18/09/2022  -  Locales
TALENTO JUNINENSE
Bav: "Nos ponen un chip de que nuestra generación está perdida"
La freestyler juninense, Bav, abrió su diario íntimo. Con 15 años está en las principales plataformas digitales. Días atrás la rompió con Ciro y Los Persas.

Bav, es una sensación artística difícil de catalogar. Se mueve sin miedos, improvisa con un ingenio innato, y marca tendencia en nuestra ciudad, sea rapeando ante cientos de personas en un recital o en el patio de una escuela secundaria.

Instagram es la red social que más contacto le da con su público que va desde jóvenes de 20 años hasta niños de 7. Y si bien por su edad Tik Tok debería ser la red social más natural todavía no está demasiado canchera. Pero para Paula López no es lo único que no se ajusta a sus efervescentes 15 años.

Paula es Bav, un sobrenombre que le sirve para homenajear a los integrantes de su familia: B, es por Bianca su hermana menor, la A de Ariel, su papá y la V, de Verónica, su mamá.

Bav es ante todo un hallazgo en nuestra ciudad, un misil musical que recién comenzó a salir y que no se sabe hasta donde podrá llegar.

Corta carrera
En su corta carrera ya logró ser parte del staff de músicos de la productora musical y de conciertos 300 Producciones, donde brillan artistas como Luciano Pereyra, Ciro, Calamaro y Wos, entre muchos más. Además, grabó en estudio “Búsqueda y Principio”, con cuatro temas originales que contaron con la participación de Juan Ábalos (guitarra), Martina Fontana (batería) y Nicolás Agesta (bajos, sintes y programaciones). Y como coronación días atrás la rompió como banda soporte e invitada en el show de Ciro y los Persas que brindó la banda en Junín.

“Fue una experiencia hermosa ser telonera de Ciro. Se me abrieron muchas puertas después del evento, no solamente nuevos shows, sino que muchas personas quieran conocer lo que hago tanto arriba como abajo del escenario”, dice siempre espontánea.

La freestyler juninense es también una rapera fresca y de corazón abierto. “Lo que canto es lo que me sale, es lo que vivo y voy viviendo con mis 15 años. Mis canciones dejan plasmado que soy una adolescente”, cuenta.
Desde el 2020 se largó a escribir lo que le pasaba cotidianamente en su vida recreando con música algo así como su diario íntimo. “Hace poco tiempo terminé de escribir mi primer cuadernillo donde hablo mucho de mis temas de la adolescencia donde cuento quien me gusta, o también hablo de peleas con mi mamá. Las cosas que me pasan a mí, desde los 9 años, cuando comencé a rapear, las voy convirtiendo en canciones. Algunas letras parecen súper dramáticas, pero en realidad son cosas cotidianas que me pasan como una pelea con mi mamá a los 10 años”, ríe.

“Salí de la nada, mi familia conoció el rap por mí. A los 9 años un amigo me mostró una batalla de raperos por YouTube y yo que era una chica súper tímida, re-perfil bajo, que no hablaba, no podía entender que alguien se animará a cantar e improvisar delante de muchas personas. Y dije eso quiero hacer yo, y a partir de ahí me saqué de encima mucho de mi timidez. Gracias al freestyle soy mucho más extrovertida”, cuenta.

“Nos ponen un chip”
Para Bav a los chicos de su edad la sociedad los cataloga y los subestima. Pero sobre todo no los escucha. “Nos ponen un chip de que nuestra generación está perdida. Y llega un punto que hasta nosotros mismos nos creemos eso”, dice.

“Hay una imagen que no es real, donde dicen que los chicos de mi edad no están seguros de lo que son o lo que quieren hacer. Se nos tacha de que estamos sin rumbo, y vos escuchas a un chico de 15, 16 o 17 años y realmente la tiene clara acerca de lo quiere hacer. Soy de una generación donde solemos ser claros, con mis amigos charlamos cosas muy profundas sobre la vida y siempre hay respuestas para todo. Muchas veces solo nos muestran como que hacemos lío todo el tiempo o nos divertimos demás. Somos serios, respetuosos, lo que pasa es que no se nos toma en serio. Si lo sentás y tenés una charla concreta con alguno de los chicos de mi generación podes tener una charla re linda”, culminó diciendo.Bav, es una sensación artística difícil de catalogar. Se mueve sin miedos, improvisa con un ingenio innato, y marca tendencia en nuestra ciudad, sea rapeando ante cientos de personas en un recital o en el patio de una escuela secundaria.

