15 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Miércoles, 28 Octubre 2020
Tecnologia  Sábado 25 de enero de 2020 - 12:11 hs.                1362
  Tecnologia   25.01.2020 - 12:11   
La trama oculta del “hackeo” al celular de Jeff Bezos: el rol de WhatsApp, Apple y la ONU
Facebook, dueño del mensajero, salió a respaldar su plataforma. Al mismo tiempo, expertos de ciberseguridad dicen que todavía hay muchas preguntas por responder.

El caso del hackeo al celular del dueño de The Washington Post y CEO del gigante del comercio electrónico Amazon, Jeff Bezos, que involucra al gobierno de Arabia Saudita, amenaza con entregar más capítulos. Ahora, Facebook salió a defenderse de las acusaciones contra su servicio de mensajería WhatsApp, optando por una estrategia poco esperada: culpar a Apple de todo lo que pasó.


Nicola Mendelsohn, vicepresidenta de Facebook para la región de Europa, Oriente Medio y África, dijo en defensa de la compañía que el hackeo recientemente reportado del iPhone del CEO de Amazon, Jeff Bezos, destaca posibles problemas de seguridad con los sistemas operativos de dispositivos móviles, según Bloomberg.


"Una de las cosas que destaca es en realidad algunas de las vulnerabilidades subyacentes potenciales que existen en los sistemas operativos reales en los teléfonos", dijo durate una entrevista reciente con la cadena de noticias Bloomberg.


La teoría que sostienen desde la red social está basada en el reporte forense de la firma FTI Consulting que detalló todo el asunto marca claramente que Jeff Bezos utilizaba un iPhone X al momento de sufrir el ataque.


El archivo contenía un video que mostraba la bandera de Arabia Saudita y la bandera sueca junto con un descargador encriptado, que desencadenó una "exfiltración masiva y no autorizada de datos" del teléfono del CEO de Amazon que persistieron durante meses.


Las dudas de los expertos en ciberseguridad


La evidencia obtenida en el reporte privado no muestra con certeza que el teléfono de Bezos haya sido hackeado en realidad, mucho menos que tanta información se vio comprometida o qué tipo de software maligno se utilizó.​


Expertos de ciberseguridad dijeron que, aunque es probable que haya ocurrido el hackeo, la investigación no lo prueba de manera definitiva.


WhatsApp, el servicio de mensajería que Facebook compró en 2014. (Foto:EFE/Ritchie B. Tongo)


De manera similar, el exdirector de seguridad de Facebook, que ahora dirige un centro de políticas cibernéticas en Stanford, escribió que el informe está lleno de pruebas circunstanciales, pero no de pruebas concluyentes.


"Lo curioso es que parece que FTI tiene potencialmente el arma homicida ahí mismo, sólo que no han descubierto cómo probarla", escribió Alex Stamos en Twitter.


iPhone X, el celular que Apple lanzó en 2017. (Foto: AP/ Marcio Jose Sanchez)


"En cierto modo, la investigación está muy incompleta... No creo que las conclusiones a las que han llegado estén respaldadas por las pruebas. Se han desviado hacia las conjeturas", dijo Robert Pritchard, director de la consultora británica Cyber Security Expert.


Un punto conflictivo se centra en la encriptación de extremo a extremo de WhatsApp, que según el informe hace "virtualmente imposible desencriptar el contenido... para determinar si contenía código malicioso", lo que significa que los investigadores no pudieron concluir si el archivo de video enviado desde la cuenta del príncipe estaba infectado y se utilizó para hackear el teléfono de Bezos.


Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) le solicitó a los Estados Unidos y otras autoridades relevantes que lleven a cabo una investigación sobre el príncipe heredero de Arabia Saudita. Afirmaron que parecía que Bezos pudo haber sido objeto del ataque debido a que es propietario del diario The Washington Post, que publicaba reportes del columnista Jamal Khashoggi. El periodista saudí fue asesinado en octubre del 2018 y era uno de los principales críticos del príncipe heredero saudí.


El ministro de Exteriores saudí, el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud, manifestó que las acusaciones eran "mera conjetura" y dijo que, si hubiera una evidencia real, el reino esperaba verla ansiosamente.