Junín, Lunes, 17 Febrero 2020  |  21:21 hs.
 Domingo 29 de diciembre de 2019                405
    29.12.2019 -    
Toyota Corolla: el sedán más vendido se renovó por completo
Estrena motor, caja automática, sistemas de seguridad y hasta suma una versión híbrida.

Toyota Corolla: el sedán más vendido se renovó por completo

El Toyota Corolla es el auto más vendido en la historia del automóvil. Son más de 45 millones de unidades en 53 años. Pero en nuestro mercado este modelo se ganó una reputación que lo llevó a ser durante 8 años consecutivos el sedán mediano más elegido por los consumidores.


Esa preferencia no fue porque el vehículo de Toyota era el más moderno, el más atractivo, el más equipado, el de mecánica más eficiente o el más barato. El Corolla se convirtió en referente de su categoría gracias a su confiabilidad y al respaldo de posventa que ofrece la marca en el país.


Y con la nueva generación del modelo que se acaba de presentar (la decimosegunda), este sedán intentará elevar la percepción que hay sobre algunas de sus características. En los papeles, parece tener con qué.


La transformación del Corolla en esta ocasión es bien profunda y los cambios apuntan a las características más criticadas del modelo.


El mediano de Toyota ahora está construido sobre una nueva plataforma (GA-C). De acuerdo a los expresado por la compañía, esta nueva base le permite mejorar la rigidez estructural. Además, agrega suspensión trasera independiente, que contribuye a elevar sus cualidades dinámicas, tanto a nivel confort como seguridad.


Su estilo no se aleja de las proporciones que el Corolla exhibió durante los últimos años; sigue siendo un sedán bien clásico por sus formas. Pero ahora gana un poco de modernidad gracias al tratamiento con las luces de LED, tanto delanteras como traseras. Y también ha mejorados la terminación exterior, lo que le da una mayor sensación de calidad.


Lo mismo se percibe en el interior. Sin alejarse de un estilo conservador, el nuevo Corolla eleva su lado tecnológico con un tablero de instrumentos con un centro digital y una pantalla táctil en la consola central (bien elevada, que ayuda a mantener la mirada sobre el camino).


A diferencia de otros sistemas multimedia de Toyota, que son lentos y poco amigables, en el del Corolla se aprecia una buena evolución. Sin embargo, los reflejos del sol de la tarde interfieren con la lectura de la información, al igual que en otros display de la marca japonesa.


Si bien el Corolla siempre fue un modelo con una buena percepción de calidad, nuestras preferencias como usuarios asocian más los interiores de marcas alemanas a un estándar alto de calidad. Y, de algún modo, este mediano mutó hacia ese estilo de terminación, con un tapizado de cuero que parece más fuerte que suave, costuras con mayor presencia y más elementos decorativos símil metal. Todo con un correcto encastre.


El espacio en plazas traseras ha mejorado, en parte por un mayor lugar disponible para las piernas y también por un nuevo diseño de los asientos. Esto produce un confort superior para los pasajeros que viajan junto a las ventanillas. Pero con el nuevo diseño, sale perdiendo un eventual pasajero central, con un espacio menor y sin una ergonomía pensada para él.


El detalle llamativo de las plazas traseras son los apoya cabezas fijos. Los 470 litros de capacidad del baúl se mantienen idénticos a los de la generación anterior.


La otra mejora para destacar tiene que ver con el equipamiento. Al control electrónico de estabilidad (la única asistencia activa fuera de lo que exige la ley en nuestro país que traía el mediano de Toyota), esta versión SEG viene con lo que la marca denomina Toyota Safety Sense, un paquete de asistencia al manejo que incluye el freno autónomo de emergencia, el alerta de cambio de carril, con corrección automática (muy leve); control de velocidad crucero adaptativo y luces altas automáticas.


Pero lo que más sorprenderá a quien ya tenga un Corolla será el comportamiento de esta nueva generación. La nueva plataforma le da un centro de gravedad más bajo, lo que reduce las oscilaciones de carrocería. Y la suspensión trasera independiente lo hace ir mucho mejor pisado al momento de doblar. En general, la sensación de seguridad y aplomo se incrementa notablemente respecto del modelo anterior.


Como si fuera poco, el Corolla 2020 estrena motor:un 2.0 litros de 170 caballos, con sistema de inyección directa e indirecta. A la mayor potencia y torque, este propulsor ofrece una respuesta progresiva.


Y el broche final lo da la nueva caja de cambios CVT (de relaciones continuamente variables). Este tipo de transmisión suele dejar la sensación de patinamiento al acelerar. Toyota intenta corregir eso con un engranaje adicional que mejora la respuesta a baja velocidad. En modo manual, el sistema fija 10 marchas.


Este modelo llega con un precio de $ 1.912.500, por lo que será alcanzado por el nuevo mínimo imponible de impuestos internos, que lo incrementará un 25%, lo que terminará dejando su precio por arriba de los 2,2 millones de pesos.

« volver atrás