródromo ubicado a pocos minutos de Los Angeles.


El contacto fue en un prototipo camuflado, aunque prácticamente en su etapa definitiva. La primera impresión fue fuerte, porque se trataba de un Mustang más alto y de cuatro puertas sin manijas. Sí, sin manijas.


Ford Mustang Mach-E


Para entrar sólo basta con apretar un botón para que las puertas se abran automáticamente. El sistema también capaz de reconocer el teléfono del usuario (Ford llama a esta tecnología “Phone as a Key”) encender las luces y destrabar (no abrir) las puertas. Las delanteras poseen un pequeño soporte que oficia de manija y ayuda a abrirlas en caso de tener las manos ocupadas.


En el puesto de conducción lo primero que llama la atención es la enorme pantalla vertical de 15.5 pulgadas ubicada en la consola central. Esta especie de tablet es el centro de operación de la nueva generación del sistema de conectividad SYNC y, entre otras cosas, tiene capacidad para aprender las preferencias de los conductores y es capaz de hacer sugerencias personalizadas. Inteligencia artificial.


El sistema de navegación, por su parte, tiene acceso a internet y reconoce los puntos de recarga que hay durante la ruta y, en caso de ser necesario, recomienda su uso.


Otro elemento importante es el tablero de 10.2” completamente digital ubicado detrás del volante. Una especie de rectángulo que recuerda al primer tablero del Citroën C4 Cactus, y que al contrario de los tableros de los autos deportivos (aunque ahora el del Mustang también es digital) carece de relojes y marcadores analógicos. En él el conductor sólo verá el velocímetro y la autonomía. Nada más.


Ford Mustang Mach-E


El enorme techo panorámico de vidrio de una sola pieza fija es otro detalle a tener en cuenta. No tiene cortina deslizante, aunque Ford sostiene el vidrio cuenta con filtros solares y un revestimiento que impide que el habitáculo levante temperatura si el vehículo se expone al sol.


El Mustang Mach-E es amplio tanto adelanto como atrás. En nuestro caso nos tocó viajar en la plaza trasera, donde personas de más de 1,80 no tendrán problemas para viajar y descansar las piernas sin molestas o ni siquiera tocar el respaldo delantero con las rodillas.


Ford Mustang Mach-E


Hay espacio para 5 ocupantes y numerosos portaobjetos distribuidos entre los asientos delanteros, consola y puertas.


El baúl tiene una gran capacidad de carga (821 dm3) que, como en todo vehículo, puede crecer a 1.687 dm3 al tumbar los respaldos traseros, pero si eso no llegar a alcanzar hay un segundo baúl debajo del capot con espacio para guardar varios bolsos de mano o un carry on.


Ford Mustang Mach-E


Lo curioso de este espacio es que, al ser de plástico y contar con un sistema de drenaje permite colocar hielos en caso de querer mantener fríos alimentos o bebidas, perfecto para actividades al aire libre.


En ejercicios de slalom y aceleración desde una partida detenida, el SUV dejó en claro porqué lleva el apellido Mustang. Es ágil y rápido, y además frena muy bien.


El Mach-E tiene tres modos de conducción. En cada uno el vehículo obtiene un comportamiento diferente, pero además ofrece distintas visualizaciones en el tablero de instrumentos y ruidos que simular el de un motor de combustión interna. En modo “Whisper” el sonido es casi imperceptible, levanta un poco de decibeles en “Engaged”, y en “Unbridled” casi que reproduce el motor del Mustang.


Ford Mustang Mach-E


En nuestro caso subimos a una variante First Edition, por lo que estimamos que estos sonidos podrían potenciarse en cualquiera de las versiones GT Edition, las más picantes.

« volver atrás