16.1 ºC Ahora en
Junin, Buenos Aires
Viernes, 16 Abril 2021
Locales  Domingo 04 de abril de 2021 - 12:25 hs.                455
  Locales   04.04.2021 - 12:25   
El ocurrente colectivo
¿Mamá qué comemos hoy?
Por: Juan José Chano Plano (tiempo de lectura: 9 min).

Desde hace varios años una nueva controversia llegó a nuestra mesa y amenaza con no resolverse, alimentos modificados genéticamente ‘SÍ’ o alimentos modificados genéticamente ‘NO’. Aunque como veremos deberíamos llevar la discusión a… ‘alimentos modificados genéticamente ¿CÓMO?’


¿Qué son las OMG?

Entre otros homónimos que no vienen al caso, la sigla O.M.G. refiere al Organismo Modificado Genéticamente. El significado abierto implica la alteración provocada a través de laboratorio del elemento genético que compone un organismo vivo. Hay varios grupos de OMG pero la más polémica es la que termina modificando los genes de los alimentos consumidos por el ser humano, los cuales son muy resistidos por los naturalistas. Cosa que no ocurre con la medicina transgénica, la cual es generalmente aceptada a pesar que básicamente posee los mismos principios.


Desde el comienzo de la vida terrestre se han modificado plantas y animales, y ello no solo desde ‘la evolución de las especies’ teorizada y demostrada por Charles Darwin, sino también el ser humano a influenciado el entorno biológico de acuerdo a su producción y consumo. Durante el paso de los siglos diferentes culturas han perfeccionado principalmente la agricultura y por supuesto el reino animal de acuerdo a su conveniencia. Seguramente un grano de maíz de hace 5000 años no tuvo ni el tamaño, ni el poder alimentario actual, por dar un ejemplo. Esa evolución incluyendo las cruzas y experimentos a prueba y error introducidas por el hombre se las denomina naturales.


Por el contrario, las realizadas a partir del último cuarto del siglo anterior mediante la ciencia, el laboratorio y la rigurosidad, parecieran carecer de ética y provocan cuestionamientos cuasi religiosos. Pero cada una de las partes interesadas sabe fundamentarse y hacen lobby a sabiendas que hay mucho en juego. El meollo de la cuestión está enfocado en la inseguridad ambiental y en la inocuidad, achacables a las prácticas OMG. El análisis de riesgos es un proceso que consta de tres componentes: la evaluación, la gestión y la comunicación de los riesgos.


Pero también existe un recelo hacia los grupos de poder, el acceso a la tecnología, los derechos, las patentes y hasta no pocos prejuicios y miedos que el progreso siempre ha debido sortear. La historia está plagada de ejemplos de personajes perseguidos por defender una idea, un descubrimiento o una nueva verdad. Pero también de los otros ambiciosos e irresponsables.


Una vez más las OMG llegan de la mano del capitalismo y el enorme poder y antagonismo que ello suscita. Sin embargo, China a la hora de resolver la cuestión no se andará con demasiados miramientos, lo hará con la razón o excusa (según usted prefiera), de que tiene que alimentar 1.300 millones de habitantes. Justificado ello, en el cambio climático que afectará indefectiblemente la producción de trigo, arroz, y maíz para el 2050, sumado al irreversible crecimiento demográfico. Previsor, el gobierno del gigante asiático invierte aceleradamente en la investigación de granos y animales modificados genéticamente, prometiendo mantener altos estándares de control.


¿Y el resto del mundo que hará?

Nada por supuesto, con que altura moral el resto de las potencias mundiales basarían un planteo que se lo impida. Por ende, la carrera ya se largó y la bandera a cuadros está en manos del gigante asiático. 


Conozcamos un poco más ambas posiciones…

Este avance científico para modificar los genes de un determinado ser vivo, mejora la producción en calidad y cantidad, pero además puede programarse para resistir plagas múltiples. Se afirma con toda seguridad que elimina el elemento fortuito y disminuye el tiempo de verificación que conlleva un proceso teóricamente natural realizado por los mismos productores.


