NACIONALES   Junín, Viernes 21 de febrero de 2020
Hotel para Vandenbroele: la denuncia que ningún juez quiere investigar
El testigo clave que facilitó la condena de Amado Boudou habría recibido casi 2 millones de pesos del programa de protección de testigos apenas unos días después de la condena.

La denuncia por supuestas irregularidades detrás del pago que el gobierno de Mauricio Macri le hizo al “arrepentido” del caso Ciccone Alejandro Vandenbroele para montar un hotel, aún no tiene un juez que la investigue.


El juez Marcelo Martínez de Giorgi rechazó, de acuerdo a un dictamen de la fiscal Paloma Ochoa, tomar la denuncia basada en una nota publicada por El Destape que reveló que el gobierno de Macri le habría dado fondos a Vandenbroele para poner un hotel boutique.


Cuando salió publicada la nota, el juez Ariel Lijo, el mismo que tuvo la instrucción del caso de la ex Ciccone Calcográfica y ante quien se arrepintió Vandenbroele, dispuso que se abriera una investigación, pero no en su juzgado. La envió a sorteo como un caso independiente y la denuncia recayó en el juzgado 11 que quedó vacante con la muerte de Claudio Bonadio.


En su breve reemplazo, el juez Sebastián Casanello pidió la opinión de la fiscal Ochoa para que determinara si correspondía abrir la investigación. En su dictamen, la representante del ministerio público consideró que Lijo era el juez competente.


El dictamen fue remitido al juez Martínez de Giorgi, quien quedó a cargo del juzgado 11 de Bonadio por un año. El magistrado subrogante coincidió con la fiscal y volvió a mandar la denuncia del pago a Vandenbroele a Lijo.


Fuentes judiciales confirmaron que el juez Lijo considera que él no puede investigar esa denuncia, por lo que volverá a enviarla a Martínez de Giorgi. En caso de entablarse un conflicto de competencia o contienda negativa, será la Cámara la que defina quién debe investigar.


El mismo Vandenbrole terminó admitiendo el pago cuando dijo que no se trataba de un hotel, sino una posada.


Días atrás, El Destape publicó una nota titulada "El macrismo le puso un hotel boutique a Alejandro Vandenbroele, arrepentido clave para condenar a Amado Boudou", que incluía documentación que acreditaba que el arrepentido había solicitado $1.500.000 al Programa de protección de Testigos -que depende del Ministerio de Justicia- para un emprendimiento y que había recibido parte del dinero solicitado.


De acuerdo a la investigación periodística el arrepentido Vandenbroele habría solicitado los fondos para un desarrollo turístico identificado como Posada La Masía en la provincia de Mendoza el 24 de agosto de 2018, días después de que fuera condenado Boudou.


Según lo publicado, el pedido había sido canalizado a través de la persona que estaba encargada al expediente de Vandenbreole dentro del programa de protección de testigos.


El ex vicepresidente Boudou fue condenado en agosto de 2018 a cinco años y 10 meses de prisión, y la declaración de Vandenbroele fue clave.

Copyright 2007/2020 Diario Junin | Todos los derechos reservados