16.1 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Sábado, 15 Agosto 2020
Tecnologia  Domingo 17 de mayo de 2020 - 18:38 hs.                7765
  Tecnologia   17.05.2020 - 18:38   
Cómo saber si te bloquearon en WhatsApp
Los puntos clave que hay que observar para descubrir si un contacto no quiere recibir tus mensajes ni llamadas.

En el basto mundo de vínculos que existen a través de WhatsApp​, ya sean de amistad, familiares, laborales, personales o de cualquier otra naturaleza, hay un código implícito que implica la posibilidad de reconfigurar el tipo de comunicación o conversación entre contactos.


El menú de opciones de este servidor de mensajería instantánea ofrece diferentes modos de editar un número agendado (o la ventana de chat de un número desconocido o no registrado), desde silenciarlo hasta eliminar la comprobación de lectura, evitar que nos pueda sumar a un grupo o directamente, bloquearlo.


Y aunque estas medidas pueden no ser definitivas, ya que se activan y desactivan ilimitadamente, es común preguntarse si alguna de estas acciones terminó por alcanzarnos a nosotros mismo.


Por eso, entre las dudas más comunes de los usuarios, cómo saber si te bloquearon en WhatsApp, está entre las primeras de la lista.


La persona bloqueada no puede ver el perfil de contacto, su estado, ni cuándo fue su última conexión.


Trucos para saber si te bloquearon en WhatsApp

Ya sea desde un teléfono iPhone o un dispositivo Android hay diferentes formas de descubrir si hemos sido bloqueados en WhatsApp.


En principio, esta medida implica que ya no podremos mandar mensajes de texto, audios, ni hacer llamadas a través de WhatsApp porque la persona que nos bloqueó no los recibirá. Aunque hay una salvedad, si ambos formamos parte de un mismo grupo, nuestros mensajes a través de ese canal sí le seguirán llegando a quien nos bloqueó.


Ante varias horas o días sin recibir respuesta de la persona contactada, hay un paso a paso a seguir, para comenzar a sospechar un bloqueo.


Ya no aparecerá el registro de la última hora de conexión y, por consiguiente, tampoco se verá cuando la persona buscada esté en línea. Pero este no es un indicio definitivo, porque es un ajuste que se puede activar desde el menú de Privacidad, sin por eso haber bloqueado a nadie. Y en ese caso, esa es una información que todos los contactos dejarán de tener.


La foto de perfil del contacto dejará de aparecer. Tampoco se verán las actualizaciones, descripciones o estados.


Los mensajes enviados sólo tendrán la primer tilde, que corresponde a la confirmación de envío, pero la segunda tilde, de recepción o entrega del mensaje, no aparecerá. Por consiguiente, en ningún caso, el icono se pondrá azul.


Al hacer una llamada o videollamada a través de la app, la llamada nunca conectará con el contacto solicitado ni con su contestador (no será posible dejar mensajes).


No se podrá añadir el contacto a ningún chat grupal nuevo hecho por la persona bloqueada. Al hacer la acción de agregarlo, la aplicación no dará ninguna señal de que no se lo pueda incluir, pero al momento de confirmar la lista de integrantes del grupo, aparecerá un cartel con la leyenda: “No se ha podido añadir a tu contacto a un grupo”. 


Entonces, al darse estas cinco variantes juntas, se puede comenzar a sospechar que un usuario fue bloqueado. Aún así, WhatsApp no ofrece ninguna herramienta de comprobación directa de bloqueo, a fin de mantener y proteger la privacidad del contacto que optó por activar esta acción. El sistema está hecho intencionalmente de manera ambigua para no confirmar bloqueos ni desbloqueos.


La última forma de advertir un bloqueo, aunque esta ya depende de un tercero, es pedirle a un contacto en común si puede ver su última hora de conexión, imagen de perfil o directamente conversar por WhatsApp con la persona en cuestión. Si esta segunda persona puede enviarle mensajes (con dos tildes), las sospechas de un posible bloqueo pueden comenzar a confirmarse.


También es importante aclarar que los mensajes enviados al momento de estar bloqueados nunca serán recibidos por el destinatario, aún después de que este decida desbloquear al remitente. Esos mensajes ya no se reciben.