16.1 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Sábado, 15 Agosto 2020
Salud  Martes 25 de febrero de 2020 - 15:45 hs.                1574
  Salud   25.02.2020 - 15:45   
10 hábitos que atentan contra la salud de tus ojos
Ciertas conductas cotidianas tienen directa relación con el cuidado de la vista. Cuáles sumar, y qué otras evitar para preservarlos.

La vista es, valga la licencia literaria, uno de los tesoros más preciados con los que en la gran mayoría de los casos, cuenta una persona a lo largo de su vida. Precisamente, esa condición innata que nos ofrece la posibilidad de ver todo y cuanto nos rodea, hace que muchas veces olvidemos que cuidar de nuestros ojos también es una tarea de todos los días.


En efecto, existen una serie de "errores" comunes que son tendencia entre quienes gozan de una buena salud visual, haciendo uso y abuso de este sentido sin reparar en el daño que ciertos hábitos cotidianos pueden provocarle. "La visión es demasiado importante como para que sea desatendida. Tal vez, es hora de revisar las rutinas diarias para descartar que se estén dañando los ojos", apunta Germán Bianchi, oftalmólogo especializado en cirugía de ojos y miembro de la Sociedad Argentina de Oftalmología​ (SAO).


El examen anual es obligatorio

Un control anual es lo recomendable para evitar afecciones a tiempo.

Es importante consultar anualmente con el oftalmólogo para asegurarse de que todo esté bajo control, especialmente, luego de los 40 años, momento para detectar patologías como glaucoma​, retinopatía o degeneración macular. Aunque salvo por algún malestar puntual no suele estar entre la lista de prioridades, es un compromiso que conviene sumar a la agenda preventiva para evitar cualquier complicación.


La irritación ocular es una señal

Los ojos rojos y llorosos que pican o arden pueden ser un signo revelador de alergias, pero, también, de infección si hay dolor, se percibe sensación arenosa, hay fotofobia o presencia de secreciones. Ante alguno de estos síntomas, es imprescindible consultar de inmediato con el especialista. Una infección no tratada puede dañar la vista y, para colmo, contagiar a terceros.


Lentes de sol, ¿salud o accesorio?

Cuando los cristales son certificados, sus filtros pueden proteger los ojos de los rayos ultravioleta (UV). Esta radiación es la que puede aumentar la probabilidad de padecer cataratas, degeneración macular o pterigion (crecimiento de tejido sobre la parte blanca del ojo). Por ello, más que por gusto, es necesario escoger los anteojos por su condición de bloquear los rayos. Y usarlos siempre que la exposición al sol sea alta y prolongada.


Frotarse los ojos puede irritarlo y generarle lesiones.


Dejá de frotarte los ojos

Esta acción puede irritarlos y, a su vez, dañar los vasos sanguíneos. También es factible lesionar tejidos como la córnea y provocar lesiones mayores. Cuando indefectiblemente llevemos las manos a los ojos, éstas deben estar extremadamente limpias, ya que cualquier bacteria que habite en ellas y entre en contacto con el órgano visual, puede desencadenar en una infección.


Menos tiempo frente a la pantalla

Largos períodos de tiempo frente a las pantallas pueden cansar los ojos y causar dolores de cabeza. La regla 20-20-20 es una manera fácil de evitar que eso suceda: mirar algo a 20 pies (6 metros) de distancia durante 20 segundos, cada 20 minutos. Y parpadear a menudo para mantener la humedad ocular. Además, conviene tener en cuenta que las pantallas deben estar por debajo de la altura de los ojos para que la lágrima no se evapore tan rápido.


Hay que evitar el uso prolongado de pantallas. Hacé una pausa cada 20 minutos.


Lentes de contacto "bien" limpias

Para mantener los ojos sanos, los lentes se deben limpiar con la solución adecuada, nunca emplear agua o saliva, y guardarlos en el estuche apropiado que, a su vez, debe ser cambiado con frecuencia. También es muy importante retirarlos antes de acostarse. Y si se usan descartables, reemplazarlos según la recomendación indicada por el proveedor de estos materiales.


Demaquillarte para cuidar tus ojos

Restos de rimel, delineador o sombra pueden entrar en contacto con ellos y provocar una infección. Por esto, es importante quitarse el maquillaje correctamente todas las noches con un producto adecuado para la zona a tratar. Si los ojos están rojos o hay ardor, se sugiere consultar con el oftalmólogo ya que alguno de los cosméticos o cremas de limpieza​ pueden estar generando una reacción alérgica.


Retirar adecuadamente el maquillaje todas la noches es una pauta saludable también para los ojos.


La graduación correcta

La visión cambia con el tiempo. Por lo tanto, hay que asegurarse de que la graduación de los cristales y/o lentes de contacto esté actualizada. La inercia, la falta de tiempo e incluso en algunos casos el no querer reconocer que "estamos viendo menos", muchas veces atenta contra el deterioro visual ya que evita frenarlo a tiempo y, por el contrario, habilita su avance.


Fumar afecta la salud visual

El tabaco puede aumentar la probabilidad de agravar patologías oculares, tales como cataratas y degeneración macular. Según mencionan desde el sitio oficial del Ministerio de Salud de la Nación, "El riesgo de cataratas es un 40-60% mayor en los fumadores de más de un paquete por día que en los no fumadores y sucede por dos mecanismos; por la irritación directa de los ojos y la liberación en los pulmones de sustancias químicas que llegan a los ojos a través de la sangre".


Por su parte, "la degeneración macular es la segunda causa de ceguera en las personas mayores de 60 años en los países occidentales, por detrás de la diabetes​". Abandonar el vicio entonces, presume un beneficio triple: para la salud en general, para el bienestar ocular, y para el bolsillo.