Instagram es la red social que más contacto le da con su público que va desde jóvenes de 20 años hasta niños de 7. Y si bien por su edad Tik Tok debería ser la red social más natural todavía no está demasiado canchera. Pero para Paula López no es lo único que no se ajusta a sus efervescentes 15 años.

Paula es Bav, un sobrenombre que le sirve para homenajear a los integrantes de su familia: B, es por Bianca su hermana menor, la A de Ariel, su papá y la V, de Verónica, su mamá.
Bav es ante todo un hallazgo en nuestra ciudad, un misil musical que recién comenzó a salir y que no se sabe hasta donde podrá llegar.

Corta carrera
En su corta carrera ya logró ser parte del staff de músicos de la productora musical y de conciertos 300 Producciones, donde brillan artistas como Luciano Pereyra, Ciro, Calamaro y Wos, entre muchos más. Además, grabó en estudio “Búsqueda y Principio”, con cuatro temas originales que contaron con la participación de Juan Ábalos (guitarra), Martina Fontana (batería) y Nicolás Agesta (bajos, sintes y programaciones). Y como coronación días atrás la rompió como banda soporte e invitada en el show de Ciro y los Persas que brindó la banda en Junín.

“Fue una experiencia hermosa ser telonera de Ciro. Se me abrieron muchas puertas después del evento, no solamente nuevos shows, sino que muchas personas quieran conocer lo que hago tanto arriba como abajo del escenario”, dice siempre espontánea.

La freestyler juninense es también una rapera fresca y de corazón abierto. “Lo que canto es lo que me sale, es lo que vivo y voy viviendo con mis 15 años. Mis canciones dejan plasmado que soy una adolescente”, cuenta.
Desde el 2020 se largó a escribir lo que le pasaba cotidianamente en su vida recreando con música algo así como su diario íntimo. “Hace poco tiempo terminé de escribir mi primer cuadernillo donde hablo mucho de mis temas de la adolescencia donde cuento quien me gusta, o también hablo de peleas con mi mamá. Las cosas que me pasan a mí, desde los 9 años, cuando comencé a rapear, las voy convirtiendo en canciones. Algunas letras parecen súper dramáticas, pero en realidad son cosas cotidianas que me pasan como una pelea con mi mamá a los 10 años”, ríe.

“Salí de la nada, mi familia conoció el rap por mí. A los 9 años un amigo me mostró una batalla de raperos por YouTube y yo que era una chica súper tímida, re-perfil bajo, que no hablaba, no podía entender que alguien se animará a cantar e improvisar delante de muchas personas. Y dije eso quiero hacer yo, y a partir de ahí me saqué de encima mucho de mi timidez. Gracias al freestyle soy mucho más extrovertida”, cuenta.

“Nos ponen un chip”
Para Bav a los chicos de su edad la sociedad los cataloga y los subestima. Pero sobre todo no los escucha. “Nos ponen un chip de que nuestra generación está perdida. Y llega un punto que hasta nosotros mismos nos creemos eso”, dice.

“Hay una imagen que no es real, donde dicen que los chicos de mi edad no están seguros de lo que son o lo que quieren hacer. Se nos tacha de que estamos sin rumbo, y vos escuchas a un chico de 15, 16 o 17 años y realmente la tiene clara acerca de lo quiere hacer. Soy de una generación donde solemos ser claros, con mis amigos charlamos cosas muy profundas sobre la vida y siempre hay respuestas para todo. Muchas veces solo nos muestran como que hacemos lío todo el tiempo o nos divertimos demás. Somos serios, respetuosos, lo que pasa es que no se nos toma en serio. Si lo sentás y tenés una charla concreta con alguno de los chicos de mi generación podes tener una charla re linda”, culminó diciendo.



Fuente: La Verdad

Copyright 2022 Mercurio Noticias | sitio de noticias de San Salvador
sitio desarrollado por artcon.com.ar