Con la posibilidad de incorporar insecticidas en la misma simiente del grano, para que cuando los insectos lo ataquen encuentren su exterminio. Se le denomina proteína BT, sería una bacteria presente naturalmente en los suelos y granos que producen una proteína tóxica para algunos tipos de larvas y bichos indeseables. La planta generaría su propio insecticida, eliminando el daño colateral hacia el resto del hábitat. Parece preocupante, pero según los expertos no sería de peligrosidad para el ser humano, ni para animales no insectívoros. Volvemos al tema de los intereses, las empresas que actualmente se dedican a la fumigación es de suponer que no estén del todo de acuerdo con esta solución que los sacaría de la cancha o mejor dicho del campo. Sin embargo, sabemos que la tecnología del glifosato no se sostendrá a futuro porque las plagas cada día son más resistentes y el consumo mayor.


Quienes se oponen a las nuevas prácticas, creen que sería posible que los nuevos cultivos agreguen características no deseadas a los tradicionales a través de la polinización. Ese argumento se caería valiéndose de semillas estériles, cosa posible en la actualidad, por cierto. Pero los agricultores estarían obligados a comprar todos los años las semillas porque las almacenadas de una propia cosecha serían infértiles para la siguiente.  Provocando un estado de dependencia máxima hacia compañías privadas y/o estados gubernamentales.


Uno de los miedos más establecidos entre un alimento transgénico y el equivalente tradicional es el presunto perjuicio para la salud. Cosa que aun, no ha podido demostrarse tras años de investigación.


Mientras las OMG se presentan como una solución a los cambios que deben obligadamente impulsarse a la agricultura futura, según sus defensores es un partícipe necesario por el contrario de lo que se les achaca de sumarse al problema ambiental.


Ciertamente hay muchos interrogantes que rondan el tema… como por ejemplo: el patentamiento y la dominación alimentaria, los pueblos fumigados, la redistribución de la riqueza, la contaminación de las reservas de agua dulce por el descarte irresponsable de envases nocivos entre otros. Todos argumentos válidos conociendo la voracidad empresarial y los descuidos oficiales, por lo que los organismos de control deberían prepararse para estar a la altura de las circunstancias.


Cada humano del planeta consume alrededor de dos kilogramos de alimentos por día, y el cálculo de las Naciones Unidas pronostica para mediados de siglo posiblemente la duplicación de habitantes, indisputablemente la estructura actual se verá incapacitada de resolver el problema. Los cultivos transgénicos podrían cubrir esa necesidad utilizando el territorio activo, sin la obligación expresa de sobreexplotarlos.


Con esa visión los OMG tendrían la oportunidad de cambiar drásticamente la agricultura y a la vez suavizar el irresponsable comportamiento que hace peligrar nuestra biosfera. En el contexto, Argentina a través del ANMAT ha autorizado modificadas en sus genes a plantas como la soja, el maíz y el algodón. A así las prácticas de OMG vienen con el freno de manos estirado debido a la radicalización de las posiciones antagónicas. Uno tiende a pensar que, deberían aprobarse las que realmente resulten comprobadamente inocuas para el medio ambiente y por supuesto ello incluye al hombre como especie.


Lo que nos lleva una vez más a sugerir reflexión y diálogo, porque el mundo necesita más alimentos, porque cada vez somos más resistentes como especie, porque cada vez hay más humanos habitando el milagroso planeta Tierra, y porque como hemos tratado varias veces en este espacio el mundo como lo conocimos ya no es ni será el mismo. Otra vez la balanza entre lo comercial y lo sustentable viene a interpelarnos. Como en casi todo, el equilibrio es la respuesta, pero las aspiraciones fundamentalistas de unos y otros manipulan los platos y por ende el fiel de la báscula.


Leé todos los textos de Juan José Plano haciendo click aquí.

 

Fuentes:

http://www.anmat.gov.ar/alimentos/ogm.pdf

https://es.wikipedia.org/wiki/Alimento_transg%C3%A9nico

https://www.muyinteresante.es/innovacion/articulo/ique-son-los-alimentos-transgenicos

http://www.biocop.es/blog/post/52-alimentos-transgenicos-lista-de-ejemplos

https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/diccionario/alimentos-transgenicos.html

http://www.fao.org/3/X9602s/x9602s06.htm

http://www.fao.org/fao-who-codexalimentarius/en/



COMENTA LA NOTA



‹‹ volver atrás